Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 02 de marzo, 2019

Lonco Aniceto Norín: «La CAM estaba en el suelo y con la muerte de Camilo Catrillanca resurgió»

Autor:

Bastián Garcés

El dirigente mapuche se reunió a mediados de 2018 con Jorge Luchsinger Mackay para realizar un llamado por la paz para La Araucanía. Casi un año después de este hecho, el lonco se refiere a los ataques que ha recibido de otros comuneros por optar por el diálogo. Amenazas a su esposa e intentos de quemar su negocio de leña, son parte de los amedrentamientos que le ha tocado vivir. «Repudiamos la violencia de lo que está ocurriendo, porque queremos trabajar tranquilos, salir adelante y cambiar nuestra vida», señala.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Nos han perseguido, saben a dónde salimos y en dónde andamos«, afirma el lonco Aniceto Norín al describir los meses que ha vivido, luego de reunirse con Jorge Luchsinger Mackay para hacer un llamado por la paz en La Araucanía.

«En un momento nos juntamos en Temuco con el lonco José Cariqueo y Víctor Ancalaf, necesitábamos que nada saliera por la prensa porque nos queríamos juntar con el gobierno y plantear nuestras necesidades, por ahí algo se filtró y salió, algo escucharon de lo que estábamos haciendo y nos comenzaron a seguir», recuerda el dirigente mapuche. Y relata: «Un par de días después mi señora fue a comprar sola a Traiguén y cuando regresaba la estaban esperando afuera. La arrinconaron para tirarle el vehículo encima de su auto, ella se escondió, encontró un portón y corrió hacia adentro«.

El lonco toma una pausa y agrega: «Ahí se salvó y un caballero que estaba en el terreno le preguntó qué le había pasado, ella le dijo que la habían estado persiguiendo, él le preguntó si andaba sola y mi señora le dijo que nunca pensó que le pudieran hacer esto». En conversación con «El Líbero», el dirigente aborda cómo han sido los días posteriores al asesinato de los comuneros Jorge Marimán Loncomilla y Matías Cariqueo Loncomilla a manos del mapuche Freddy Marileo Marileo, y la violencia que se esconde tras este hecho.

-¿Por qué cree que se están produciendo este tipo de hechos contra dirigentes mapuches que optan por el diálogo?

-Esa es la idea que ellos tienen, porque nosotros repudiamos la violencia de lo que está ocurriendo, queremos trabajar tranquilos, salir adelante y cambiar nuestra vida. Nosotros nunca hablamos de ellos ni criticamos lo que están haciendo, pero lo que están haciendo es grave. Los mapuches nunca hemos sido violentos y el problema es que estén en contra de nosotros, los que queremos trabajar.

-¿Le preocupa que los sectores más radicales estén adoptando estas forma de actuar?

-Estoy un poco preocupado porque al lonco José Cariqueo le asesinaron a dos hijos. Eso fue muy grave.

-A usted también le quemaron una ruca.

-Sí, también pretendían quemar la empresa de leña certificada que tenemos. Nosotros siempre estamos cuidando, entonces empezaron a llamar y no pudieron hacer nada, por eso lo único que quemaron fue la ruca.

-¿Era gente encapuchada?

-No, no estaban encapuchados, nosotros los conocemos. Están identificados y siguen dando vueltas alrededor del lugar. Tenemos un vecino cercano, en la comunidad de Temulemu, Juan Pichún, donde está llegando la gente de Temucuicui que está haciendo maldades. Algo pretenden hacer en contra de nosotros, por eso nos andan siguiendo.

-¿La fiscalía está investigando estos hechos?

-En estos momentos sí.

-¿Cómo ha sido el actuar de la fiscalía?

Hasta el momento la fiscalía no ha dado ningún pronunciamiento de todo lo que ha pasado. La amenaza no es de ahora y no ha habido ninguna respuesta de la fiscalía.

-¿Cuándo empezaron estas amenazas?

-Pertenezco al consejo de loncos de la IX Región y esto empezó en el momento en el ex director de la Conadi, Jorge Retamal, nos dijo que venía el Presidente Sebastián Piñera y que me quería saludar. Nosotros aceptamos y dijimos que sí, después de eso tiraron hartas cosas en contra mía por redes sociales, diciendo que era un vendido y un traidor. Eso fue terrible para mí porque no les he hecho nada.

«Los que están en la violencia no representan al pueblo mapuche»

-Usted ha señalado que quiere cambiar de vida, ¿por qué?

-Es que mi reivindicación era recuperar la tierra, pagué con 5 años de cárcel, pero yo hice ocupación del predio. Estuve dentro, me desalojaron, pero me reivindicaba porque ese era el espacio que perdí. Al final se demoró mucho tiempo y me lo entregaron, y gracias a eso vivo en el terreno porque es una tierra recuperada. Quiero seguir avanzando más allá, tengo una empresa de leña certificada. Esa es la envidia que me tiene Juan Pichún, porque yo no lo voy a molestar ni nada. Si nosotros queremos hacer algo, también queremos que nos cuiden y protejan porque cuesta tanto parar esto y después que lo vengan a destruir da rabia.

Recorrimos 14 comunas y estamos trabajando con todas las machis y los loncos. Hoy día nosotros damos la cara, dialogamos, decimos que queremos un acuerdo, lo que necesitamos, y que queremos trabajar».

-A raíz de esto lo han tratado de traidor pero usted demandó al Estado chileno por la causa mapuche…

-Es terrible porque esa no es la forma de la reivindicación. El Estado ha dado un pronunciamiento a favor de los violentistas, darles derechos y beneficios para poder lograr lo que quieren, y a nosotros nos dejan a un lado. Nosotros mismos estamos diciendo que los que están en la violencia no representan al pueblo mapuche, nosotros somos 12 comunas que estamos trabajando y que ellos critican. ¿Cómo frenamos esto? Hay que llegar a un acuerdo, a un diálogo con el Estado y dar un pronunciamiento para que de una vez por todas se terminé la violencia. Esto es gravísimo porque hay gente que ha pagado consecuencias que no les corresponde, eso no puede ser, no puede seguir.

-¿Como en el caso del lonco Cariqueo?

-Exactamente, a él le asesinaron a sus dos hijos. En un principio dijeron que ellos habían ido a asaltar la casa, pero no es así, sino que murieron dentro de su vehículo. Los balearon atrás, los sacaron del vehículo y los fueron a dejar al lugar donde estaban ellos para justificar que los fueron asaltar.

-Se usó armamento de guerra.

-Sí, de alto calibre.

-¿De dónde viene estas armas de alto calibre?

-Tiene que haber alguien que está haciendo aportes, que lo esté financiando y ayudando en eso.

-¿Tiene que ver con algo más político?

-Exacto, la CAM estaba en el suelo y con la muerte de Camilo Catrillanca resurgió.

-¿La muerte de Camilo Catrillanca fue un impulso para la CAM?

-Sí, con el caso de Camilo Catrillanca pensábamos que podían haberlo solucionado hace mucho tiempo, pero Marcelo Catrillanca empezó a hablar mucho y la CAM se agarró de ello. Hoy la CAM maneja el asunto y Marcelo Catrillanca anda dando vueltas solo.

Tienen a toda la gente de sus lof bajo su control, si no aceptan lo que están haciendo los «cocinan» como les pasó a los hijos de Cariqueo».

-El año pasado se produjo un diálogo entre el gobierno y algunos dirigentes mapuches, usted fue uno de los que participó, para impulsar el Plan Araucanía. ¿Cree que esto influyó en una mayor radicalidad de la CAM?

-Sí, porque inducen a la gente joven de las comunidades que hay alrededor, como en Temucuicui, porque hay jóvenes que se prestan para eso. Tienen a toda la gente de sus lof bajo su control, si no aceptan lo que están haciendo los «cocinan» como les pasó a los hijos de Cariqueo. No solamente Cariqueo si no que va a tocar otro más al final.

-¿Usted cree que el asesinato de los hijos del lonco no será la única muerte?

-No.

«Los gobiernos de la Concertación y la Nueva Mayoría nunca nos valoraron como autoridad»

-Usted, en una ocasión, señaló que decidió hablar con el gobierno porque la administración de Bachelet no había hecho nada por el conflicto mapuche.

-Los gobiernos de la Concertación y la Nueva Mayoría, que estuvieron tanto tiempo, nunca nos valoraron como autoridad. Siempre les decíamos que éramos la verdadera autoridad que decíamos que había una demanda territorial, pero le creyeron al que estaba en la violencia. Pasó lo mismo ahora, la CAM que se colgó y llegó al consejo de loncos, nos pidió una reunión para saber si los podíamos incorporar, pero a ninguno le gustó lo que estaban haciendo. De hecho, uno de los presentes dijo que ellos nos iban a meter en un mal camino y pidió que no los invitaran más a la reunión.

-¿Se puede lograr una articulación de las comunidades que están a favor del diálogo?

-Recorrimos 14 comunas y estamos trabajando con todas las machis y los loncos. Hoy día nosotros damos la cara, dialogamos, decimos que queremos un acuerdo, lo que necesitamos, y que queremos trabajar.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: