El Ministerio de la Defensa es uno de los que más ha tenido resonancia en medios y redes sociales tanto cuando el presidente electo Gabriel Boric anunció que Maya Fernández sería la ministra, como cuando se dieron a conocer los nombres de quienes serán los subsecretarios y se supo que Galo Eidelstein Silber, militante del Partido Comunista, fungirá como subsecretario de Fuerzas Armadas.

El futuro subsecretario, que es Ingeniero Civil Electricista de la Universidad de Chile y Psicólogo de la UNIACC, no ha pasado desapercibido en redes sociales, donde ha hecho retuit a mensajes en contra de quien fue abanderado en la carrera a La Moneda por el Partido Republicano, José Antonio Kast; así como en contra de algunas políticas del presidente Sebastián Piñera.

Eidelstein se ha hecho notar no solo en Twitter. Siendo de origen judío, su firma figuró en una carta de apoyo al alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, cuando este último fue tildado de antisemita. También estampó su rúbrica en un documento en apoyo a Boric en momentos en los que era candidato presidencial. Adicionalmente firmó documentos en contra de políticas específicas del actual gobierno.

En todo caso, la dupla que formarán Fernández y Eidelstein llama la atención, pues la futura ministra, diputada por el Partido Socialista, es nieta de Salvador Allende y su padre fue un diplomático cubano, y supuestamente también agente, que, según se afirma en varias publicaciones escritas por personas cercanas a Fidel Castro, habría enamorado a Beatriz Allende, la madre de Fernández, como parte de una misión que se le había encomendado desde Cuba.

Ha salido como miembro de la comunidad judía en defensa de Daniel Jadue

Eidelstein, que tiene un magíster en Seguridad y Defensa de la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos, forma parte de la comunidad judía en Chile. El Centro Progresista Judío Chile lo felicitó ayer en sus redes sociales por su nombramiento dentro del gobierno de Boric.

Precisamente en su carácter de integrante de esa comunidad figuró entre los 31 chilenos de origen judío que el 4 de enero del año pasado firmaron una carta en defensa de Jadue, quien para ese momento era precandidato presidencial por el Partido Comunista.

«Como ciudadanos chilenos de origen judío, lamentamos profundamente y rechazamos que el Centro Simon Wiesenthal incluyera al alcalde Daniel Jadue en la lista de los mayores incidentes antisemitas del año 2020″, se señala en el documento.

«Podemos estar en desacuerdo con expresiones u opiniones de Daniel Jadue, criticar y enfrentar sus posturas sobre Chile y el mundo, Israel y Palestina, pero no existe ninguna razón objetiva para catalogarlo como un antisemita como lo hace el informe del Centro Simon Wiesenthal», se indica en esa misma carta.

Esa fue la reacción que generó en ese grupo, en el que se incluyó Eidelstein, el ‘Top 10 de los incidentes globales antisemitas’ que el 29 de diciembre de 2020 fue dado a conocer por el Centro Simon Wiesenthal. Jadue había sido ubicado precisamente en la décima posición de esa lista.

«Utilizando fondos municipales para financiar actividades pro BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) y anti Israel, el alcalde Jadue apunta hacia la comunidad judía con perniciosas difamaciones que rememoran las de Los Protocolos de los Sabios de Sión (…) Acusa a los judíos de controlar los medios de comunicación y de doble lealtad”, fueron los argumentos utilizados por el Centro para incluir al alcalde de Recoleta en el top 10.

Apoyos a Boric y críticas al gobierno del presidente Piñera

La firma de Eidelstein también figuró en una carta de apoyo a Boric, como parte del ‘Grupo de análisis de la defensa y las Fuerzas Armadas’.

«El proyecto de gobierno de José Antonio Kast, basado en una visión autoritaria de la sociedad que militariza el orden público, limitará la posibilidad de avanzar en políticas de defensa nacional y FF.AA. coherentes con un Estado democrático de derecho (…) El programa de Gabriel Boric, por el contrario, plantea una transformación institucional de la Defensa Nacional orientada a reinsertar a las FF.AA. en una institucionalidad efectivamente democrática y republicana», se indica en el documento, emitido dos semanas antes de la segunda vuelta presidencial.

Adicionalmente, la rúbrica del futuro subsecretario también aparece en un documento titulado «Declaración Grupo de Análisis de Defensa y Fuerzas Armadas: Una Inteligencia democrática para Chile», publicado en la página del Partido Comunista de Chile.

«La Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados discute una nueva Ley de Inteligencia, que reemplazará la Ley dela ANI de 2004. La tramitación del Proyecto se inicio el 2018, pero a fines de año pasado, después  del estallido social, el gobierno de Sebastián Piñera le puso suma urgencia. El proyecto del gobierno avanza en la militarización del orden público. Este es un objetivo de política del gobierno, que ya se ha evidenció en el ‘Plan Frontera Segura’, que en el periodo anterior facultó a las FF.AA. a cooperar en el control del narcotráfico y crimen organizado en las fronteras», se señala en el documento.

La crítica a las labores de las FF.AA. en actividades referidas al control del narcotráfico es una postura que  Eidelstein ha mantenido en el tiempo. En 2019 dijo en entrevista con radio Nuevo Mundo: «Toda la experiencia de otros países demuestra el fracaso de involucrar a las FF.AA. en combate al narcotráfico». En su opinión, cita la emisora, «las Fuerzas Armadas no están preparadas para combatir el narcotráfico, ni cuentan con la legitimación social para ejercer dicha labor, dado su involucramiento permanente en casos de corrupción».

Eidelstein no solo fue crítico en cuanto al decreto relacionado a las nuevas labores de la Fuerzas Armadas, sino que además se mostró en desacuerdo con lo relativo a la licitación del litio. Sobre este asunto retuiteó al menos dos mensajes.

 

 

Retuiteó parodias en contra de Kast

Eidelstein fue activo en sus redes sociales para manifestar su postura contraria al entonces candidato del Partido Republicano, José Antonio Kast.

El futuro subsecretario retuiteó una publicación de ‘Judíxs Antisionistas contra el Apartheid’, en la que se criticaba al ya nombrado Centro Simon Wiesenthal por no haberse manifestado en contra de Kast, eso sí, sin nombrar al candidato. «Criado por un teniente Nazi y que defiende a Krasnoff, que torturó y asesinó a una judía embarazada», se señala en el mensaje.

En octubre del año pasado también le dio retuit a un video que consiste una parodia de un nazi que se niega a reconocerlo. El mensaje era titulado ‘La franja de José Antonio Kast’.

También retuiteó una publicación de la diputada PC Carmen Hertz, en el que esta aseguraba que Kast «es fascista de tomo y lomo».

Eidelstein republicó un mensaje en el que se tildaba de «fachos» a los seguidores de Kast que fueron a sembrar pasto en la Plaza Baquedano, lugar que fue blanco de destrucción al haberse convertido en sitio fijo de manifestaciones en contra del gobierno del presidente Piñera.

Director de una universidad vinculada a los comunistas, que recibió fondos del chavismo

Eidelstein fue director ejecutivo de la extinta Universidad de Arte y Ciencias Sociales (Arcis), según se indica en la página web de esta institución educativa, aunque en el documento que se entregó ayer a los medios desde la Moneda Chica se señala que era vicerrector de Gestión, Operaciones y Finanzas.

En todo caso, la mencionada casa de estudios, que cerró formalmente el 31 de enero de 2021 en medio de una crisis por supuesta mala gestión,  estuvo vinculada al Partido Comunista y, según denunciaron los medios de comunicación en su momento, recibió en enero de 2008 dineros del chavismo.

Se habría tratado de 8 millones de dólares entregados por cuenta del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela, pagaderos a 20 años, con un año de gracia y un interés anual de 3,3%.

El vínculo entre esta universidad y el ahora fallecido Hugo Chávez, se remontaba a unos meses antes, cuando en noviembre de 2007 la Arcis le dio el título de Doctor Honoris Causa al entonces líder del régimen venezolano, que para ese momento estaba de visita en Chile, en el marco de la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno.

«Una vez que desde Caracas llegó el visto bueno para estudiar el préstamo del Bandes, entidad supeditada al Ministerio del Poder Popular de las Finanzas, habrían viajado a Venezuela Juan Andrés Lagos, encargado de relaciones internacionales del PC, su compañero de partido, el vicerrector de gestión y finanzas de Arcis, Galo Eidelstein, y el propio Max Marambio, quien quería cerciorarse por sí mismo de la concreción del préstamo», informó en su momento El Mostrador.

La entonces embajadora de Venezuela en Chile, María Urbaneja, se habría encargado de afinar los detalles de la entrega del dinero. Ya para ese momento el régimen venezolano supuestamente tenía convenios de becas con la universidad en cuestión.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta