La cocina política es presentado por:
Publicado el 27 de septiembre, 2018

La cocina política de Mecha Corta: El Sunday Roast con Yorkshire Pudding de Andrés Velasco

Autor:

Mecha Corta

El que me tendrá que esperar con unos ricos platillos en el Viejo Continente será el mediático economista. Y es que el ex ministro de Hacienda de “la Señora”, ex candidato presidencial, ex candidato a senador por Maule y ex líder del partido Ciudadanos, se nos va a Londres como decano de la Escuela de Políticas Públicas del London School of Economics.

Autor:

Mecha Corta

 

Roast Beef (Asado Inglés) y Yorkshire Pudding

(Para Andrés, la Consuelo y Mecha Corta.)

Para el roast beef

Un trozo de carne de ternera

Una cebolla

6 dientes de ajo

Unas ramitas de tomillo fresco

Sal y pimienta

Para el Yorkshire pudding

150 gramos de harina

150 ml de leche

2 huevos

Sal y pimienta

 

Se nos fue el 18 y no sólo fue largo el festivo, sino que también la eterna cola de autos al sur. Bien nervioso se vio al ministro de Obras Públicas dando todo tipo de explicaciones por el horrible colapso en nuestras súper carreteras. ¡Si parece que nos pusimos todos de acuerdo para salir a la misma hora y fregarlo! En todo caso, lo comido y lo bailado no lo quita ni un infernal taco de encima. Y, por mi parte, debo confesar que no me abstuve de practicar el deporte nacional de septiembre: comer empanadas y tomar vino tinto. De hecho, me fue tan bien (y me porté tan mal) que fui incapaz de escribir mi columna de la semana pasada. ¡Las ramadas en la Sexta ardían! Pero, en fin, sobrevivimos y aquí estamos en plan détox total.

 

El que se lució fue el Presidente Piñera, quien en la Parada Militar del 19 sacó hasta las mascotas a la elipse del Parque O’Higgins. Fuimos testigos de cómo desfilaban desde cachorros hasta aviones supersónicos, incluso huasos abrazándose con gauchos argentinos, en memoria del sentido abrazo entre O’Higgins y San Martín. Fue una linda tradición republicana.

 

Y como siempre está atento a dar señales republicanas, el Presidente hizo luego un potente gesto y recibió en Palacio a los ex presidentes Ricardo Lagos y Eduardo Frei, quienes asistieron a darle su apoyo y declarar conjuntamente, en vísperas del fallo de La Haya, que se debe esperar con tranquilidad y que están seguros que no habrá sorpresas. Muy distinta a la posición de nuestros vecinos, quienes convencidos hablan de una “derrota catastrófica para Chile”. Sigo golpeado por el 18 parece, porque me cuesta entender a qué se refieren.

 

Mientras tanto, nuestra brillante primera dama, Cecilia Morel, partió rumbo a Nueva York a esperar a su marido y acompañarlo así en la Asamblea General de la ONU. Con una agenda para no aburrirse, entre su larga lista de compromisos figura un té con Melania Trump. Cecilia, aproveche la oportunidad y déle tips de cómo domar a un Presidente a esa pobre mujer, porque siempre se ve incómoda y atormentada junto a su rubio y deslenguado marido.

 

El que espero que me reciba con un delicioso “bacalao dorado” es mi gran amigo Pedro Pablo Díaz, quien parte con camas y petacas a la ciudad de Lisboa en Portugal, como dueño de casa de la embajada de Chile. Felicitaciones embajador, cambió los canguros por los jabalíes, pero estoy seguro que no renunciará a su bebida favorita: que nunca le falte Coca Cola en su cocina.

 

El que también me tendrá que esperar con unos ricos platillos en el Viejo Continente será el mediático economista Andrés Velasco. Y es que el ex ministro de Hacienda de “la Señora”, ex candidato presidencial, ex candidato a senador por Maule y ex líder del partido Ciudadanos, se nos va a Londres como decano de la Escuela de Políticas Públicas del London School of Economics. Bien por ti, hombre, y por eso mismo te vuelvo a dedicar una receta.

 

Está claro que Velasco se va con gran experiencia sobre lo que “no” hay que hacer para tener éxito en política. Porque seamos bien francos, el escándalo en que se vio envuelto su partido tras las elecciones escaló en grande y su entrevista a un matutino el domingo pasado cayó como bomba. Qué feo, Andrés, eso de desconocer a tus otrora compañeros de camarín. Escuché por ahí que te bautizaron como capitán Araya… los embarca a todos y se queda en la playa. Creo que esta canita en el país de la reina Isabel te va a venir de perilla para reflexionar y reinventar un nuevo partido.

 

Y para que me esperes con unos buenos manjares, te voy a enseñar a preparar un muy británico Sunday Roast, conocido popularmente como asado inglés o Roast Beef y, como acompañamiento, te dejo la receta del tradicional Yorkshire Pudding.

 

Vamos a la cocina e invita a la Consuelo para que te eche una manito (harta paciencia te ha tenido la mujer). Partamos por la carne, la que debes sacar del refrigerador una hora antes de cocinarla. Precalienten el horno a 190°C y, mientras tanto, tú, Andrés, con un cuchillo bien afilado, hazle al menos seis incisiones a la carne y pon un ajo en cada una de ellas. Luego, úntala con aceite de oliva y agrega tomillo, sal y pimienta.

 

Coloca la carne en una bandeja junto a la cebolla y ponla en el horno ya caliente para que se dore por media hora a 190°C. Luego baja la temperatura a 110°C y déjala asarse entre 2 a 3 horas para que vaya soltando su jugo lentamente.

 

Mientras tanto, que la Consuelo prepare el Yorkshire Pudding. Que primero prenda el horno 180°C y pase la harina por un colador. Una vez cernida, que añada los huevos, la sal, la pimienta y la leche hasta obtener una mezcla homogénea. Que tus hijas le presten sus moldes de muffins, los unte con un poco de aceite de oliva y los ponga en el horno hasta que comiencen a humear. Entonces, que los rellene con la mezcla y los deje ahí por 30 minutos.

 

Pasadas las 3 horas, saquen la carne, déjenla reposar unos 15 minutos tapada con papel metálico y un paño sobre él y luego la cortan en trozos finos. Estamos listos. Espero que cuando me reciban luzcan su mejor loza inglesa y un buen vino tinto chileno para disfrutar como es debido esta rica receta. Estaré atento a la invitación.

 

@politicaycocina

También te puede interesar: