El desaire del Presidente Gabriel Boric al embajador de Israel, Gil Artzyeli, no solo provocó un grave incidente diplomático a escala internacional. También dañó la estratégica e histórica colaboración entre ambos países.

Chile e Israel tienen relaciones diplomáticas desde el nacimiento del Estado del medio oriente, en 1949. Es decir, hace más de 70 años.

Desde entonces, ambas naciones han mantenido una muy cercana relación en materias bien relevantes, como defensa, ciberseguridad, satélites, minería, recursos hídricos, energía y salud, entre otras.

Relación comercial de US$224 millones: Diamantes, piezas de aviones, medicinas, salmones, frutas

Como bien explican a El Líbero fuentes diplomáticas israelíes, la relación entre ambos países es más “cualitativa que cuantitativa”.

Ello, porque hay mucha transferencia de tecnología y conocimientos a Chile, que no se “monetizan” pero tienen gran valor. A lo que se suman cuantiosas inversiones de empresas israelíes.

El comercio bilateral superó los US$224 millones en 2021, según el último reporte de la Cancillería chilena. Una cifra que se ha mantenido durante los últimos seis años.

Chile importa desde Israel diamantes, productos químicos, circuitos integrados, teléfonos y redes inalámbricas y piezas de aviones. También les compra aparatos de medicina, de cirugía, odontología y veterinaria, medicamentos, insecticidas, entre otros.

Chile, en tanto, les vende salmones, celulosa, frutas, semillas y frutos secos, entre otros productos.

Israel, histórico aliado de las FF.AA. chilenas

De las numerosas áreas de colaboración israelí, quizás Defensa sea de las más profundas, emblemáticas e integrales, según diversos analistas consultados por este diario.

El Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea (FACh) tienen una estrecha relación con la industria bélica, de seguridad y ciberseguridad israelíes.

El vínculo surgió a fines de los 70, cuando Israel fue aliado clave durante los cuasi conflictos con Perú y Argentina, y Chile vivía un implacable embargo de armamentos.

En medio de las crisis de 1976 en el norte, y de 1978 en el sur, Israel fue uno de los pocos países que se arriesgó a cubrir el déficit de blindados del Ejército, frente a las poderosas brigadas peruanas y argentinas.

Israel le vendió a Chile 150 tanques M-4 y M-50 Sherman refaccionados de la II Guerra Mundial, cuya presencia ayudó a evitar nuevos conflictos. Ello ya que, durante décadas, fueron la columna vertebral acorazada hasta que fueron reemplazados por los Leopard 1 en 1998.

En ese momento fueron muy importantes para poder enfrentar y disuadir el fuerte equipamiento que había adquirido Perú en la ex Unión Soviética.

El vecino país adquirió de los soviéticos 300 tanques T-55, artillería y vehículos, más de 50 cazabombarderos Sukoi 22, buques de combate y submarinos europeos.

Desde entonces, el Ejército comenzó a utilizar tecnología israelí en el área de comunicaciones encriptada, misiles, armamentos y fusiles Gali y metralletas Uzi. Así como municiones y avanzados radares, muchos de los cuales siguen operativos en la actualidad.

El importante apoyo a la Armada en la crisis con Argentina

También en los años 70 y principios de los 80, la Armada afectada por el embargo, encontró en Israel la posibilidad de tener lanchas misileras para enfrentar a unidades similares de los países vecinos.

Las misileras “Casma”, “Angamos” y “Chipana” aún se encuentran operativas.

Lancha misilera israelí Casma de la Armada de Chile

La “Casma” participó en la Guerra de Yom Kippur y fue la primera lancha misilera del país. Llegó en enero de 1979 a Magallanes, realizando un trayecto secreto desde Israel «verdaderamente de película”, según testimonios de los marinos que la trajeron.

Tal como el Ejército, la Armada estableció rápidamente una alianza tecnológica con la industria de defensa israelí, gracias a la cual pudo acceder al moderno sistema antiaéreo israelí Barak, que tiene misiles muy sofisticados y que actualmente también tiene operativo.

Los fuertes vínculos con la FACh

Si bien el Ejército y la Armada tienen un estrecho vínculo con Israel, es la FACh la que ostenta la mayor cercanía.

La colaboración partió a principio de los años 80, cuando tecnología Braket de ese país equipó con misiles aire-aire Python 3 y radares a los Mirage Pantera.

Esos aviones llegaron desarmados de Francia, tuvieron que ser totalmente reequipados para poder ser efectivos en combate y operaron durante casi 30 años.

Aviones F5 de la FACh en Punta Arenas tienen tecnología israelí

Dado el éxito de este proyecto, la FACh decidió modernizar sus F-5 al formato Tigre III, siendo dotados de radares de última generación y de los misiles Python 4 y Derby, todo con tecnología israelí.

Estos estilizados aviones todavía siguen operativos en la región de Magallanes, de donde es oriundo el Presidente Boric.

Los que, junto a sistemas de radares y las misileras de origen israelita, siguen protegiendo el Estrecho de Magallanes y los intereses de Chile.

Otro gran proyecto de la FACh con Israel fue el avión radar Cóndor, de vigilancia aérea y marítima, que operó más de 20 años. Recién este año fue reemplazado por dos naves Boeing E-3 Sentry adquiridas a la Fuerza Aérea del Reino Unido.

Los especialistas consultados son categóricos en señalar que, sin el apoyo tecnológico de Israel, “Chile no habría podido evitar dos conflictos que habrían sido catastróficos . Tampoco habría podido tener FF.AA. modernas y disuasivas, que han permitido preservar la paz, defender nuestra soberanía y territorio”.

El sistema nacional satelital que desarrolla empresa de Israel

En mayo de 2021, el entonces ministro de Defensa Nacional, Baldo Prokurica, anunció una “nueva era espacial” con 10 satélites nacionales, y acceso a 250 dispositivos internacionales.

Lanzamiento del Sistema Nacional Espacial

La FACh está a cargo del Sistema Nacional Satelital (SNSAT), que considera la construcción de centros espaciales en Santiago, Antofagasta y Punta Arenas. Así como la construcción de ocho satélites en nuestro país, generando una importante transferencia de conocimiento.

La información de los satélites será muy valiosa no solo para la defensa, sino para las ciencias, la minería, los recursos hídricos, bienes nacionales, energía, la academia y la sociedad civil en su conjunto.

Para este proyecto satelital se hizo una licitación internacional por US$120 millones y un contrato de cinco años, que fue ganado por la empresa israelí ImageSat International (ISI). Es una empresa líder mundial en soluciones de inteligencia espacial.

La entonces embajadora de Israel, Marina Rosenberg, dijo que el nuevo Sistema Nacional Satelital de Chile “representa no solamente un nuevo hito en las relaciones bilaterales entre los países, sino también una oportunidad para profundizar el intercambio tecnológico y académico en beneficio de la gente”.

La experiencia de Israel en estrategia hídrica que mira Chile

La escasez hídrica es un grave problema que comparten Israel y Chile, con fuerte impacto en la agricultura y en diversas actividades productivas.

El riego por goteo y tecnologías de ahorro hídrico, además de una robusta institucionalidad y una cultura del cuidado del agua, son temas en que Israel asesora a nuestro país desde la década del 50.

Mesa Nacional del Agua Informe Final

En  años recientes, el desarrollo y manejo de Israel de nuevas fuentes de agua lo ha tornado en referente para la academia, autoridades y sociedad civil.

De hecho, Israel fue el unico país invitado a exponer en la Mesa Nacional del Agua, impulsada por el anterior gobierno de Sebastián Piñera. Su objetivo fue realizar un diagnóstico y plan de soluciones para enfrentar la escasez.

En esa Mesa, Israel expuso sobre su estrategia hídrica, cuya pieza artículadora es una “Autoridad del agua”, organismo técnico, autónomo e independiente que se encarga de la planificación, la fijación de tarifas y de la asignación del agua para los diversos sectores.

Dirigida por un directorio integrado por representantes de ministerios y la sociedad civil, esta autoridad “es un modelo interesante para Chile”, sostienen fuentes diplomáticas.

Además, el país asiático expone regularmente sobre su experiencia hídrica ante gobernaciones y municipios del país, y misiones chilenas viajan a conocer la experiencia.

Los focos usualmente solicitados están en tres áreas: organización de política sobre agua de largo plazo; planificación de la infraestructura hídrica y formulas de marco institucional y legal. 

En tecnologías hídricas, Israel es conocido por innovaciones como tecnologías que generan agua de la humedad del aire y mejoras al goteo tecnificado mediante inteligencia artificial. También grandes plantas desalinizadoras, detección de fugas de agua sin intervenir las cañerías, y el reúso de aguas residuales.

Colaboraciones en digitalización de la salud pública, ciberseguridad y energía

En materia de salud, Israel se ha convertido en exportador de tecnología, capacitación, sistemas y experiencias en esa materia. Tiene una tasa de satisfacción de pacientes del 90%.

Los expertos en Chile recurren habitualmente a Israel como caso de estudio, explican fuentes diplomáticas.

En particular, su modelo de cobertura universal de salud; el uso de salud digital y big data para reducir los costos y la complejidad y aumentar satisfacción. Así como el modelo de atención primaria de manejo efectivo de enfermedades crónicas, que incluye una cultura de pacientes informados y capacitados.

Ciberseguridad es otra área de colaboración con nuestro país. Israel tiene un gran avance en dicha materia, pues cuenta con una estrategia nacional de ciberseguridad que es referencial. «No solo se trata de proteger la gestión del gobierno; también empresas, infraestructuras, usuarios individuales, la vida cotidiana requiere ser protegida, y la ciberseguridad es la encargada de aquello», señalan fuentes israelíes. 

El tema ha tomado relevancia en días recientes con la masiva filtración de correos del Estado Mayor Conjunto (EMCO), debido a un ataque cibernético realizado por una red de hackers.

En energía, el aporte principal es con la tecnología fotovoltaica instalada en los paneles solares, que permite la generación de energía renovable. Sin embargo, en la última década el impacto de la innovación convirtió al pequeño país en referente de tecnologías energéticas disruptivas.

Entre otras están el almacenamiento de energía, soluciones de redes inteligentes, gestión de demanada de energía y eficiencia energética, soluciones digitalizadas, IOT (internet de las cosas) y smart cities.

Zaliasnik: “La relación entre Chile e Israel es particularmente estratégica para nuestro país”

Gabriel Zaliasnik, ex presidente de la comunidad judía, asegura a este diario que “la relación entre Chile e Israel es particularmente estratégica para nuestro país. Además de su valioso e histórico aporte en defensa durante el último medio siglo, incluye otras importantes áreas económicas, de servicios e innovación”.

Gabriel Zaliasnik, ex presidente de la comunidad judía

El abogado agrega que «la circunstancia que Israel sea la ´start up nation´, probablemente el mayor promotor de innovación en el mundo, con una expertise única en el desarrollo de talento y recursos humanos, donde se forman los grandes creadores de valor del mundo, es algo clave para Chile”.

“No es casual que Intel o Microsoft, por dar solo dos ejemplos, se vinculen tan estrechamente con Israel, ni que sus seis principales universidades estén top 100 del mundo. No se puede prácticamente pensar en el futuro de un país, sin pensar en Israel y su modelo de desarrollo. Un país sin recursos naturales, pero que tiene un PIB 4 veces superior al de Chile como resultado de su capacidad de innovación», señala Zaliasnik.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta