«Hay una campaña de propaganda política basada en mentiras, financiada con recursos públicos! (…) Toda esta publicidad engañosa es pagada por Warketing, agencia contratada por $79 millones (sin previa licitación)».

En estos términos el convencional Ruggero Cozzi denunció el pasado domingo a través de su cuenta en Twitter el uso de dineros del Estado para difundir información, que asegura es politizada, a través de las cuentas de la Convención en redes sociales sobre el contenido del borrador de Constitución.

Warketing es la agencia que contrató el órgano constituyente por $78.953.700 para el marketing del proyecto de Carta Magna y promociona sus servicios usando términos e ideas «bélicas» aplicadas a la publicidad.

«Estamos en la era de las decisiones difíciles, en la que hay que aplicar la imaginación y la creatividad en la toma de estas decisiones y donde una nueva terminología nos está llevando de la M de Marketing a la W de Warketing». La raíz de esta última palabra es war, guerra en inglés.

Lo anterior es la presentación en línea del libro Warketing, de Sergio Gajardo Ugás, quien figura en la red Linkedin a la cabeza de la agencia que fue contratada por la Convención el 4 de abril, hace 16 días. Precisamente en esa fecha, Cadem hizo públicos los resultados de la encuesta en la que por primera vez la opción del Rechazo superó al Apruebo, 46% sobre 40%.

Gajardo es exoficial del Ejército, con rango de teniente instructor de Infantería, que luego hizo estudios en comunicaciones y marketing hasta el nivel de doctorado. Estuvo en el Ejército entre 1986 y 1994. Su currículum figura en la red social Linkedin.

«Cada clic, view o like es un arma de construcción masiva para tu marca. ¿Estás listo para girar la M?», es el eslogan que aparece en la página de inicio de Warketing (www.warketing.info), en la que figura la imagen de una granada.

Asumir la labor de marketing haciendo un paralelismo con combatir en una guerra es la estrategia que Gajardo expone en el portal de Warketing y en el ya mencionado libro.

«La naturaleza de los mercados actuales es similar a un combate de múltiples frentes, donde todos luchan contra todos», dice sobre su libro en warketing.cl/libros/warketing-2021/.

La publicación, así se indica en la imagen con la que se publicita, contiene «estrategias y tácticas para enfrentar un campo de batalla impredecible».

Gajardo, que es director de la Asociación de Marketing Directo Digital Chile y presidente de la comisión de Innovación y Tecnología de dicha asociación, insiste en asumir estratégicamente el marketing como una batalla.

«El arduo combate al que diariamente se ven enfrentados los ejecutivos de las empresas, exige que piensen y actúen con iniciativa, que aprovechen toda situación de modo meditado, el valor combativo de una tropa, lo da la capacidad del comandante y de su gente», se indica en la presentación del libro.

Gajardo es ingeniero comercial de la Universidad Mayor. Cuenta con un doctorado en Comunicaciones de la Universidad de Artes, Ciencias y Comunicación y con un MBA de la Universidad de Chile. Es profesor universitario, según informa en su perfil.

Desde «ataque» hasta «resistencia», la estrategia de la agencia que contrató la Convención

«Warketing: Estrategias y tácticas para enfrentar un campo de batalla impredecible» fue el nombre de la capacitación que Gajardo dictó en Icare en marzo del año pasado.

Ataque, defensa, retirada y resistencia dilatoria figuran en el programa de su presentación como parte de las «actividades fundamentales» en el Warketing, que es su filosofía de lo que debe ser el marketing.

En la fase de «conducción táctica» las etapas que Gajardo propone son: maniobra del comandante táctico, elementos de análisis de la conducción, principios que guían al comandante, el mando táctico y actividades de la conducción táctica.

Siguiendo con el lenguaje de estrategia de guerra, en su esquema de marketing Gajardo plantea «acciones especiales», en las que incluye tribus urbanas, guerrilla y contraguerrilla, así como «armas de seducción»: la emoción y la imaginación, la comunicación eficaz y la creatividad para acelerar el crecimiento.

En cuanto a la agencia, la página web (warketing.info) no cuenta con algún menú desplegable. Se indica una dirección física en Vitacura, un correo electrónico y un número de celular. Adicionalmente, incluye los íconos de sus cuentas en Instagram, Facebook y Linkedin.

«En el campo táctico la fuerza no solo es cantidad, a ello se le debe agregar capacidad de cada persona que compone la organización, el valor, la audacia y la voluntad de vencer», se indica en la descripción de la agencia en esta última red social.

La polémica sobre cómo Warketing informó sobre derecho a la salud

«Por prestadores públicos y privados, para que cada persona pueda elegir». Esto es lo que se indicaba en una publicación en las redes de la Convención, referida al Sistema Nacional de Salud. Ya no figura en ninguna de ellas.

En la Biblioteca de Avisos de Facebook se indica con respecto al mismo que se trata de una publicidad pagada por Warketing, que ahora está «inactiva», pero que estuvo publicada el 14 y 15 de este mes.

En otra publicación en la cuenta en Twitter de la Convención se tilda de «Falso» el hecho de que «ya no existirá el derecho a elegir entre prestadores privados o públicos de salud». En este caso no se pudo verificar que se trate de publicidad pagada por la mencionada agencia.

«En las últimas semanas hemos visto una Secretaría de Comunicaciones de la Convención Constitucional que, con apoyo de diversas agencias, está ejecutando una campaña publicitaria basada en falsedades, todo financiado con recursos públicos», señala el convencional Ruggero Cozzi al ser consultado por El Líbero.

En materia de sistema de salud, por ejemplo, lo que no se le dice a la ciudadanía en esas «cápsulas informativas» es que la actual Constitución establece en el numeral 9 del artículo 19 que «cada persona tendrá el derecho a elegir el sistema de salud al que desee acogerse, sea éste estatal o privado» y que esto no figura en el proyecto de Carta Magna que terminó de redactarse el sábado pasado.

De aprobarse el borrador no estará consagrado constitucionalmente el derecho a elegir de cada persona entre un prestador u otro. Lo que el proyecto de Carta Magna garantizaría, de aprobarse, es que el sistema «podrá» estar integrado por prestadores privados, señalando además que «la ley determinará los requisitos y procedimientos para que prestadores privados puedan integrarse al Sistema Nacional de Salud».

Esta ley a su vez tendría que ser elaborada por el Congreso unicameral que se instalaría conforme al nuevo texto constitucional, instancia que además aprobaría normas por mayoría simple.

«Hemos logrado detectar varios anuncios en redes sociales con información falsa o tergiversada sobre el texto de nueva Constitución, que luego de nuestras denuncias se rectifica o baja de las redes«, agrega Cozzi.

La convencional Rut Hurtado, apunta: «El trabajo comunicacional de las agencias contratadas por la convención es grave, ya que, han tenido tres ‘errores’, que al ser consecutivos da la idea que no son errores, sino más bien parece mala fe en temas sensibles».

Warketing, elegida entre una terna sin licitación

Una de las denuncias que efectuó el convencional Cozzi es que Warketing no participó en ninguna licitación. En efecto no estaba previsto que así fuese.

La Mesa Directiva acordó el 7 de marzo de este año que el director de Estrategia Comunicacional de la Secretaría de Comunicaciones, Información y Transparencia, Nicolás Fernández, debía presentar «tres cotizaciones» para la «ejecución del gasto» en «agencia gráfica y creativa, agencia diseño de información (educación cívica), agencia producción audiovisual, agencia digital, inversión y publicidad y campaña participación ciudadana», así como «imprevistos y otros gastos menores».

Todo lo anterior, era parte del presupuesto que en esa misma fecha había presentado Fernández.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta