Señor Director,

Motivo de gran preocupación, como se ha expuesto en El Líbero, es la rapidez con la que el gobierno ha saltado sobre las normas de transición, que puede llevar a una indebida acumulación de poder fáctico amparado en la ambigüedad de limites que rigen al poder establecido.

Pienso en los años venideros, en caso de aprobarse la propuesta de Constitución, tal será la contradicción entre la voluntad del poder constituyente con la costumbre, entre la vieja ley y la nueva ley, y sobre todo en la interpretación de los limites al gobierno, que es fácil anticipar que el actual presidente, respaldado por una inescrupulosa coalición, sabrá aprovecharse de tal situación con bajos artilugios con tal de concretar el proyecto de refundación.

Jorge Soto A.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta