Actualidad Deportiva es presentado por:
Publicado el 01 de abril, 2019

Comentario: Unión Española, sin estridencias, único puntero

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Si el campeonato hubiese terminado este fin de semana, Unión Española sería campeón y Universidad de Chile estaría en la B. Este ejercicio se hace siempre y se maneja según la conveniencia de cada hincha y de cada comentarista. Como faltan 24 fechas aún, es prematuro decir que esto va a ocurrir, pero sí se puede predecir que los rojos del Santa Laura no descenderán a la B y que los azules no saldrán campeones… aunque las matemáticas digan lo contrario.

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Con el triunfo a domicilio de Unión Española (2) ante O’Higgins (0) y con el empate sin goles en San Carlos de Apoquindo entre Curicó Unido y U. Católica -que no encontró la llave para abrir el inteligente «cerrojo curicano»– los hispanos silenciosamente, y sin jugar muy bien ni muy mal, se ubicaron al tope de la tabla. Destaco en «los rojos» el bajo perfil y prudencia de sus dirigentes, cuerpo técnico y jugadores al tener al frente un micrófono o una cámara de TV; siempre mesurados y sin «alardear». Considero que hablar poco y trabajar mucho debería ser la fórmula normal para este lucrativo deporte que es el fútbol.

En el Monumental, ante 22.826 espectadores, ColoColo (2) derrotó a Iquique (0) en un partido donde los albos tuvieron que batallar duramente en el medio campo para tener la «administración del balón» y acercarse a la portería de Sebastián Pérez. Con el ingreso de Jorge Valdivia a los 57 minutos, cambió el trámite del partido; bastaron dos «toques mágicos» del Mago, para que los albos se quedaran con un merecido triunfo.

En el norte, U. de Chile (1) volvió perder, esta vez ante Antofagasta (3). Si bien es cierto que los azules mejoraron en relación a lo que venían jugando, no fue suficiente ni para traerse un punto a la capital. Universidad de Chile tuvo solo «momentos» de buen juego, como los primeros 13 minutos, en que se creó cuatro oportunidades claras de gol que no concretaron, por impericia y/o nerviosismo de sus jugadores y por la gran actuación del portero antofagastino, Agustín Rossi (23), la figura del partido. Lo de Rossi es interesante y a la vez sorprendente. Fue el arquero titular de Boca Juniors en el primer partido ante River Plate, disputado en la Bombonera, por la «discutida y enredada» Copa Libertadores 2018. El portero, por asuntos personales, no pudo fichar en el Minnesota United FC, club de la liga de EE.UU., por lo que «recaló» a préstamo en Antofagasta, transformándose en el segundo jugador más valorizado del torneo nacional, alcanzando un precio de mercado de poco mas de tres millones de dólares. Lo destaco pues tanto Antofagasta como Unión la Calera, con jugadores como Agusto Batalla y Walter Bou -ambos argentinos-, que suman un valor de seis millones de dólares, sin hacer mayor ruido conformaron planteles balanceados y competitivos.

Al final, felicitaciones a Unión Española, los punteros, un equipo trabajador, parejo y muy equilibrado, sin grandes figuras, ni «vacas sagradas» (como el Cobreloa de los años 80). Tácticamente, tienen la dosis justa de un pragmatismo necesario para obtener buenos resultados, aunque a su técnico, Fernando Díaz, no le guste que esto se diga.

 

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: