Desde el 26 de septiembre El Líbero registra los ataques que ocurren en Biobío y La Araucanía en el Indicador de Violencia e Impunidad. Esta entrega es un consolidado de las cifras del mes de octubre y los principales hechos de violencia que ocurrieron en ambas regiones.

En el período entre el sábado 1 y el lunes 31 de octubre, se registraron un total de 26 ataques: 10 en Biobío y 16 en La Araucanía.

Los hechos de violencia incluyeron la comisión de al menos 33 delitos, de los cuales 11 fueron incendios y 4, robos de madera. Al menos 43 personas fueron víctimas de ellos: contratistas y empresas forestales, automovilistas, bomberos, Carabineros, funcionarios de la PDI, particulares, agricultores.

En total, los ataques dejaron 46 bienes afectados, entre los que se cuentan casas particulares, fundos, vehículos institucionales y particulares, y maquinaria. De los 26 ataques, 8 se los adjudicaron orgánicas radicales de la Macrozona Sur que dejaron lienzos aludiendo a la recuperación y el control del territorio.

25 detenidos en el primer mes de vigencia de la Ley Robo de Madera

El 27 de septiembre se publicó en el Diario Oficial la nueva ley que tipifica el delito de robo de madera. En su primer mes de vigencia, la legislación permitió la detención de 25 personas y 24 de ellos están actualmente con la medida cautelar de prisión preventiva. El 8 de octubre se detuvo el primero y el 14 a dos sujetos más.

El 19 de octubre, en el marco de un operativo de la PDI decretado por la Fiscalía en el sector precordillerano de Collipulli -en el predio Manuel Rodriguez de Forestal Mininco- nueve sujetos fueron sorprendidos realizando extracción de madera ilegalmente, siendo detenidos por los efectivos policiales.

La detención más numerosa fue el 20 de octubre. Una investigación de la Fiscalía de Alta Complejidad de La Araucanía permitió desbaratar y capturar a 12 integrantes de una organización criminal dedicada al robo de madera.

Hechos más graves del mes

La semana más violenta de octubre fue entre el 10 y el 16 de octubre. No solo por cantidad de atentados (10), sino por la gravedad de ellos. El jueves 13 un grupo de encapuchados encañonaron, destruyeron y prendieron fuego a la casa de Carmen Phillips, ex consejera regional de La Araucanía. Incendiaron su casa, bodegas, una camioneta y un tractor, y la amenazaron con matarla.

Los perpetradores dejaron un lienzo con la consigna “fuera los latifundistas del territorio mapuche. Libertad Nelson Queipul, Luis Tranamil”, adjudicando las acciones bajo la firma del LNM (Liberación Nacional Mapuche).

La primera semana de octubre el atentado que acaparó la atención fue contra personal de Bomberos. En medio de dos emergencias, el cuerpo de Bomberos de Cañete fue agredido y amenazado. Desconocidos rociaron líquidos acelerantes a los carros con sus ocupantes dentro. El Gobierno presentó una querella en contra de los responsables.

La usurpación de dos fundos en la comuna de Los Sauces, La Araucanía, también se cuenta entre los más graves. El miércoles 5 de octubre, miembros de la Coordinadora Arauco Malleco y del Lof Llollowenko -que trabaja en alianza con la CAM desde al menos 2019- ingresaron al fundo La Leona de Curin y Las Bandurrias y aseguraron que la ocupación era por «reclamación ancestral».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta