El pleno de la Corte Suprema definió el nombre que completaría la quina de candidatos a Fiscal Nacional que presentará al Presidente Boric. Se trata de la tercera vez que debe hacerlo, luego que el Senado rechazara las dos nominaciones anteriores. Y la persona elegida fue Érika Maira, quien obtuvo 10 de los 18 votos disponibles.

Al mismo tiempo, se ha abierto una serie de interrogantes sobre el proceso. Particularmente se ha cuestionado que tanto el Senado como la Corte Suprema participen en él. De todo esto conversamos en Mirada Líbero con Patricio Valdés, ex ministro de la Corte Suprema y ex presidente del Tribunal Calificador de Elecciones, quien respaldó lo realizado por la Suprema, indicando que “es lo que correspondía de acuerdo a la constitución y la ley, si no podía hacer otra cosa. El artículo 85 de la Constitución es muy claro al respecto y también la ley orgánica constitucional 19.640 se pone ante todas las eventualidades”.

Aclara que llamar a un nuevo concurso, que fue lo que le habría pedido el Presidente Boric al presidente de la Corte Suprema, Juan Eduardo Fuentes, “sería ilegal e inconstitucional, mientras existan cinco o más postulantes la Corte Suprema tiene que completar la quina. ¿Cuándo debería hacer otro concurso? Cuando le falten candidatos”.

Sobre la acción que realizó el Presidente de la República, Valdés fue enfático en señalar que “a mi juicio no tuvo sentido. Sus asesores lo aconsejaron mal no más. La Corte Suprema lo único que podía hacer, de acuerdo con la Constitución y la ley, es completar la quina, lo demás habría sido un activismo judicial”.

Aún así, la duda también había quedado abierta tras los dichos de la vocera de la Corte Suprema, Ángela Vivanco, quien indicó hace unos días que “la ley no especifica en qué caso habría que llamar a un nuevo concurso y en qué caso, no; por eso, la Corte Suprema ha interpretado las normas para efectos de determinar cómo se completa la quina, como se hizo la vez anterior, y va a tener que hacerlo en esta oportunidad”.

Frente a esto, Valdés aseguró que “ella puede considerarlo así, pero yo creo que el procedimiento es absolutamente claro”.

“El Senado no debiera participar”

Respecto a la polémica que se ha abierto sobre la participación de los tres poderes del Estado en el proceso de elección del Fiscal Nacional, el ex ministro de la Corte Suprema aseguró que “si algún poder del Estado debiera desaparecer, ese es el Senado, ni la Corte Suprema ni el Poder Ejecutivo”.

Y argumentó que “el Fiscal Nacional es un partícipe o auxiliar de la justicia, para que el Poder Judicial pueda conocer, juzgar y ejecutar. Hay una etapa que es primera, la del conocimiento, y ¿cómo conoce?, a través de la investigación que hoy se hace autónomamente por la Fiscalía, como órgano autónomo. Entonces me parece muy bien que el que tiene interés en que exista una fiscalía es el Poder Judicial, y a mi juicio se debiera usar el mismo sistema que se elige para elegir ministros de la Corte de Apelaciones, que se hace una terna o quina y que el Presidente de la República decide. En este caso, el Senado no debiera participar, como creo que sí debe participar en la elección de los ministros de la Corte Suprema”.

Además, indicó que “lo que pasa es que esto no se puede mirar políticamente, porque el Fiscal tiene que servir a la sociedad a través de los tribunales de justicia. Y eso es lo que ha ido ocurriendo, regular o mal, eso se puede aquilatar”.

Por otro lado, frente a las críticas al proceso de algunos candidatos a fiscal que se han retirado del proceso, Valdés manifestó que “eso lo debieran haber dicho en un comienzo, pero ellos fueron a la audiencia pública que abrió la Corte Suprema e hicieron su presentación. Qué curioso que ahora descubren que no es transparente. El nombramiento de la quina funciona bien. Ellos son dueños de su derecho a renunciar o no, pero me parece que no pueden decir que fue por falta de transparencia porque debieron haberlo dicho al principio, cuando se llamó al concurso”.

Finalmente, respecto al proyecto de ley que se ha anunciado por algunos senadores como Felipe Kast y Alfonso de Urresti, el ex presidente del Tribunal Calificador de Elecciones indicó que “en general todas las autoridades están dando cuentas normalmente, pero no me parece que el Senado tenga que ratificarlo, en ese caso que hagan una reforma que diga que el Fiscal va a durar cuatro años, pero eso de estar ratificando no me parece y menos el poder político”.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta