Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 02 de septiembre, 2015

Las contradicciones de Arenas y Jorrat en la investigación de la fiscalía a la precampaña

Autor:

Uziel Gomez

Las ex autoridades de Gobierno discreparon sobre el conocimiento que tenían del financista Giorgio Martelli, su empresa AyN, y los pagos que realizó por asesorías.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La investigación del financiamiento político a la precampaña electoral de la Presidenta Michelle Bachelet, en la que están involucradas las empresas SQM y AyN, dejaron al descubierto varias contradicciones en las declaraciones a la fiscalía de dos de sus principales colaboradores, Alberto Arenas y Michel Jorratt.

Ambos fueron removidos por la Mandataria de sus respectivos cargos como ministro de Hacienda y director del Servicio de Impuestos (SII), y ambos tienen una larga relación profesional desde 2007, cuando Arenas contrató a Jorrat como asesor tributario en la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda. Al asumir este gobierno, el entonces ministro de Hacienda lo nombró en el SII el mismo 11 de marzo de 2014.

Ambos, también, están vinculados por el rol que jugaron durante la pasada campaña de Bachelet en la redacción de la reforma tributaria, incluso durante 2012, mucho antes de que la Mandataria decidiera repostularse, decisión que anunció públicamente en marzo de 2013.

Las declaraciones ante la fiscalía, liderada por Sabás Chahuán, arrojaron al menos tres contradicciones sobre los pagos y la relación y conocimiento que tenían de la empresa AyN, propiedad de uno de los encargados de las finanzas de las campañas de Bachelet, Giorgio Martelli, y que se utilizó para pagar los servicios de una veintena de colaboradores, entre ellos el ex ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo. La tercera discrepancia dice relación con las presiones que recibió el SII para no presentar una querella en contra de SQM.

Arenas versus Jorrat

Ante la pregunta de cuándo conoció a Martelli, Arenas aseguró que recién en noviembre de 2013, mientras era jefe de programa del comando presidencial, y que tampoco conocía su empresa AyN, sino que se enteró “ahora por los medios de prensa”.

En cambio, Jorrat dijo que conoció a Martelli el 11 de marzo de 2012 a través de un correo electrónico, y luego se juntaron en un café Tavelli de Providencia para firmar un contrato. “Como no nos conocíamos nos describimos físicamente para reconocernos. En esa reunión, en un tiempo aproximado de 10 minutos, firmé el contrato y fue la única vez que vi al señor Martelli y nunca le entregué un informe”.

Sobre los pagos que hizo AyN a Jorrat mientras elaboró los estudios en 2012 que se convertirían en la reforma tributaria, hay una evidente contradicción. Mientras Arenas aseguró que “no acordó forma de pago o remuneraciones con Jorrat”, e insistió en que “yo no acordé el precio por los servicios del señor Jorrat”, éste entregó detalles de toda la negociación con Arenas, en que acordó recibir un sueldo mensual de $1 millón por trabajar un día a la semana.

“Con Martelli no traté el precio por los servicios, ya que eso fue acordado por Arenas entre diciembre de 2011 y enero de 2012 (…)  A veces me olvidaba de emitir boletas y Arenas me enviaba correos recordando que debía emitirlas”.

El ex director del SII y autor de la polémica reforma tributaria, que luego impulsara como proyecto de ley el entonces ministro Arenas, declaró ante la fiscalía  que su “contraparte siempre fue Alberto Arenas y yo entendía que AyN era quien financiaba esos estudios. El  29 de enero de 2012 recibí un correo de Arenas, con copia a (Fidel) Miranda y (Jorge) Rodríguez, en el que nos indicaba los datos de la sociedad a la que debíamos emitir boletas de honorarios, y que correspondía a la empresa con que debíamos firmar el contrato, AyN”. Lo que deja en duda la afirmación de Arenas de que conoció a dicha empresa por los medios de prensa.

Incluso, aseguró que  “no pregunté nunca a Arenas cuál era su relación con AyN. En todo caso era una relación muy directa”.

El conocimiento sobre las eventuales presiones del Ministerio de Interior hacia el SII para que  no presentara una querella tributaria en contra de SQM tiene versiones encontradas. Arenas dijo  no tener registro o información de una molestia del ex ministro Peñailillo, y que el único recuerdo que tenía era que su jefa de gabinete, Andrea Palma, le informó una solicitud del ministro del Interior para que un asesor de esa cartera se reuniera con Jorrat. También dijo recodar que la reunión se trató sobre “el alcance de la querella que se refería a SQM”.

Pero Jorrat detalló todas las presiones que recibió desde el Ministerio del Interior, las llamadas de Palma haciéndole ver la preocupación de Peñailillo  y las reuniones en Hacienda con el abogado asesor de Interior, Samuel Donoso, quien también trabajaba para SQM.

El ex subdirector jurídico del SII, Cristián Vargas, declaró a la fiscalía que Jorrat le dijo que la información provenía de Interior y Hacienda y que una vez le dijo que “iba a hablar de las querellas con el ministro de Hacienda.”

Vargas también señaló que cuando la fiscalía anunció que le pediría a SQM la información contable, recibió en su oficina a Alberto Cuevas, coordinador de políticas tributarias de Arenas, “quien fue a exponerme su estrategia de solución del problema”, que consistía básicamente en negarse a entregar la información, se generaría una controversia jurídica que llevaría al Tribunal Constitucional a pronunciarse, donde existían “muy buenas posibilidades de que ese tribunal resolviera a favor del SII”.

declaraciones de Alberto Arenas y Michel Jorrat

FOTO: PABLO OVALLE  ISASMENDI / AGENCIA UNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: