Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 12 de noviembre, 2018

Diputada venezolana urge a Alta Comisionada a visitar ese país: “Bachelet ha dicho que va a vigilar a Bolsonaro; pero el gobierno de aquí lanza a opositores por las ventanas”

Autor:

Emily Avendaño

La Asamblea Nacional del país caribeño elabora un acta que será entregada en la sede de la ONU en Caracas, con testimonios de familiares de presos políticos y víctimas de violaciones a los Derechos Humanos. Han ido cinco semanas consecutivas a exigir la presencia de la Alta Comisionada y aseguran que seguirán yendo. “Michelle Bachelet tiene que venir al país”, apremió la diputada venezolana y vicepresidenta del Comité DD.HH. de la Unión Interparlamentaria Mundial, Delsa Solórzano.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La primera visita que hicieron los opositores venezolanos a la sede del Programa de las Naciones Unidad para el Desarrollo en Venezuela (PNUD) ocurrió el 11 de octubre, un día después del sepelio del concejal Fernando Albán -fallecido en circunstancias aún indeterminadas cuando se encontraba bajo custodia del Sebin, la policía política-. Ese jueves cubrieron los muros del edificio con los nombres de los más de 400 presos políticos que contabilizan en ese país.

El 16 de octubre, fueron los cuerpos de los mismos manifestantes los que quedaron dibujados en el pavimento frente a la sede de la ONU en Caracas. “Nos tiramos al piso en nombre de los 3 presos políticos que han muerto en el Sebin, pero también en nombre de todos los venezolanos que han muerto porque no tenían comida, medicinas o los asesinó la inseguridad”, escribió en su cuenta de Twitter Lilian Tintori, activista por los DD.HH. y esposa del dirigente opositor encarcelado Leopoldo López.

Así han ido sumando asistencias ante la sede de las Naciones Unidas, hasta llegar a cinco. En todas han exigido la presencia de Michelle Bachelet, como Alta Comisionada para los Derechos Humanos. El 7 de noviembre no solo asistieron los familiares de los presos políticos y las víctimas de violaciones a sus DD.HH.; la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional -equivalente al Congreso Chileno y último de los poderes públicos que queda en Venezuela que ha sido legítimamente electo- sesionó frente al organismo y aprobó una moción para recoger los testimonios de las víctimas, sus familiares, presos y ex presos políticos y activistas en un acta para presentar en la ONU “solicitando, exigiendo” que Bachelet vaya a Venezuela.

Esperamos la pronta visita de la Alta Comisionada a nuestro país, para que así se pueda constatar el hambre, la miseria y la desnutrición que viven muchos venezolanos, así como la condición de los presos políticos”.

La petición responde a la resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU del 27 de septiembre, que solicita a la Alta Comisionada que prepare un informe exhaustivo por escrito que debe ser presentado en junio.

Para los habitantes de ese país el tiempo apremia. «Venezuela no puede esperar mucho porque cada hora que pasa, y cada día que pasa, se cuenta en muertos. ¿Por qué? Porque hay una crisis humanitaria. Hay hambre, hiperinflación, crisis económica, falta de comida, de medicinas, de insumos médicos, hospitales que no están en condiciones para atender a los venezolanos», declaró Tintori en la protesta del 7 de noviembre.

Ariana González, pareja del diputado Freddy Guevara, quien lleva más de un año asilado en la embajada de Chile en Caracas también exigió la visita inmediata de Bachelet: “Qué va a pasar de aquí a junio. Creo que el sentido de urgencia es que venga ya y que entregue lo antes posible este informe para que nuestros presos políticos no sigan viviendo lo que están viviendo ahora”.

La urgencia es evidente para la diputada y vicepresidenta del Comité DD.HH. de la Unión Interparlamentaria Mundial, Delsa Solórzano, quien afirmó a “El Líbero”: «Bachelet ha dicho que va a vigilar al gobierno de Bolsonaro, que ni siquiera se ha juramentado. Qué chévere que vigile a todos los gobiernos del planeta, pero el de Venezuela no solamente está juramentado, sino que lanza a opositores por las ventanas. Aquí es más urgente que venga”.

Venezuela no puede esperar mucho porque cada hora que pasa, y cada día que pasa, se cuenta en muertos. ¿Por qué? Porque hay una crisis humanitaria».

La parlamentaria aludió así a la muerte de Albán. La versión oficial que entrega el gobierno de Nicolás Maduro es que se suicidó lanzándose desde el piso 10 del Sebin, versión en la que no confía la oposición, que exige que una comisión internacional e independiente investigue el caso. Este hecho, de acuerdo con la portavoz del Alto Comisionado, Ravina Shamdasani, va a ser investigado y se incorporará al informe, según declaró en una rueda de prensa en Ginebra el 9 de octubre.

“Le estamos pidiendo a la señora Bachelet que le tome la palabra a Maduro”

La propia Solórzano estuvo en la oficina de la Alta Comisionado el pasado 12 de octubre. Sin embargo, su respuesta ante la pregunta de qué les dicen cuando van a la ONU es: “Nada”.

Así resume la parlamentaria su visita: “Eso tiene todo un mecanismo, te atienden los relatores por área, y los representantes por país. En el caso de Venezuela hay una oficina que se ocupa. Hemos requerido directamente en la oficina que venga Bachelet y la respuesta es que ellos ya pidieron al gobierno de Venezuela las autorizaciones”. No obstante, la diputada recuerda que el propio Maduro dijo que la ex Presidenta  era bienvenida en Venezuela siempre que quisiera. “Nosotros lo que le estamos pidiendo a la señora Bachelet es que le tome la palabra a Maduro”.

Insiste: “Ella tiene el mandato de venir. Espero que cumpla con su mandato”.

La intención de los activistas de DD.HH. es continuar presionando hasta que ese viaje se concrete. “Vamos a continuar yendo semanalmente a la sede del PNUD, y desde la Asamblea Nacional trabajando conjuntamente con la sociedad civil, con apoyo mutuo en la defensa que hacemos de los DD.HH.”.

Bachelet ha dicho que va a vigilar al gobierno de Bolsonaro, que ni siquiera se ha juramentado. Qué chévere que vigile a todos los gobiernos del planeta, pero el de Venezuela no solamente está juramentado, sino que lanza a opositores por las ventanas. Aquí es más urgente que venga».

El texto que se acordó redactar por la Comisión de Política Interior todavía no está listo, cuando esto ocurra, Tintori es quien tiene la misión de entregarlo. Sin embargo, en las idas previas a la sede del PNUD también han entregado oficios. En la carta llevada el 16 de octubre, puede leerse: «Una visita realizada por la Alta Comisionada podría constatar las violaciones de los derechos humanos en los ciudadanos venezolanos, tanto de la sociedad civil, como de políticos, de los cuales presentamos casos de detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, torturas y tratos crueles». En el texto agregan que hay aproximadamente 163 militares detenidos, acusados en su mayoría de traición a la patria.

Qué va a pasar de aquí a junio. Creo que el sentido de urgencia es que venga ya y que entregue lo antes posible este informe».

«Esperamos la pronta visita de la Alta Comisionada a nuestro país, para que así se pueda constatar el hambre, la miseria y la desnutrición que viven muchos venezolanos, así como la condición de los presos políticos», escriben en el documento.

Al inicio de la sesión del 7 de noviembre, Solórzano, presidenta de la Comisión de Política Interior de la AN, recordó cómo los propios legisladores han sido víctimas. Empezando por el diputado Renzo Prieto, preso durante cuatro años y que ese día estaba sustituyendo a la diputada Gaby Arellano en la vicepresidencia de la comisión, quien se encuentra en el exilio. A esa comisión también pertenece el diputado Juan Requesens, detenido desde el 7 de agosto.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: