COLUMNAS DE OPINIÓN

Juan Ignacio Brito

Periodista

El Mandatario se está jugando su lugar en la historia, pero en la encrucijada que enfrenta hay harto más sobre la mesa que su destino personal, pues la situación puede degenerar de nuevo y ser la violencia la que termine imponiéndose. También es posible, sin embargo, que Piñera y su gobierno consigan poner orden y administren el conflicto, como han tratado de empezar a hacer con las medidas anunciadas. Chile y su Presidente caminan por el filo de la navaja: el equilibrio entre la guerra y la paz es precario y hoy nadie está en situación de augurar con certeza hacia qué lado se inclinará la balanza.

Seguir leyendo