Esta es la tercera entrega del Indicador de Violencia e Impunidad en Biobío y La Araucanía, que publica todas las semanas, registrando los ataques en ambas regiones, las personas y bienes afectados y los responsables detenidos y formalizados.

En el período entre el lunes 10 y el domingo 16 de octubre, se registraron un total de 9 hechos de violencia: 2 en Biobío y 7 en La Araucanía.

Los ataques incluyeron la comisión de 14 delitos. Cuatro de ellos fueron incendios -dos a viviendas particulares y dos a vehículos- y tres fueron atentados contra la autoridad.

Debido a estos 9 hechos de violencia se registraron al menos 13 víctimas.

En total, los ataques dejaron 12 bienes afectados: 2 casas, 1 bodega, 3 autos policiales, 1 edificio de la PDI, 1 fundo, 1 tractor y 3 camionetas.

Ataque incendiario a exconsejera regional de La Araucanía

El hecho más violento de la semana ocurrió durante la madrugada del jueves 13 de octubre. Según las palabras de la dueña de casa, Carmen Phillips, a El Líbero, siete u ocho encapuchados la encañonaron y comenzaron a destruir y prender fuego a su casa en el fundo Calatayud, ubicado en la ruta Perquenco-Lautaro, del sector Quillem.

Incendiaron su casa, bodegas, una camioneta y un tractor, y la amenazaron con matarla.

LNM se adjudicó el atentado

Los perpetradores dejaron un lienzo con la consigna “fuera los latifundistas del territorio mapuche. Libertad Nelson Queipul, Luis Tranamil”, adjudicando las acciones bajo la firma del LNM (Liberación Nacional Mapuche).

Esta agrupación es de acción relativamente nueva, e inició sus actos en la zona del valle central de La Araucanía, desde donde ha comenzado a expandirse incluso a las regiones aledañas, caracterizándose siempre por su violento accionar y uso de armas de grueso calibre.

El excoordinador para la Macrozona Sur, Pablo Urquízar, señala que esta agrupación se da a conocer con fuerza a partir del 2021, naciendo a partir de exintegrantes de otras orgánicas como la CAM o la Weichán Auka Mapu.

“LNM tiene varias particularidades. La primera es que reivindica en su atentados a presos pertenecientes a otras orgánicas; lo segundo, es que mantiene fuertes vínculos de acciones conjuntas con otras orgánicas como la CAM, la Resistencia Mapuche Lafkenche y la Resistencia Mapuche Malleco, debiendo ser la única que recientemente tiene nexos con todos; y la tercera, que pese a ser nueva, ya no solo tiene influencia en Cautín en las comunas de Lautaro, Galvarino, Perquenco, Loncoche o Nueva Imperial, sino que se está trasladando a Máfil en la región de Los Ríos con un modus operando que incluye fusiles de guerra lo que da cuenta de su peligrosidad”.

Es la misma agrupación que se adjudicó el ataque incendiario contra el fundo de Juan Sutil en junio de este año, en la comuna de Galvarino, La Araucanía.

Otros hechos de violencia registrados

Los dos ataques en Biobío durante la semana fueron incendiarios. El primero fue el martes 11 de octubre y la víctima fue un contratista forestal. Cuatro encapuchados lo hicieron descender de su camioneta con armas de fuego, lo agredieron con golpes de puño y luego prendieron fuego al automóvil.

Mientras que el viernes 14 de octubre el incendio fue a una casa de verano en el sector de Quidico, un balneario tomado por las bandas. Los antisociales dejaron un lienzo que decía: «Fuera milicos y pacos del wallmapu. Libertad a los PPM (presos políticos mapuche)».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta