Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 06 de junio, 2019

Juan Ignacio Brito: Parlamentarios al sacrificio

Periodista Juan Ignacio Brito

Lo que se ganó en diversidad con el fin del binominal, se perdió en estabilidad y predictibilidad con la adopción del modelo proporcional. La entrega de un número de parlamentarios puede constituir el primer paso para la recomposición del vínculo de confianza roto con la ciudadanía.

Juan Ignacio Brito Periodista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El anuncio presidencial que propone reducir el número de diputados y senadores y poner límites a la reelección despierta reacciones mayoritariamente adversas entre los afectados. Justifican su oposición no en el muy humano interés por cuidar la pega, sino en una preocupación por la supuesta pérdida de diversidad y experiencia que significaría la eventual ratificación de las medidas promovidas por el Ejecutivo.

La reforma que introdujo la proporcionalidad en las elecciones parlamentarias, redibujó los distritos y circunscripciones y aumentó la cantidad de legisladores en ambas cámaras ha servido para incorporar nuevas fuerzas al Congreso y, también, para provocar una mayor dispersión y polarización del debate parlamentario. Lo que se ganó en diversidad con el fin del binominal se perdió en estabilidad y predictibilidad con la adopción del modelo proporcional. Mientras tanto, algunos problemas subsistieron, como por ejemplo la elección de legisladores con votaciones muy bajas, “arrastrados” por compañeros de lista de alta convocatoria, o el desprestigio casi completo de la labor parlamentaria y de quienes la llevan adelante.

Al momento de la reforma, el país prefirió la diversidad por sobre la gobernabilidad. Ahora estamos en posición de apreciar más claramente las consecuencias de esa opción. Se hace hoy muy difícil conformar mayorías y partidos minoritarios adquieren un poder de negociación muy amplio, al ser ellos quienes inclinan la balanza en uno u otro sentido cuando se negocian proyectos de ley sensibles. El proceso legislativo se ha vuelto mucho más tortuoso e incierto, con la posibilidad de un veto mutuo entre el Gobierno y el Congreso que intensifique la insatisfacción popular con la actividad política o alargue la discusión de los proyectos, como ha ocurrido con la reforma tributaria, cuyo debate se extendió por nueve meses solo para conseguir la aprobación de la idea de legislar en la Cámara de Diputados.

Se trate o no de oportunismo, la iniciativa del Ejecutivo hace leña de un deterioro sostenido y masivo de la reputación de una casta que es percibida como cerrada, insensible, egoísta, privilegiada e incluso venal.

La propuesta presidencial ubica a los legisladores entre la espada y la pared. El abierto o velado rechazo que despierta en la clase política contrasta con la adhesión ciudadana que concita. Puede que los parlamentarios intenten maquillar su oposición a la idea vistiéndose con los ropajes del interés general, pero a nadie escapa que se trata de unos personajes que pretenden defender un coto que les ha sido entregado y que no están dispuestos a ceder.

Hay que preguntarse si los políticos se dan cuenta de por qué ocurre todo esto. Se trate o no de oportunismo, la iniciativa del Ejecutivo hace leña de un deterioro sostenido y masivo de la reputación de una casta que es percibida como cerrada, insensible, egoísta, privilegiada e incluso venal. Mientras esa percepción mantenga vigencia entre la opinión pública, lo único que puede pasar es que surjan más propuestas como la lanzada por La Moneda.

Quizás ofrecer un sacrificio sea una vía para que los parlamentarios puedan comenzar a revertir la mala imagen que hoy proyectan. La entrega sacrificial de un número de sus colegas puede constituir el primer paso para la recomposición del vínculo de confianza roto con la ciudadanía. Si la ofrenda no es costosa, su valor no será apreciado por la ciudadanía, que solo confirmará las arraigadas sospechas que alberga respecto de las verdaderas intenciones de la clase política.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más