Dos reconocidos asesores de políticos del Frente Amplio se sumaron al personal de la Municipalidad de Maipú tras el arribo como alcalde de Tomás Vodanovic (RD). Las contrataciones no son irregulares, pero se unen a los fichajes «éticamente cuestionables» realizadas por los alcaldes recién asumidos en Ñuñoa y Santiago, una situación que El Líbero advirtió y que ahora, a propósito de que se cumplen dos meses de las nuevas administraciones, Chilevisión amplió. 

Además de las desvinculaciones masivas, ya reportadas por El Líbero, en la Municipalidad de Maipú, el reportaje de la televisora dio a conocer otras contrataciones donde primaron las capacidades, pero también las afinidades políticas.

El alcalde Tomás Vodanovic (RD) denunció que la municipalidad se encuentra en quiebra debido a un déficit de cerca de $30 mil millones, por lo que cesó casi mil contratos. Sin embargo, llegaron al municipio reconocidos asesores de políticos del Frente Amplio luego de que Vodanovic firmara decretos alcaldicios para pactar contrataciones a suma alzada.

Sebastián Kraljevich fue contratado con una remuneración bruta de $3.389.830. Es sociólogo y fue director de estrategia de la campaña de Beatriz Sánchez, además de asesor de los diputados Giorgio Jackson y Gabriel Boric.  En el reportaje, Jorge Córdova, administrador municipal de Maipú, explica que Kraljevich fue contratado para la “preparación de vocerías, socialización de estrategias, diseño de una encuesta y gestión de redes sociales”, trabajo que debía reportar en un informe mensual. Sin embargo, el informe del mes de agosto no superaba media carilla, según expuso la nota televisiva. 

También fue contratada a honorarios Javiera Martínez, coordinadora programática del candidato presidencial Gabriel Boric. A pesar de que desde el municipio confirmaron que su labor sería hasta diciembre de 2021, sus datos y el detalle de sus funciones no están registrados en Transparencia Activa del municipio.

El alcalde Vodanovic respondió en su cuenta de Twitter a los señalamientos, y aseguró que el reportaje de Chilevisión presenta “una versión injusta y parcial de las contrataciones”. Aseguró que sobre ambos funcionarios, “se documentó su alta calificación, postgrados, experiencia y funciones clave”. Además, aseveró que “la alcaldía hoy gasta la mitad en sueldos de personal a honorarios que la gestión anterior. Son 34 trabajadores a honorarios y en cuyos salarios se gastan $34 millones al mes”.

Con respecto al informe de Kraljevich, el Alcalde de Maipú afirmó que es «falso» que este haya sido de una plana. «Ese documento es el informe de gestión, algo completamente distinto a la estrategia elaborada. El pago, además, es único, no mensual».

La nota publicada el 16 de agosto por El Líbero dio a conocer que Emilia Ríos, alcaldesa de Revolución Democrática electa en Ñuñoa, hizo tres contrataciones a familiares de políticos durante su primer mes como edil. Todas ellas fueron calificadas como “poco éticas” por los concejales de Chile Vamos de la misma comuna. “Independiente si es o no favor político es éticamente repudiable y poco transparente”, dijo en esa oportunidad Germán Sylvester (RN).

El 28 de junio, día que asumieron los alcaldes electos, inició su trabajo en la municipalidad Felipe Maltés Cañas como Director de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), uno de los cargos de confianza de los alcaldes en los municipios. Maltés, bibliotecario documentalista con Magíster en Bibliotecología, es sobrino del excandidato a gobernador de la RM, Pablo Maltés. 

En julio la alcaldesa dictó decretos para autorizar la contratación a honorarios de dos personas, cuyas remuneraciones fueron pactadas entre la propia alcaldesa y la persona que prestaría los servicios. De esa forma entró a Ñuñoa Tomás Monsalve Egaña en la Dirección de Comunicaciones, con una remuneración bruta de $2.033.899. Monsalve es psicólogo y está casado con la diputada Maya Fernández (PS), quien apoyó a Ríos durante la campaña y no al candidato de Unidad Constituyente. Además, según CHV, Monsalve se desempeñó como asesor de Fernández cuando era presidenta de la Cámara de Diputados, tiempo en que ya estaban casados.

El mismo día la alcaldesa firmó un decreto para contratar en la Dideco a Maite Martínez Rubio con una remuneración bruta de $1.694.916. Martínez es ingeniera comercial con magíster en economía y políticas públicas y pareja de Tomás Vodanovic, alcalde electo en Maipú quien comparte militancia con la alcaldesa de Ñuñoa. Consta en CHV que Martínez presentó un informe contundente y detallado sobre las funciones que desempeñó desde su llegada.

En respuesta al reportaje, Emilia Ríos tuiteó que entregaron al equipo de Chilevisión todos los antecedentes que “avalan que las personas contratadas cuentan con las credenciales académicas y laborales para cumplir sus funciones”. Sin embargo, a pesar de las aptitudes de las personas contratadas y de la legalidad de ellas debido a que no existe una norma judicial que lo regule, no se podría confirmar si primó o no la lealtad política.

Para justificar las nuevas contrataciones, Ríos afirmó: «Todo proceso de instalación requiere de personas que estén comprometidas con el proyecto político y eso pasa siempre. El Presidente tiene a sus ministros y son sus cargos de confianza y se entiende que son personas seleccionadas con la misión de sacar adelante un proyecto, no es solamente una competencia técnica… Yo me hago personalmente responsable de las personas que han llegado a trabajar, en las cuales confío y que, por supuesto, están en constante evaluación».

El exfuncionario con un juicio de cuentas en Contraloría

En Santiago, donde Irací Hassler (PC) le ganó a Felipe Alessandri (RN) quien buscaba la reelección, también se dio a conocer la contratación de un exfuncionario del municipio que tiene un juicio de cuentas abierto en la Contraloría General de la República por presunta malversación de fondos de educación en la administración de Carolina Tohá (2012-2016).

Se trataba de Gastón Llona, quien llegó a la Dirección de Educación Municipal (DEM) de Santiago, donde estuvo menos de un mes. El concejal independiente por Chile Vamos, Juan Mena, se hizo cargo de la denuncia y lo transparentó en un concejo municipal donde la edil negó la información. 

Días después el Director de Educación actual, Rodrigo Roco, confirmó la contratación y anunció que Llona ya había renunciado a su cargo. “Es lamentable que la alcaldesa no sepa lo que está sucediendo en su propia Dirección de Educación, porque ella había dicho que era falso”, dijo el concejal en esa oportunidad. 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta