Faltan 10 semanas para que ocurra el plebiscito que definirá si se aprueba o se rechaza el borrador de texto constitucional que elaboró la Convención; y el experto electoral Pepe Auth anticipa una ventaja “clara” de al menos 600 mil votos a favor del Rechazo. 

En su pronóstico con respecto al resultado de la elección del próximo 4 de septiembre, Auth calcula que participarán 8.800.000 electores, de los cuales 4.700.000 (53,4%) se inclinarán por el Rechazo y 4.100.000 (46,6%) por el Apruebo. 

En una nueva edición del Podcast Electoral de El Líbero, el exdiputado explica cómo llegó a esta conclusión. 

“Esto camina hacia una derrota del Apruebo”, dice. Su análisis, argumenta, parte del hecho de que basta con que uno de cada cinco electores de los que se sumaron a Gabriel Boric en la segunda vuelta presidencial se pase al Rechazo y ya eso empataría el resultado. 

“La visualización de mis redes, mis recorridos, mis observaciones, mi olfato, es que obviamente son bastantes más que uno de cada cinco de los electores y por eso me atrevo a pronosticar una elección que es estrecha: 600.000 votos de ventaja del Rechazo sobre el Apruebo; pero que es también bastante categórica, que está construida por un triunfo muy amplio en el sur y por un resultado estrecho en las regiones donde Boric ganó ampliamente la elección”, plantea.

El punto de comparación de Pepe Auth

Auth toma como punto de partida para su análisis los resultados de la segunda vuelta presidencial del 19 de diciembre; y no el plebiscito de entrada del 25 de octubre de 2020. 

En la elección de 2020 el Apruebo a la idea de iniciar un proceso constituyente obtuvo 5.892.832 votos, superando al Rechazo por 4.257.668 votos (78,28% vs 21,72%). En cambio, en la disputa entre Gabriel Boric y José Antonio Kast se acortó la brecha. De este modo el ahora Presidente Boric aventajó a Kast con un resultado de 4.620.671 preferencias versus 3.649.647 votos para el republicano (55,87% vs 44,13%).

Auth señala que la Convención se constituye como “una foto relativamente movida de la sociedad actual”, marcada “por las réplicas del terremoto social” y por la decisión de la Cámara de Diputados de permitir la inscripción de pactos electorales de independientes. En consecuencia, para el exdiputado la derecha está más cerca del 37% que sumaron sus dos listas parlamentarias o del 44% que obtuvo Kast en la segunda vuelta y no del 20% en la Convención. 

A esto agrega que la propuesta de texto constitucional está muy distanciada del Boric de segunda vuelta. “Podría decirse que está mucho más cerca del Boric de primera vuelta e incluso más a la izquierda del Boric de primera vuelta: entre Boric y Eduardo Artés podría uno poner la propuesta de la Convención”. 

Por otro lado, “el Rechazo evidentemente no está situado en el posicionamiento de Kast porque ha existido un esfuerzo significativo, de la propia derecha incluso, de disociarse de la defensa de la Constitución actual y por lo tanto de plantear el Rechazo como un nuevo intento, o la apertura de un nuevo intento de nueva constitución”, apunta Auth.

A más participación más ventaja para el Rechazo

Otro punto que releva Auth es la participación. Indica que la estimación de que asistirán casi 9 millones de electores a las urnas obedece a que en las llamadas “elecciones constituyentes” o “elecciones derivadas del estallido social” se incorporan a votar más de un millón de personas. Siendo que el plebiscito del 25 de octubre de 2020 batió el récord de participación desde que el voto es voluntario (con siete millones y medio de electores) y, luego, la segunda vuelta presidencial volvió a batir el récord con 8.360.000 participantes.

“No tengo ninguna duda, mientras más gente participe más se van a ver reflejados los datos de las encuestas y por lo tanto más amplio va a ser el resultado en favor del Rechazo”, afirma Auth. 

En cambio, sostiene que mientras menos gente participe, y solo se movilicen los más politizados o ideologizados, el resultado será mucho más estrecho “y podría incluso llegar a ganar el Apruebo si participan menos de 7 millones de personas, pero si participan 10 millones de personas obviamente esto se va a parecer mucho al 60-40 que están dando las encuestas hoy día”.

En esto, dice, influyen varios factores. El primero “es que es muy posible que el regreso del voto obligatorio y el alejamiento de la pandemia hagan reducirse la distancia de la tasa de participación joven y de adultos mayores” (menores de 35 y los mayores de 55). Luego, señala, los mayores “son los más sensibles al imperio de las normas” y, “por lo tanto, es obvio que van a ser más sensibles a la obligación”. Y tercero que funcione bien la georreferenciación y la gente efectivamente vote cerca del lugar donde vive. Elementos que contribuirían a que haya más participación en esta elección. 

Votación en regiones

Boric superó a Kast por casi un millón de votos (970.802). En detalle, la ventaja del frenteamplista se consolidó por el amplio respaldo que logró en las regiones del centro del país. 

Frente a esto, Auth afirma que “entre Coquimbo y la Región de O’Higgins, es decir Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana y O’Higgins hizo más de un millón de votos de diferencia Boric sobre Kast. Es decir, en el centro de Chile construyó su victoria, particularmente en la Región Metropolitana, donde la ventaja fue sideral”. 

Sin embargo, el pronóstico de Auth muestra que en esas regiones el resultado será muy cerrado, con una votación dividida prácticamente a la mitad. Además, la predicción de Auth da por ganador al Rechazo en 11 regiones del país. 

“Por supuesto hay todavía factores que pueden incidir, que son básicamente la inteligencia de las campañas para orientarse al voto en disputa y no a sus barras bravas y lo segundo la transversalidad que logre cada una de las opciones y particularmente el Rechazo”, asevera.

Necesaria transversalidad 

En su análisis Auth propone que el plebiscito del 4 de septiembre habría tenido un resultado garantizado si el texto constitucional propuesto hubiera sido fruto de un acuerdo transversal que incluyera al centro político y a lo menos a parte de la derecha.

Sin embargo, como eso no ocurrió, la transversalidad se convierte en un factor crucial para el resultado de la elección. Un aspecto que comienza a verse con el Rechazo y la decisión, por ejemplo, de Amarillos por Chile de llamar a votar en contra de la propuesta de la Convención. 

“Una vez que tu abres un forado empieza el vaciamiento, y creo que va a haber una especie de Camino de Santiago que van a seguir muchos. Los Amarillos primero, pero vendrá la disidencia demócrata cristiana, después vendrán grupos tipo Andrés Velasco, en fin, gente de centro izquierda que ha expresado críticas y que finalmente va a decantar hacia el Rechazo”, expone. “Si la transversalidad ciudadana y política domina, el Rechazo es posible que amplíe su ventaja”, señala

Plantea que el Apruebo incurre en un error al ver la opción del Rechazo como una “traición”: “Eso lo único que hace obviamente es reforzar al adversario”.

En consecuencia, cuestiona que la diputada comunista Carmen Hertz se refiera a los «rastrojos de la centroizquierda», los cuales son indispensables para aprobar los proyectos de gobierno. “El reflejo hasta ahora de las fuerzas del Apruebo ha sido más bien encastillarse, encerrarse y defenderse como si esa realidad fuera ficticia”, advierte.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta