Entre sus objetivos políticos históricos, el Partido Comunista ha tenido siempre en la mira intervenir las Fuerzas Armadas.

Así lo ha definido en diversos congresos, programas presidenciales y documentos programáticos durante las últimas tres décadas. Y es lo que han hecho en todos los países donde han gobernado o intentado gobernar.

De hecho, en el Congreso XXI del PC en 2001 dedicaron un capítulo sobre “Democratizar las FF.AA.” En 2020, la convocatoria del XXVI Congreso volvió a dedicar un acápite a “los desafíos de una política de defensa”.

Con Galo Eidelstein (PC) como subsecretario de las Fuerzas Armadas, el partido de Guillermo Teillier está avanzando por primera vez hacia esos objetivos.

En apenas seis meses de gestión, Eidelstein ha dado pasos de clara intervención en las entidades castrenses nunca vistos en el Ministerio de Defensa Nacional desde el retorno a la democracia.

Lo primero fue despedir más de 70 funcionarios y colocar una veintena de asesores políticos, la gran mayoría militantes del Partido Comunista.

Entre otros, designó miembros del Comité Central, ex directivos de la Universidad Arcis y de la inmobiliaria Libertad, -controlada por el partido-, ex autoridades de gobierno, “lugartenientes” de Teillier y militantes.

Esos asesores llegaron a ocupar los cargos estratégicos del tercer piso del Ministerio de Defensa, en Zenteno 45, y junto al subsecretario Galo Eidelstein han llevado, en la práctica, la agenda del ministerio en los temas de mayor impacto político y de confrontación con las FF.AA., señalan fuentes del sector.

La polémica resolución de Galo Eidelstein para intervenir la educación de las FF.AA.

El paso más arriesgado del subsecretario Eidelstein hacia la intervención de las FF.AA. fue emitir la polémica resolución exenta N° 4458 del 20 de julio pasado.

En ella, intenta tomar control de toda la formación y educación del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, lo que ha generado un fuerte rechazo al interior de las instituciones, de sectores políticos y de ex ministros de Defensa, que plasmaron su molestia en un columna en El Mercurio.

Como parte del plan de infiltración, pidió a las ramas de las FF.AA. el “listado de profesores de las escuelas matrices, sus currículums y situación contractual”.

Además, les exigió informar sobre “los planes de estudio 2022” de cada asignatura/ramo que se imparte en las escuelas de oficiales y suboficiales; así como “la bibliografía existente en las bibliotecas de las escuelas matrices de oficiales y suboficiales de cada rama de las FF.AA.”.

Los “comisarios políticos” de las FF.AA.

Para cumplir la misión, Galo Eildestein reestructuró la División de Asuntos Institucionales y la Unidad de Educación Militar, para darles funciones interventoras.

La división la dirige Erick Layana Venenciano, militante de RD, de 31 años, ex jefe de gabinete del diputado Jorge Brito, quien con los amplios poderes se convirtió en un verdadero “comisario político”, cuentan en el ministerio.

Guillermo Teillier junto a Galo Eidelstein

En la Unidad de Educación Militar el subsecretario puso a cargo a un hombre de total confianza del PC y de Guillermo Teillier, Ernesto Nicolás Uribe Cifuentes.

En el segundo gobierno de Michelle Bachelet, este se desempeñó como asesor del ex ministro comunista Marcos Barraza en el Ministerio de Desarrollo Social.

Según confirmaron fuentes del sector de Defensa a este diario, Uribe es el “verdadero interventor” de las FF.AA. y de sus procesos formativos y educativos.

Congreso del PC define la “injerencia en la formación académica y planes de estudio” de las FF.AA.

Convocatoria al XXVI Congreso del PC de septiembre de 2020

Las decisiones del subsecretario se enmarcan dentro de lo definido por el Partido Comunista en materia de Defensa, según varios documentos revisados.

Apertura doctrinaria, injerencia en la formación académica y planes de estudio a nivel nacional”, plantea la convocatoria del XXVI Congreso de 2020. Lo que está realizando precisamente el subsecretario.

A su vez, el PC estableció “demandar la aplicación de la gratuidad en los procesos de selección en las escuelas matrices al igual que en todas las instituciones de educación superior”. Gratuidad que también anuncio la autoridad de Defensa.

En entrevista con El Mercurio, el subsecretario Eidelstein dijo que “estamos estudiando la posibilidad de proponer la gratuidad”.

Los comunistas también plantean reformar la justicia militar para “reducir la competencia de sus tribunales”. Así como “profundizar el debate del sistema de pensiones utilizado por las FF.AA.”.

PC quiere que haya control “sobre las actividades cotidianas de las FF.AA. y sobre todas las instituciones de la defensa”

“Es una tarea del conjunto del partido contribuir al debate y al desarrollo de las políticas públicas relacionadas con el ámbito de la defensa, fijar objetivos que orienten el actuar del conjunto del Estado en estas materias”, planteó el PC en ese documento programático.

El PC también quiere que se avance “en la conformación de un sistema de conducción y control  de las actividades de la defensa, por parte de la institucionalidad democrática, sobre las actividades cotidianas de nuestras FF.AA. y también sobre todas las instituciones relacionadas con la defensa, como el ministerio de Defensa y sus subsecretarías”.

«Al potenciar nuestro desarrollo en esta área, estaremos contribuyendo a la construcción de una alternativa de poder real que se hace cargo de la existencia de las FFAA como parte constitutiva del estado y que contribuye a encauzar el rol que estas juegan en la construcción de un Chile más democrático, de mayor igualdad social con una proyección internacional que supere las lógicas implantadas por el modelo neoliberal», agrega el texto.

Meta más que cumplida con el nombramiento de Galo Eidelstein en la Subsecretaría.

“Generar la correlación de fuerzas políticas necesaria para transitar hacia un modelo de fuerza militar conjunta, bajo el mando del Estado Mayor Conjunto, terminando con la dinámica actual donde los comandantes en jefe de las ramas castrenses deciden sobre sus áreas de manera independiente, privilegiando sus propios intereses”, dice el documento.

En el XXI Congreso de 2001, el PC establecía que “para garantizar el carácter nacional” de las FF.AA. “se pondrá fin a los tratados que las comprometen con los intereses imperialistas, y se fomentarán amplias relaciones internacionales”.

“Los militares tendrán derecho de opinión política fuera de los cuarteles, sin perjuicio de la disciplina propia de las instituciones, dejando esto de ser monopolio del alto mando en sus conexiones con los círculos más retardatarios del país”, sostiene ese documento redactado bajo la dirigencia de Gladys Marín hace más de 20 años.

Programa de Boric en FF.AA. coincide con el PC

El subsecretario Eidelstein no solo está cumpliendo los dictados del PC, sino, al mismo tiempo, el programa del Presidente Gabriel Boric en lo relativo a las FF.AA.

“El proyecto educativo institucional de cada una de las ramas de las FF.AA. debe terminar con la autonomía y descentralización. El Estado, a través del Ministerio de Defensa y el Ministerio de Educación, deben definir el carácter, objetivos y alcances de los planes curriculares de formación, además de la selección e ingreso de la juventud en las escuelas matrices, en coherencia a los actuales desafíos del conjunto del país”, sostiene el programa de Boric.

También señala que “apuesta a erradicar la división de clases y el patriarcado al interior de las FF.AA., entendiendo que estas también existen en las instituciones castrenses, al igual que en cualquier otro espacio de nuestra sociedad”. 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta