Publicado el 8 noviembre, 2020

Matías Claro: “El país necesita hacer una especie de terapia”

Autor:

Mariela Herrera

“Esto no es algo solo de la política sino que de diversos actores y uno de esos actores son los empresarios y emprendedores, que tienen una experiencia, un conocimiento y una forma de ver la sociedad, que es importante que se recoja”, señala Matías Claro, CEO de Grupo Prisma y uno de los fundadores de Un Nuevo Equilibrio (UNE), iniciativa que busca involucrar al empresariado en el proceso constituyente. “Si nos activamos y nos preocupamos de que salga bien, tenemos una posibilidad de tener un mejor país”, subraya.

Autor:

Mariela Herrera

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Pertenece a una nueva generación de empresarios; se definió partidario del Apruebo; cree que el proceso constituyente que comienza es una oportunidad para “salir de las dificultades que estamos viviendo”. Sostiene que “la humanidad no ha resuelto los temas de inequidad y de desigualdad de oportunidades, y el taparse los ojos y decir que eso no existe es un error”. Matías Claro Figueroa, CEO del Grupo Prisma y segundo vicepresidente de Sofofa, es uno de los fundadores de Un Nuevo Equilibrio (UNE), iniciativa que convoca a empresarios y emprendedores que buscan tener un rol activo en la definición de las políticas públicas en el proceso de la elaboración de una nueva Constitución y de las temáticas que afloraron con más urgencia tras el estallido del 18-O.

Días antes del plebiscito, él y su padre, el reconocido empresario Jorge Claro, se definieron desde distintas veredas ante una nueva Constitución. Y así lo explicó Matías Claro en la ocasión: “Yo voto Apruebo. El proceso constituyente es una oportunidad para el país de discutir y llegar a un nuevo equilibrio, a mínimos comunes, y de abordar los valores que queremos tener como sociedad, partiendo desde nuestras legítimas diferencias. Esta semana circuló en medios y en redes sociales la visión de mi padre, Jorge Claro, que está por el Rechazo. Lo hemos conversado, cada uno tiene sus posiciones y visiones de cuál es la mejor opción para Chile. Lo bueno es que a pesar de nuestras diferencias, seguimos compartiendo con cariño, como padre e hijo, sin problemas”.

Un Nuevo Equilibrio se define como: “Somos un grupo de empresarios y emprendedores que nos hemos unido en la búsqueda y promoción de un nuevo equilibrio para Chile. Buscamos destacar el valor de hacer empresa, para descubrir soluciones que reactiven la economía y, al mismo tiempo, contribuyan a cerrar las brechas sociales que arrastramos sin resolver”.

Sus fundadores son: Andrés Meirovich (Fundador y Presidente de Genesis Ventures); Daniela Lorca (Fundadora y Socia de Babytuto); Javier Álvarez (Fundador y Presidente de Pares y Álvarez); Juan Manuel Santa Cruz (Presidente Lipigas); Arístides Benavente (Presidente de Komax); Diego Fleishmann (Fundador y Socio de Fintech Migrante); Jorge Pacheco (Cofundador y Director Ejecutivo de Oxxean); Matías Claro (CEO de Grupo Prisma); Bernardo Larraín (Director de Colbún); Eduardo Della Maggiora (Fundador y CEO de Burn to Give); José Antonio Garcés (Director de Embotelladora Andina); Nicolás Luksic (Director de Quiñenco); Carmen Luz Assadi (Fundadora y Socia de E-Press); Gonzalo Said (Director de Embotelladora Andina), Paulo Carrasco (Fundador y Socio Inmobiliaria Tierras Australes); Christoph Schiess (Presidente de Tánica), Rosario Navarro (Vicepresidenta de Sonda) y Juan Sutil (Fundador y Presidente de Empresas Sutil).

En entrevista con El Líbero, Matías Claro, la labor que están realizando y cómo esperan que UNE convoque a más emprendedores que quieran aportar en las áreas que han definido: País, Reactivación y Sostenibilidad.

-El lunes siguiente del plebiscito ustedes divulgaron un video en el que dicen que buscan “entusiasmar a todos los chilenos con Un Nuevo Equilibrio (UNE). ¿Cuál es rol concreto que los empresarios y emprendedores deberían jugar en esta etapa constituyente?

-Creo que no solo los empresarios y emprendedores tienen que tener un rol en lo que está viviendo el país, donde estamos viviendo un momento en que tenemos que reformular y repensar, y ver distintas formas de un nuevo pacto social. Yo siempre hablo de que el país necesita hacer una especie de terapia, terapia país, donde podamos revisar nuestros valores sociales y revisar cómo vamos a llegar a eso, y creo que muchos actores de la sociedad tienen que participar. Esto no es una cosa solo de la política y uno de esos actores son los empresarios y emprendedores, que tienen una experiencia, un conocimiento y una forma de ver la sociedad, que es importante que se recoja. Obviamente va a haber otros actores con otra opiniones, lo importante es que tengamos la capacidad de tener un diálogo, y poder conversar y tratar de llegar a acuerdos que sean razonables para el país. Si logramos hacer eso correctamente, probablemente vamos a poder salir bien de las dificultades que estamos viviendo, pero con mucho riesgo si esto se atrinchera y sigue la política de los últimos años; que ha sido una política de trinchera.

Hoy día somos un grupos de fundadores, pero queremos seguir sumando a empresas, empresarios y emprendedores de todo el país, estamos trabajando muy fuerte para subir gente de regiones”.

-¿Cree que tras el resultado del plebiscito hay un sector que busca utilizar el amplio triunfo del Apruebo? ¿Que lo esté utilizando para imponer una sola mirada?

-Nuevamente el error que hemos visto el último año es el que ha pasado con la política al no dialogar e intentar siempre imponer una sola visión. Vemos algunos sectores que prácticamente cualquier cosa que ellos piensen, significa que el 78% de los chilenos dijeron eso. Es una cosa impresionante cómo una papeleta que traía una pregunta se puede interpretar para tantas cosas. Creo que eso es un profundo error, hay un grupo demasiado diverso en ese 78% que votó por el Apruebo. No hay que acelerarse, hay que ir procesando estos temas poco a poco e ir generando espacios para que se genere la conversación. Aquí el que se trate de adueñarse de la verdad o como dicen por ahí, adueñarse de la calle, comete un profundo error.

-Ustedes han dicho que no defienden el status quo, sino que son reformistas, pero no refundacionales. ¿Cuál de esas miradas cree que se impondrá en estos años?

-Generalmente cuando vienen periodos de cambio, lo primero que uno tiene que hacer es definir qué es lo que quiere conservar, porque uno no va a cambiar todo en un año o dos, el orden lógico es preguntarse qué es lo que uno quiere conservar, qué es lo que quiere dejar, y saber que eso que va a dejar le va a producir a alguien algún dolor o susto, pero además saber qué es lo nuevo que queremos construir. Una parte importante del proceso es definir qué es lo bueno que hemos hecho. Yo creo que esas visiones que se escuchan, de que todo ha sido malo, son muy perjudiciales. Claramente algo hemos hecho muy bien en los últimos años, para pasar de ser el país más pobre de Latinoamérica a ser uno de los más ricos de la zona, haber reducido la pobreza como la redujimos; haber crecido en un montón de ámbitos, pero obviamente tenemos muchas falencias, como modernizar nuestro Estado. Debemos partir por el diagnóstico para saber qué es lo que queremos conservar. 

-¿Y hay espacio para poder sentarse para saber qué es lo que queremos conservar?

-Espero que sí. Hay muchas organizaciones que se han creado, como nosotros en Un Nuevo Equilibrio, de distintos sectores de la sociedad civil que quieren aportar en eso. Vemos que la política viene un poco atrás con sus propios incentivos, pero el proceso constitucional tiene en sí un incentivo muy importante para eso que es los dos tercios de aprobación. Eso debiera llevar a un incentivo de dialogar y llegar a acuerdos.

-¿Cómo va a funcionar UNE en este proceso?

-Lo principal es que queremos hacer una plataforma con una visión positiva del país, que si trabajamos, nos activamos y nos preocupamos que este proceso salga bien, tenemos una posibilidad de tener un mejor país para adelante.  En esto estamos empresarios grandes, pequeños, medianos. Creemos que como país somos capaces de salir adelante de esto bastante bien. 

Hay un grupo demasiado diverso en ese 78% que votó por el Apruebo. El que trate de adueñarse de la verdad, o como dicen por ahí, adueñarse de la calle, comete un profundo error”.

Estamos armando el equipo, nos vamos a dividir en tres áreas: una que se llama País, donde veremos los temas más constitucionales, políticas públicas, cómo podemos aportar desde la experiencia del empresariado y emprendedores, hacia esas políticas que son para el país. Otro grupo de trabajo es Reactivación, sobre cómo salimos del momento difícil en que estamos económicamente para el país, pero mucho más coyuntural. Y otras área de Sostenibilidad, que es cómo estamos rescatando las mejores prácticas que realizan hoy las empresas de manera de poder darlas como ejemplo para que otras empresas las pueda seguir. Esto lo queremos hacer de una manera bastante amplia. Hoy día somos un grupos de fundadores, pero queremos seguir sumando a empresas, empresarios y emprendedores de todo el país, estamos trabajando muy fuerte para subir gente de regiones, de manera de poder tener una visión lo más diversa posible

-¿Ustedes representan una nueva mirada del empresariado en este proceso?

-A lo mejor a muchos despertó. Yo venía involucrado en temas políticos, siempre me ha interesado el tema, pero así es la mentalidad humana, cuando aumentan los riesgos la gente se activa, se preocupa más, y la verdad es que Chile vivió una época bastante dorada en que nos olvidamos un poco de que los seres humanos tenemos estos problemas. Nos olvidamos de mirar cómo en Europa sigue habiendo crisis por estos mismos temas a pesar de ser países desarrollados con la capacidad de financiar muchos más beneficios sociales, pero la verdad es que la humanidad no ha resuelto los temas que tenemos de inequidad, de desigualdad de oportunidad, de que hay gente que no está llegando a cubrir sus necesidades mínimas dignas y eso es un problema, el taparse los ojos y decir que no existe es un error, lo que tenemos que ver es cómo lo vamos resolviendo razonablemente y de la manera más eficiente posible.

Lo que no puede pasar es que nos quedemos en el balcón criticando y reclamando lo que está pasando sino que aquí lo que hay que hacer es arremangarse las mangas y ponerse a trabajar”.

Todos queremos más o menos lo mismo con distintas herramientas, distintas formas de hacerlo, pero tenemos que dejar de pensar mal del que piensa distinto. Lo que hay que hacer es tratar de entender por qué piensa distinto y tratar de rescatar sus buenos puntos y esperar que el de enfrente también trate de entender la posición del que piensa distinto. Por eso queremos dar nuestra opinión sabiendo que no somos dueños de la verdad, pero sí que tenemos un punto de vista bastante importante que debiera ser considerado.

-¿Cuáles son los próximos pasos de UNE?

-Lo que queremos hacer es que funcionen bien los grupos de trabajo y desde ahí empezar a generar contenido desde los grupos de trabajos. Está la idea de que sea una organización bastante horizontal, que los grupos tengan independencia para hacer sus trabajos y vayan generando de una manera más rápida posible contenidos que le vaya dando más peso a la organización, de manera de poder ir sumando más empresarios y emprendedores que quieran abordar a un Chile mejor. Es una responsabilidad que tenemos todos en Chile, cada uno en su posición, nosotros lo hacemos como empresarios y emprendedores, otros lo hacen de distintos grupos, pero creo que aquí lo que no puede pasar es que nos quedemos en el balcón criticando y reclamando lo que está pasando sino que aquí lo que hay que hacer es arremangarse las mangas y ponerse a trabajar por el Chile que cada uno espera. Aquí cada uno va a empujar por el Chile que él quiere, pero yo creo que si todos nos esforzamos, este buque va a parar a buen puerto.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO