Tras el contundente triunfo del Rechazo en el plebiscito del domingo pasado, y a pocos días de cumplir los seis meses en La Moneda, el Presidente Gabriel Boric realizó esta semana su primer cambio de gabinete. 

Después de una demorada y accidentada ceremonia, llegaron al gobierno reconocidas figuras de “los 30 años”, como Carolina Tohá (PPD) a Interior y Ana Lya Uriarte (PS) a la Segpres, quienes se desplegaron en sus nuevas labores.

Además, el Gobierno ajustó también el elenco de subsecretarios, premiando al PC Nicolás Cataldo con la estratégica Subsecretaría de Desarrollo Regional, luego de su frustrada llegada a la Subsecretaría del Interior por sus tuits contra Carabineros.

En un nuevo «Especial Mirada Líbero« el ex militante y timonel del Partido Socialista, y ex senador, Fulvio Rossi, conversó sobre estos temas.

«Tenemos que volver al voto obligatorio«

«Lo que ocurrió el domingo fue un verdadero terremoto. En primer lugar por la participación. Tenemos que volver al voto obligatorio, y ahí hago mi mea culpa por haber sido en su tiempo uno de los promotores del voto voluntario. Pensamos muchas cosas, pero al final la realidad nos golpeó», dijo Rossi.

«Por otro lado, el resultado (…) cuando dicen que el pueblo habló, habló, y habló muy claro, y, lejos de subestimar al pueblo, como lo han hecho muchos «aprobistas», con una pedantería, superioridad moral, paternalismo, esto de rotear a la persona humilde que vota y tratarlos de ignorantes, de mal agradecidos, uno más bien lo que tiene que hacer es lo que dijo en su minuto el Presidente Lagos y lo que dijo el Presidente Boric, respecto a que escucharon la voz de la gente», sostuvo.

«No es fácil ir contra la corriente, porque en Chile se vive la lógica de la cancelación«

Para el ex senador, «si uno analiza lo que ha ocurrido en los últimos tres años desde el estallido, uno puede darse cuenta que el pueblo estaba cansados de muchas injusticias, salió a la calle a pedir una sociedad mejor, y generó las condiciones para una Convención. Pero al poco andar se elige un Congreso con bastantes equilibrios, casi empatados. Y ese mismo pueblo, cuando ve mentes afiebradas y refundacionales, les dice no«.

Además, valoró el rol que cumplió Amarillos x Chile durante la campaña, agrupación en la que participa: «Fue el primer grupo con gente de centroizquierda que se atrevió a decir que estaban preocupados, se generaron alertas con un ánimo constructivo (…). Hay que destacar a figuras que se atrevieron a salir al paso. No es fácil ir contra la corriente, porque en Chile se vive la lógica de la cancelación«

«Que Boric ponga en el equipo político a dos personas que están en el ADN de la ex Concertación es reconocer que estaba equivocado»

«Creo que la señal que envía el Presidente Boric es muy contundente«, dijo el ex senador sobre el cambio de gabinete en donde ingresaron dos figuras emblemáticas de la Concertación, como Carolina Tohá -con quien estuvo casado- y Ana Lya Uriarte.

«Recordemos que Boric y el FA hicieron campaña no contra la derecha. El FA surgió en una crítica despiadada respecto de la Concertación y los 30 años de transición democrática. El adversario era el Partido Socialista, y mi generación era un problema. Entonces ver hoy que decide colocar en el equipo político a dos personas que están en el ADN de la Concertación, que trabajaron con Lagos, con Frei, con Bachelet y que son concertacionistas y mujeres inteligentes, es reconocer que estaba equivocado», sostuvo.

«A Carolina Tohá y Ana Lya Uriarte les llovían las críticas de quienes hoy mismo las aplauden«

El ex timonel del PS señaló que «esto significa una reivindicación de lo que fueron los 30 años, más allá de toda caricatura», y que «claramente este es un golpe muy fuerte a los sectores más extremos del FA y del PC. A Carolina Tohá y Ana Lya Uriarte les llovían las críticas de quienes hoy mismo las aplauden. Y eso hay que verlo como un reconocimiento de los errores».

«Ambas ministras van a hacer lo posible por llevar la fiesta en paz y por tener un diálogo que permita gobernar, no me cabe la menor duda», enfatizó.

«El PC no llega al final del gobierno, se va a producir un quiebre en la coalición«

También, el ex militante del PS sostuvo que «yo siempre he pensado que el PC no llega al final del gobierno, se va a producir un quiebre en la coalición. Siento que Boric tiene una pulsión en su corazón y en su mente por mirar la socialdemocracia en su mejor versión».

Explicó que «él se da cuenta incluso de sus propios errores, pero no se siente cómodo. Se está empezando a poner incómodo con quiénes impiden que este gobierno tenga más sintonía con la ciudadanía y pueda ser exitoso».

«Para sacar adelante la agenda de reformas se requiere de grandes acuerdos, y los grupos más ultrones se enamoran mucho de los medios, de los procesos, pero se olvidan de los resultados. El PC es más un problema que un aporte«, agregó.

«La señal que se ha dado es sacar las ideas más afiebradas de la ultra izquierda y colocar a gente más sensata»

En relación a las palabras del senador Daniel Núñez (PC), advirtiendo que “si el gobierno deja de lado su programa salimos del gobierno y nos vamos a la otra vereda”, Rossi dijo que «el PC está bien complicado. Las palabras de Núñez son muy claras».

«Efectivamente el PC está en el corazón del gobierno, y hoy hay un giro que hay que reconocer. La señal que se ha dado es sacar las ideas más afiebradas de la ultra izquierda, a los refundacionales, y colocar a gente más sensata, con más capacidad de acuerdos y diálogo», afirmó.

Agregó que «el PC siempre ha estado con un pie en la calle, y otro en el gobierno (…). A estos sectores la democracia les gusta cuando están en el poder. Hoy tienen un problema, porque están dentro del gobierno».

«Para compensar al PC utilizan las mismas prácticas que ellos criticaban en el pasado«

Además, se refirió a la controversia por Nicolás Cataldo (PC). «Yo conozco a Cataldo, me tocó conocerlo cuando yo era presidente de la comisión de Educación del Senado en plena reforma en el segundo gobierno de Bachelet, y él era uno de los asesores de educación, y siempre fue una persona respetuosa, llana, colaboradora. Ahora, su expertise estaba en educación, quizá el primer error es caer en el cuoteo político y querer ponerlo en Interior, si no maneja temas de seguridad».

«No se ve bien ponerlo en Subdere, y tampoco para RD, porque sacan a Crispi y ellos se quedan sin representante del comité político. Pierden a una persona de la Subdere, que es un cargo muy relevante. De alguna manera tenían que compensar al PC, pero son las mismas prácticas que ellos criticaban en el pasado«, dijo.

«Stingo y Bassa no han abierto la boca. Los grandes líderes no se ven en el triunfo, se ven en la derrota»

Por último, se refirió al acuerdo que se está tejiendo entre las diferentes colectividades para seguir el proceso constituyente: «No estoy enamorado con ninguna idea en particular».

«Podría ser el Congreso pleno, pero con reglas claras, con un buen sistema electoral, sin estos vicios que distorsionaron la realidad y la representación. Trataría de elegir una nueva Convención, pero sí hay que considerar la voz de los expertos», sostuvo.

«Aquí hubo mucha soberbia y arrogancia, y me llama la atención que Daniel Stingo y Jaime Bassa no han emitido ninguna opinión, no aparecen diciendo nada, no han abierto la boca. Es una irresponsabilidad política. Los grandes líderes no se ven en el triunfo, se ven en la derrota».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta