La llegada del comunista Galo Eidelstein Silber a la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas se convirtió en una especie de “cabeza de playa” para el arribo de todo un inédito batallón de jerarcas y militantes del Partido Comunista (PC) al estratégico Ministerio de Defensa Nacional.

En los puestos claves de jefes de gabinete, divisiones y asesores directos del subsecretario Eidelstein –cuestionado por su rol en la quebrada Universidad Arcis y el millonario préstamo que recibieron del régimen de Venezuela– llegaron cuadros de exclusiva confianza del presidente del PC, Guillermo Teillier; miembros del Comité Central del partido; ex directivos de la Arcis; de la inmobiliaria Libertad -controlada por el PC-; de las Juventudes Comunista (Jota); y ex funcionarios del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y de la División de Organizaciones Sociales (DOS).

A la Subsecretaría para las FF.AA. también arribaron Carlos Chong Campusano, hermano de la fiscal Ximena Chong -quien investiga denuncias de corrupción al interior del Ejército y una querella contra el ex Presidente Sebastián Piñera-; Manuel Alejandro Da Corte Conte, periodista venezolano exiliado del chavismo que en Chile se convirtió en un activista del PC; y Erick Alejandro Layana Venenciano, ex jefe de gabinete del diputado Jorge Brito (Revolución Democrática), miembro de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados y crítico de las Fuerzas Armadas, entre otros asesores.

Institución clave en la seguridad del país

La repartición que dirige Eidelstein en el tercer piso de Zenteno 45 es clave en la seguridad del país; ya que es la que autoriza todo el financiamiento de las adquisiciones y renovación de material bélico del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, como aviones, buques, tanques, misiles, fusiles, municiones y armamentos en general.

Otro aspecto muy sensible es que la Subsecretaría para las FF.AA. tramita todos los ascensos de los suboficiales y oficiales del Ejército, Armada y Fuerza Aérea. Lo que le entrega un enorme poder a las autoridades de ese organismo controlado por el PC.

A su vez, la subsecretaría tiene un papel preponderante en la formulación de políticas y gestión de procesos administrativos que el Ministerio de Defensa, las instituciones dependientes y las FF.AA. requieran para el desarrollo de la fuerza. Así como en gestionar los beneficios previsionales de los uniformados retirados y administrar todas las concesiones marítimas y lacustres del país.

Por ello, según comentan a la Unidad de Investigación de El Líbero ex autoridades y especialistas en Defensa; es inédito que en una subsecretaría especializada y técnica lleguen perfiles  de autoridades y asesores políticos sin experiencia previa en las materias propias de la institución; fenómeno que no se había visto desde el retorno de la democracia.

Incluso, explican las mismas fuentes, los gobiernos de la Concertación tuvieron especial cuidado en designar autoridades preparadas en materias de defensa; por considerar que este era un tema de Estado y no partidista. Además, se requieren interlocutores que entiendan el complejo mundo de las Fuerzas Armadas, sus necesidades y desafíos en seguridad nacional.

Los dirigentes PC de Arcis y de la inmobiliaria Libertad que llegaron a Defensa

Patricio Palma Cousiño a sus casi 80 años es parte del inventario del PC y ha estado siempre en la primera línea como miembro del Comité Central, el órgano político que dirige el partido.

Su contrato a honorarios en la subsecretaría para las FF.AA. es como “asesor en materias de contenidos, planificación y evaluación propios de la Subsecretaría de Fuerzas Armadas; y apoyar al desarrollo estratégico del programa de gobierno”.

Como hombre de confianza de Teillier, quien fue jefe de la comisión militar del PC y nexo entre el partido y el FPMR durante los 80′, Palma tuvo un rol protagónico en la inmobiliaria Libertad S.A., de la que fue gerente general y representante legal. Esa inmobiliaria la creó en 2004 el ex miembro del GAP y empresario Max Marambio junto al PC; y compró y vendió los inmuebles de las sedes de la Universidad Arcis en las calles Libertad y Huérfanos, que estaban avaluados en $ 1.400 millones.

Palma ingresó a las Juventudes Comunistas en 1957, y al partido en 1971. Durante la Unidad Popular fue asesor del ministro de Economía del gobierno de Salvador Allende, Pedro Vuskovic. Luego fue director nacional de Industria y Comercio del Ministerio de Economía (Dirinco); que estaba a cargo de fijar los precios de los bienes y servicios del país. Durante el segundo gobierno de Bachelet, la Presidenta lo nombró como miembro del directorio de Enami.

Otro cuadro comunista que reclutó el subsecretario para asesorarlo en “funciones en materias gremiales” es Jaime Gonzalo Insunza Becker, ex socio del directorio de la universidad y ex director de sedes regionales.

Entre 2006 y 2010  Insunza ocupó el cargo de Vicerrector Académico de la universidad, período en que el régimen de Hugo Chávez le traspasó 9 millones de dólares  a la universidad  (marzo de 2008). En ese entonces  la autoridad de Defensa trabajaba en la casa de estudios como vicerrector de gestión y finanzas y director ejecutivo.

Insunza es profesor de historia y geografía, y hermano del histórico dirigente comunista Jorge Insunza Becker, fallecido recientemente.

Los “comandos” de Teillier en Defensa

Si Galo Eidelstein es el “comandante” del batallón comunista en la Subsecretaría para las FF.AA., el “lugarteniente” es Luis Alberto Lobos Meza; su jefe de gabinete y otro de los “comandos” de Teillier.

También de la línea dura del partido en que milita desde los 19 años cuando ingresó a la Jota; Lobos fue candidato a diputado por el distrito 13  de Santiago, (San Miguel, Lo Espejo, La Cisterna, PAC, San Ramon y El Bosque); en reemplazo del entonces diputado Guillermo Teillier, quien no se presentó a la reelección para postular al Senado.

El cargo de Lobos es muy estratégico, ya que como jefe de gabinete es el superior jerárquico de los cinco jefes de división de la Subsecretaría (Asuntos Institucionales, Jurídica, Administrativa, Presupuesto y Finanzas y Auditoría). Por su escritorio pasa todo lo que llega al subsecretario, quien no firma nada sin su “mosca” o autorización.

También tiene acceso a las resoluciones que luego son enviadas a la ministra de Defensa Nacional, Maya Fernández Allende; por lo que tiene acabado conocimiento de todo lo que ocurre en la cartera.

“Estar con Teillier es estar con el pueblo”, “debemos darle continuidad a todo el avance realizado”; “vamos bien encaminados a las transformaciones sociales”. «Guillermo Teillier abrirá las puertas del Senado para lograr llevar las demandas populares”; son parte de los 85 tuits que Lobos le ha dedicado a su mentor, incluyendo un RT de homenaje al dictador Fidel Castro cuando se cumplieron 4 años de su muerte.

El tecnólogo médico es entusiasta defensor del régimen venezolano, del cual escribió en 2013: “Con alta participación, una vez más se reafirma soberana y democráticamente la revolución bolivariana en Venezuela. Vamos x ancho camino!”.

Otra “comando” del líder del PC es la jefa de la División Administrativa, Tania Sáez Romero; quien ha señalado en sus redes sentirse “orgullosa de formar parte de este glorioso partido que es presidido por este gran hombre, de una calidad humana, política y moral dignas de ejemplo”, en referencia a Teillier.

Otros que llegaron a la Subsecretaría como “asesores de gabinete” son el ex director de la División de Organizaciones Sociales, Pablo Andrés Moyano Silva;  y Roberto Campos Uribe (PC), ex seremi de Transportes en Atacama. Éste califica en sus redes sociales a los socialistas de ser “neoliberales”; y a la DC de “golpistas” y sostiene que “en el futuro las funas se harán a punta de PLR”.

A los que se suman el jefe de la División Jurídica, Juan Carlos Valdivia Salgado, ex abogado del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH); y Erick Alejandro Layana Venenciano, jefe de la División de Asuntos Institucionales, militante RD y ex jefe de gabinete del diputado del Frente Amplio, Jorge Brito.

El estilo “estalinista” se hace sentir

De la poderosa División Administrativa dependen los 500 funcionarios de la Subsecretaría; así como los departamentos de RR.HH., Tecnologías de la Información y Comunicaciones, Servicios Generales, y unidades como Planificación y Control y Bienestar.

El estilo “estalinista” de las nuevas autoridades de la Subsecretaría se notó en el despido de varios profesionales del ministerio. Abogados, periodistas, contadores y audiovisuales se les desvinculó el mismo día que fueron notificados; y varios acusan que ni siquiera se les respetaron sus feriados legales.

Esta acción generó reclamos a la Contraloría, trámites que están actualmente en curso. Esa actitud de no reconocer un derecho laboral básico como las vacaciones; contrasta con los llamados de la jefa de Administración de marchar el 1 de mayo por “los derechos laborales de los trabajadores”.

Tan pronto asumió el subsecretario Eidelstein le pidió la renuncia al vicepresidente de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional, Capredena, Mauricio García; quien había asumido por el sistema de Alta Dirección Pública. La relevancia de este organismo radica en que administra y paga las pensiones a todos los miles de ex uniformados de las Fuerzas Armadas.

El hermano de la fiscal Chong

Carlos Chong Campusano es administrador público y asumió como jefe de la División de Presupuesto y Finanzas de la Subsecretaría. Anteriormente se desempeñó en el Consejo de Defensa del Estado, en el Ministerio de Justicia y en Capredena.

Su hermana, Ximena Chong, jefa de la Fiscalía de Alta Complejidad, investiga varios casos de denuncias de corrupción al interior del Ejército, como la adquisición e instalación en el extranjero de equipos criptográficos para el intercambio de mensajes cifrados entre las agencias militares de otros países y la rama castrense chilena.

A su vez lleva la causa del excomandante en jefe del Ejército, general (R) Juan Miguel Fuente-Alba, por fraude al fisco, y un posible delito de fraude al fisco en una licitación de US$ 9 millones en el Estado Mayor Conjunto (EMC) del Ejército.

El venezolano exiliado del chavismo que se hizo comunista

Manuel Alejandro Da Corte Conte es un periodista venezolano que fue contratado en el gabinete del subsecretario para realizar “funciones”, según la escueta descripción que publicó el organismo en su página de transparencia.

Da Corte llegó a Chile hace más de una década cuando tuvo que “huir de Venezuela por culpa del chavismo”, y soñaba con regresar a esa “hermosa tierra” cuando fuera derrotado ese régimen “golpista” del “dictador socialista”, como afirmaba en su cuenta de Twitter en octubre de 2012.

En abril de 2013, demostraba ser un férreo admirador de Henrique Capriles, el líder opositor a Hugo Chávez: “levántate Henrique, lucha por los votos que restan. Te escribe un venezolano desde Chile que sólo quiere volver”; “@hcapriles desde Chile un venezolano que te manda mucha suerte! #HayUnCamino para nuestra tierra, suerte y ojalá le ganes a los bate quebrao”; «@hcapriles no dejes de luchar por el Pueblo, 200m votos no quitan el sueño”; “El chavismo es golpista, ladrones y mentirosos. Pero ya esto es mucho! Viva Capriles!»; “lo que está escrito es el camino de Capriles! El populismo se va, la pobreza, delincuencia y el golpista se va!”.

Sin embargo, a los pocos años de llegar a Chile Manuel Da Corte tuvo una profunda metamorfosis política cuando se integró al PC. En septiembre de 2015 escribía desde el cementerio de Santiago de Cuba donde está enterrado el héroe del castrismo, Frank País: “Juré luchar por la misma causa, y prometo cumplir. Venceremos”.

Sobre las FF.AA. chilenas, el ahora asesor venezolano de Defensa ha expresado que se deben “democratizar” e hizo un “homenaje al último mando militar respetuoso de la Constitución como enseñara René Schneider”.

Da Corte  fue periodista de la Jota y tiene un fuerte activismo por el PC, difundiendo los programas virtuales del ex diputado Hugo Gutiérrez y apoyando la candidatura de Daniel Jadue.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta