Por más de dos horas se extendió el discurso del Presidente Gabriel Boric ante el Congreso Nacional, en lo que fue su primera Cuenta Pública. Su discurso estuvo centrado en cinco ejes (derechos sociales, mejor democracia, justicia y seguridad, crecimiento inclusivo y medioambiente) y fue más bien una proyección, una «hoja de ruta» de cómo implementará su programa de gobierno. Durante su alocución, varias veces reafirmó su compromiso para cumplir algunas de sus promesas de campaña, por lo que hubo críticas ante una «falta de novedad» en los anuncios.

Este fue el tema que abordaron los ex ministros Jaime Bellolio e Ignacio Briones en una nueva edición del Especial Mirada Líbero, donde desmenuzaron el mensaje presidencial minutos después de haber concluido.

«La Cuenta Pública fue más cercana a un programa de gobierno. Son la promesas que se van a realizar en cuatro años, y lo que falta es el cuándo y cómo (…). Hay guiños a las identidades de su propia coalición y busca acercar a su coalición porque ha visto que ha tenido una baja en su aprobación», señaló el ex vocero de gobierno.

Por su parte, el ex titular de Hacienda destacó «el tono» del Presidente: «Se parece más al de segunda vuelta, y creo que el tono y la forma siempre son súper importantes (…). Pero me parece que no hay grandes cosas novedosas. Esta es una ratificación de lo que conocimos en su programa. Con esto le dice a sus huestes que el programa sigue ahí y que no se moverán del programa«.

Las críticas «de buena fe» de Boric contra el Gobierno anterior

En su discurso, Boric también tuvo palabras de reconocimiento para la administración del ex Presidente Sebastián Piñera, por haber impulsado la Pensión Garantizada Universal (PGU) y por la labor de las autoridades del Ministerio de Salud durante la pandemia. Dando un paso más, señaló que «para nadie era fácil ni obvio cómo había que abordar la pandemia y si en algún momento fuimos injustos en las críticas, quiero reconocer que lo hicimos de buena fe y que entendemos la dificultades de afrontar algo tan complejo como una pandemia desconocida para el mundo«.

El ex ministro Bellolio valoró el gesto del Mandatario, «pero esperaríamos que el subsecretario de Salud, Cristóbal Cuadrado, quien nos trató de criminales por hacer el Pase de Movilidad, hoy por lo menos pueda decir, ‘perdón, me equivoqué’. O que dijeran que las nueve acusaciones constitucionales fueron un error, porque no creo que hayan sido de buena fe».

Además, el ex vocero planteó que «mucho de lo que se menciona y se plantea como nuevo, en verdad eran obras o proyectos que venían de antes». Y criticó que, por ejemplo, en Seguridad, agenda en la que Boric, Vallejo y Jackson rechazaron al menos 7 proyectos, «fueron muy duros para estar en contra de las medidas que hoy proponen como propias».

Con todo, Bellolio agradeció el «cambio de tono del Presidente». «No hay duda que Boric ha estado mucho mejor que sus ministros y equipo», subrayó.

Briones: «No basta solo la voluntad para que las cosas pasen»

En cuanto al capítulo económico de la Cuenta Pública, el ex ministro de Hacienda valoró que se mencionara el «crecimiento económico», sin embargo, cuestionó que «la pregunta de fondo es cómo, cuándo y con qué acuerdo, y eso no se resuelve en el discurso».

«El Presidente anuncia que este mes va a presentar la reforma tributaria e insiste en la línea correcta de hablar de un gran pacto. Me gustaría pasar de las palabras al contenido», expuso.

«Me parece olfatear en el discurso el problema que ha tenido el Presidente en estos meses, que es la creencia de que con la mera voluntad las cosas ocurren y pasan«, agregó el ex ministro.

Algunas de las iniciativas anunciadas en esta materia fueron impulsar el proyecto de ley que reduce la jornada laboral a 40 horas, la condonación del CAE a partir del 2023 y el pago de la llamada deuda histórica de los profesores. Sobre estas últimas, el ex ministro dijo que «no da por ningún lado«, ya que «la condonación del CAE son alrededor de 8 mil millones y las estimaciones de la deuda histórica son varios miles más».

«No va a ser la promesa del programa, porque sabe que no se puede hacer y y dificulto que el ministro Marcel esté disponible para eso», detalló.

En cuanto a la reforma previsional que el Presidente anunció para agosto de este año, el ex titular de Hacienda dijo: «Es súper difícil que tengamos una reforma de pensiones». A su juicio, el problema esencial, además de la taza de cotización es de base del cotizante. «Si no corriges la informalidad y las subcotizaciones, no vamos a tener mejores pensiones», concluyó.

Los temas ausentes de la Cuenta Pública

El ex vocero Bellolio, criticó que no fueran parte del discurso los temas que son prioridad para los ciudadanos. En cuanto a la materia de Seguridad, aseguró que faltaron nuevas propuestas. «No se menciona la palabra terrorismo, se menciona una vez la palabra narcotráfico y no se dice qué se va a hacer con respecto a esta materia», detalló.

«Mi impresión es que la agenda legislativa estará congelada hasta el 4 de septiembre», aseguró Bellolio. «Están bastante detenidos porque el borrador de la Constitución aún no se vota», dijo, aunque advirtió que «el Gobierno no puede ser rehén de la Convención ni de sectores radicales de su propia coalición«.

De acuerdo con Briones, uno de los grandes ausentes de este discurso fueron «la educación preescolar y escolar». Lamentó que no se mencionara luego del «terremoto educacional» que generó la pandemia y el cierre de los colegios. Además, sostuvo que «no hubo mención a las fallas del Estado, la reforma del Estado que necesitamos con urgencia». «Si una cosa desnudó la pandemia, es que tenemos un Estado que funciona súper mal en algunos temas, con abandono en los ciudadanos», cerró.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta