«Si uno quisiera saber lo que es una bolsa de gatos, el jueves presenciamos algo similar». Así grafica la convencional Marcela Cubillos la caótica sesión de la Convención Constitucional. Estaba presupuestado que se comenzara a votar el reglamento, pero constituyentes de Pueblos Originarios -a los que se unieron del Partido Comunista y de Pueblo Constituyente (ex Lista del Pueblo)- se enfrentaron con gritos a la mesa que dirige Elisa Loncón y Jaime Bassa.

Se coronó así una semana que comenzó con el engaño descubierto del convencional Rodrigo Rojas Vade sobre su estado de salud. Estos temas son abordados en el Podcast Constituyente por Marcela Cubillos, el académico y abogado constitucionalista Germán Concha y el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda.

 

 

Para explicar lo que ocurrió el jueves, la ex ministra señala que el fondo fue el quórum de los dos tercios y cómo se debían aplicar en las votaciones que estaban programadas. «Aunque la Constitución sea muy clara en decir que los reglamentos de votación y las normas constitucionales se aprueban por dos tercios, hay un sector de la Convención que se resiste a aceptar que son un órgano regulado. Para ellos, es un órgano soberano y tienen que darse las reglas que quieran. Esa es una tensión que, ahora que se están votando los reglamentos, aflora con más fuerza».

Lo que urge es un reglamento, porque Loncón y Bassa conducen sin tener atribuciones, entonces, se cometen demasiadas arbitrariedades».

Pero a Cubillos no le sorprende lo ocurrido. Y lo explica: «Esto es consecuencia de lo que ha ocurrido desde el inicio, con esta sobredimensión de los representantes de los pueblos originarios al interior de la Convención». En eso es responsable también la izquierda en que no solo les bastó que llegaran con escaños reservados sino que actúan adentro con privilegios» y que incluso definieron que fuera una integrante de los pueblos originarios quien presidiera la Convención.

«Acá lo principal es que Elisa Loncón se queda sin apoyo porque si ella llegó por los pueblos originarios y son ellos los que la insultan a gritos, tiene un problema», apunta Cubillos. Sobre el vicepresidente, Jaime Bassa, señala: «Por lo menos el Frente Amplio y el Colectivo Socialista lo siguen apoyando. Pero los dos han tenido una conducción bastante equivocada».

Y ejemplifica: «Bassa ahora dice que hay que dejar actuar a las instituciones y respetar el Derecho en el caso Rojas Vade, pero no le ha importado respetar el Derecho cuando la Convención se excede en sus atribuciones o cuando salió a enfrentarse a Carabineros para exigir que liberaran a convencionales detenidos, o cuando dice que la Convención es un poder del Estado cuando no lo es. Han sido erráticos, es una mesa que está bastante cuestionada hoy». Plantea que «lo que urge es un reglamento, porque ellos conducen sin tener atribuciones, entonces, se cometen demasiadas arbitrariedades».

En la jornada del jueves quedó, además, en evidencia la tensión que existe entre las distintas izquierdas. «Hay un choque muy grande entre Lista del Pueblo, el Partido Comunista en contra del Frente Amplio y el Partido Socialista», explica la constituyente del Distrito 11. Explica que el FA y el Colectivo Socialista «de verdad quieren avanzar en sacar un texto constitucional…. el que a ellos les gusta porque tienen los votos para escribirlo». Pero apunta: «Por otro lado, hay una posición bastante más insurreccional adentro de la Convención que quieren disputar los dos tercios, no les importa que eso llegue a la Corte Suprema, quieren llenar el proceso de plebiscitos vinculantes porque no les importa que eso entrampa el proceso».

Rojas Vade: perjurio y engaño fraudulento

El abogado constitucionalista, Germán Concha, explica los posibles escenarios para el convencional Rodrigo Rojas Vade. «La Fiscalía está investigando un eventual perjurio a partir de la declaración de intereses que hace Rojas Vade donde habría dicho que tiene una deuda proveniente de un tratamiento de cáncer y lo habría declarado bajo juramento». El punto que señala Concha es que ahora que Rojas declaró que no era verdad que padeciera cáncer «reconoce perjurio, es decir, que declaró bajo juramento a sabiendas de que es falso».

Agrega que también se podría enfrentar otras investigaciones por las rifas o «actividades para reunir fondos» que hacía el «Pelao Vade». Dice el académico: «Si todo eso era un montaje, no era cierto, y los fondos eran para otra cosa y se hizo sabiéndolo, ahí podría haber otra figura que es algún tipo de engaño fraudulento».

 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta