Este miércoles, una nueva prórroga del Estado de Excepción para la Macrozona Sur se aprobó en el Congreso. Tal como la primera vez, la herramienta constitucional visada se «focaliza» en las rutas. Esta característica la criticaron varios miembros de la oposición, lo que llevó a que algunos dieran su voto en contra en la Cámara de Diputados.

En un nuevo Especial Mirada Líbero, Andrea Martínez, directora del Observatorio Judicial que ha estudiado las cifras de violencia en la zona sur, aseguró que «cuando no hay matiz el Estado de Excepción ha tenido mejores resultados».

De acuerdo con la abogada, han podido comprobar que esta herramienta es «la única que ha servido para reducir los índices de violencia en la Macrozona Sur». Pero advirtió que «hay una incidencia mayor en la reducción de los delitos violentos cuando se habla de un Estado de Excepción sin matices, no acotado».

La ministra del Interior, Izkia Siches, justificó ante el Parlamento que en los primeros 33 días que rige el Estado de Excepción, los eventos de violencia habían disminuido un 30,7% respecto del período inmediatamente anterior.

«Me gustaría saber a qué hacía alusión la ministra cuando hablaba del período anterior», dijo la directora del Observatorio Judicial. Añadió que comparando las cifras del Gobierno de Sebastián Piñera, entre octubre de 2021 y febrero de 2022 «la caída de los eventos violentos fue de 45%».

«Cuando ella señala que esto viene siendo más o menos en la misma línea que períodos anteriores creo que hay una discrepancia. Son 16 puntos porcentuales de diferencia. No es menor», añadió Martínez.

Además, la abogada explicó que en el decreto supremo donde se establece el Estado de Excepción «no hay referencia a lo ‘acotado'». «Sería interesante saber cómo se lleva a la práctica esa delimitación, si es que es un instructivo a las policías o una formalidad», apuntó.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta