A pocas semanas del plebiscito, las declaraciones del viernes del Presidente Gabriel Boric, sobre comenzar un «nuevo proceso constituyente» si el Rechazo vence al Apruebo, se tomaron la opinión pública. Así también, los posibles escenarios y vías que se abrirían luego del 4 de septiembre.

«Vamos a tener que prolongar este proceso un año y medio más, en donde va a tener que discutirse todo de nuevo a partir de cero», dijo el Mandatario desde La Moneda.

El propósito de sus dichos, según el analista político, Pepe Auth, «es la búsqueda de un efecto electoral», sin embargo, asegura que «el efecto logrado suma cero».

En un nuevo Podcast Electoral, el ex diputado explica que «hay una búsqueda por elevar el costo del Rechazo», pero a su vez, «le quita el entusiasmo al Apruebo». De acuerdo con el experto electoral, el Presidente «desarmó al bloque de su argumento principal». «Ellos venían reforzando la idea de someternos a elegir entre la Constitución de Pinochet y la de la Convención y lo desecha en una entrevista, sin una decisión colectiva. Descolocó a muchos de los suyos», plantea Auth.

«Si la disyuntiva era esa, podía tener opción de ganar la propuesta de la Convención, porque convence más de la renovación de la Constitución actual», añade.

«Para el país es bueno lo que hizo, de alguna manera siguió a Lagos de ponerse en el 5 de septiembre, pero creo que es malo para su sector. Le quita dramatismo a la elección y si algo necesitaba el Apruebo, era dramatismo», afirma Auth.

«No creo que se desfonde el Apruebo, pero tampoco que logre dar vuelta las cifras»

«Mi pronóstico sigue igual de firme», dice Pepe Auth, quien da por ganador al Rechazo con 53,4%. Según el experto, el bono anunciado la semana pasada movió «levemente» los números en las encuestas por lo que hace que sea «muy improbable una vuelta de tuerca» en menos de 7 semanas. Aunque tampoco cree que exista un «desfonde del Apruebo».

Entre las razones, explica que «el producto ofrecido por la Convención estuvo muy distante de las expectativas de la gente», pero recuerda que la gente sigue queriendo una nueva Constitución. Según la encuesta Cadem, un 74% está de acuerdo con que se inicie un nuevo proceso para que Chile tenga una nueva Constitución frente a 24% que está en desacuerdo. 

A su juicio, la manera más rápida de estar plebiscitando un nuevo texto en marzo es que el Congreso llegue a un acuerdo para conformar una comisión donde esté representada cada fuerza política. «Tendría que haber un acuerdo político entre octubre y noviembre, un acuerdo que incluyera por lo menos a 4/7, y sobre esa base decidir qué elementos positivos de la propuesta serían recogidos y que los negativos sean corregidos», propone.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta