A tres meses de que se concrete la cita a las urnas para el plebiscito de salida, el trabajo de la Convención Constitucional sigue levantando debates, así como el contenido del texto final.

Un escenario en el que la convencional de Vamos por Chile, Marcela Cubillos proyectó que gobernar con ideas distintas al Frente Amplio y al Partido Comunista “va a ser inconstitucional”. Asimismo, planteó la incertidumbre de cómo hacer un programa de gobierno con otras ideas “si en la Constitución te van a dejar amarrado”. 

En una nueva edición del Podcast Constituyente de El Líbero, la también exministra, junto con el constitucionalista Germán Concha, abordaron los principales acontecimientos de la semana como el rechazo de la mayoría de las normas transitorias.

Cubillos sostuvo que el texto pondría límites a quienes quieran establecer ideas distintas a las de la izquierda. “Por ejemplo, en materia de educación los principios respecto a la libertad de cátedra son los que ellos señalan, no otros. La manera de entender la paridad o la inclusión es la que ellos señalan en el texto, no otra. La otra manera de entender la participación de la mujer o de otros grupos es inconstitucional y así podríamos seguir en cada una de las materias”, señaló.

«El borrador es el programa de gobierno de la coalición de Boric”

A pesar de que durante la Cuenta Pública el Presidente Boric no llamó a votar por una u otra opción, sí valoró el origen del proceso. El Mandatario aseguró que “en el momento más crítico de nuestra historia reciente, optamos por resolver nuestras diferencias con más democracia y no con menos”. Y es sabido que las mismas fuerzas políticas del Gobierno son las que lideran la Convención.

En este contexto, Marcela Cubillos aseguró que el trabajo de la Convención “es el programa de gobierno de la coalición de Boric”. La exministra enfatizó en que en el texto se abordan conceptos opuestos a lo que representa la democracia representativa:  “Es un texto que abusa de los principios que no están delimitados, pero que al final te hacen pensar que esos principios los va a fijar la mayoría que esté en el poder en ese momento”

“¿Por qué se hace tan difícil que la gente se identifique con este texto? porque es un texto que representa fielmente solo a un sector político. En un minuto fue mayoría, eligió Presidente y eligió la mayoría de la Convención, pero no siempre va a ser mayoría y eso es lo que me preocupa más allá del texto y de lo que ha salido”, agregó. 

Sobre la actitud que ha tomado el oficialismo, la constituyente afirmó: “Lo que quieren de verdad es hacer todos los esfuerzos posibles por reeditar el primer plebiscito. Por convencer a la gente que aquí se está preguntando lo mismo que en el primer plebiscito, que es lo más absurdo que hay. Como si tuviéramos que votar de nuevo lo que se votó en octubre del 2020 de si quieren seguir con la Constitución de Pinochet o no. Uno ve que ese es un esfuerzo permanente”. 

La abogada aseguró que la izquierda es capaz de asumir que este es otro plebiscito y que la pregunta es sobre el texto de la Convención. Acción que sería para ver un beneficio electoral.

Por su parte, el constitucionalista Germán Concha planteó que se «armando una estructura ideológica» donde finalmente la Constitución hará muy difícil sostener un programa que sea distinto.

Normas Transitorias: un «maquillaje de última hora»

La jornada del jueves estuvo marcada por el rechazo del pleno de gran parte de lo emanado por la Comisión de Normas Transitorias. Atrás quedó el quórum de dos tercios para las reformas constitucionales hasta 2026. Además, de la norma que ponía fin al Senado durante el mismo año.

Tras el resultado, la comisión tendrá que elaborar  una nueva propuesta para presentar al pleno, lo que se votará por última vez a mediados de junio. 

“Aquí lo que está pasando es un sistema antireglamentario. Tratar de hacer un maquillaje a último minuto saltándose todas las reglas del juego para tratar de arreglar todo lo que puedan de una manera, dejando fuera a otro sector”, aseguró Marcela Cubillos.

La convencional asegura que para los convencionales de izquierda, que son la mayoría, el Senado no es lo «suficientemente democrático». “No es leal a este texto como decía Fernando Atria. Siempre esta Convención ha girado en torno a que ellos son el único organismo plenamente democrático, la democracia en Chile partió con la elección de convencionales, según ellos”, apuntó. 

“¿Por qué a este Senado le van a permitir que toque esta obra maestra?», se pregunta con ironía.

Germán Concha, en tanto, comentó que este período del trabajo de la Convención es similar a una reparación de una casa «que se remodela, pero no se demuele». “Entonces, hago una reparación tratando de que el resto del sistema no se caiga, esa es la tarea fundamental de las transitorias: hacer que la incorporación de lo nuevo calce con lo que ya existe y no genere una crisis”. 

Pero advirtió: “En la discusión es todo lo contrario, es hacer la transición con un buldócer«. Y señaló que con las normas transitorias se está «volviendo a la hoja en blanco».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta