Publicado el 19 de enero, 2020

Representantes de Guaidó en Chile y Argentina analizan el complejo inicio de año en Venezuela y la mano chavista en las protestas

Autor:

Bastián Garcés

Elisa Trotta, embajadora en Argentina del Presidente encargado venezolano, visitó el país para participar en un foro sobre liberalismo. Acá se reunió con la representante de Guaidó en Chile, Guarequena Gutiérrez y ambas se refieren al futuro de la nación caribeña. «Venezuela debe mantenerse en la agenda internacional porque esto no es un tema político o ideológico, es humanitario», sostienen. Y subrayan cómo «la mano del régimen chavista» ha estado en las protestas en países de la región.

Autor:

Bastián Garcés

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Es una decisión que por supuesto lamentamos, pero Argentina es un Estado soberano y debemos respetar siempre pero apostando por tener un entendimiento y trazar una agenda común porque la crisis venezolana es un tema que no se puede dilatar más», comenta a El Líbero Elisa Trotta representante en el país trasandino del Presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, sobre la determinación que el pasado 7 de enero tomó el gobierno de Alberto Fernández de retirarle sus credenciales diplomáticas. La embajadora cruzó la Cordillera de Los Andes para participar en el Foro Liberal Internacional en Santiago, organizado por la Fundación Horizontal.

Agrega Trotta sobre su situación: «Quitarme el reconocimiento por parte del gobierno de manera oficial tiene una implicancia legal, pero como he explicado en distintos momentos, esta no es una lucha que se trate de cargos oficiales, no se trata de nombres o de títulos. Es una lucha de muchos y el compromiso de los que hemos asumido más allá de cualquier circunstancia, mi compromiso está ratificado para seguir trabajando en todo lo que veníamos trabajando y ahora con mayor fuerza dada las grandes necesidades que siguen creciendo».

Sobre la política respecto al régimen chavista de la administración de Fernández, señala: «El nuevo gobierno argentino por una parte ha condenado los actos cometidos por Nicolás Maduro en contra de la Asamblea Nacional y ha manifestado su preocupación por las violaciones a los derechos humanos que ocurren en Venezuela, pero por otro lado retiró mis credenciales como embajadora en Argentina la semana pasada».

Una postura un poco más dura tiene la representante de Juan Guaidó en Chile, Guarequena Gutiérrez, quien sostiene que «los gobiernos tienen la autoridad, la autonomía y la soberanía de ejercer esas funciones, sin embargo reconocer a Nicolás Maduro es reconocer al narcotráfico, el tráfico de oro, la trata de blanca y la crisis migratoria que ya ha hecho que más de 5 millones de venezolanos estén por el mundo».

Ambas diplomáticas se reunieron durante el encuentro organizado por Fundación Horizontal, en el que se analizaron los «fundamentos del liberalismo en el siglo XXI, y su aplicación práctica a través de las políticas públicas», y en el que expusieron los ministros de Interior, Gonzalo Blumel, y Hacienda, Ignacio Briones.

Todos los países están viviendo crisis sociales que no podemos separar de lo que ocurre en Venezuela, porque ciertamente hay demandas sociales válidas y genuinas en cada país, pero la forma de llamar a que se reivindiquen estas demandas no puede ser la violencia», señala Guarequena Gutiérrez.

La situación que se vive en Venezuela es distinta a la de hace un año. De hecho, Guaidó vive un complejo momento luego de que un sector de la Asamblea Nacional nombrara como presidente del organismo al diputado Luis Parra. Esto sumado a los intentos del chavismo para evitar el funcionamiento normal del Parlamento ha complicado las alternativas del líder opositor para liderar el cambio de timón en Venezuela. Sobre el complejo comienzo de año que se ha vivido en el país caribeño, Trotta señala «evidentemente ha sido una muestra más por parte del régimen y la dictadura de Maduro de llevarse por encima cualquier movimiento de libertad» y agrega que » la Asamblea Nacional es el único bastión de la democracia y la única institución legítimamente electa que se mantiene en pie y los actos cometidos por el régimen de Maduro estas últimas semanas han dado cuenta de que su intención es acabar con cualquier vestigio de libertad y democracia».

Respecto a la situación legislativa de Venezuela, en la que actualmente sesiones «tres Cámaras» -la Asamblea Nacional a cargo de Guaidó, la Asamblea Constituyente en manos de Diosdado Cabello y el sector de diputados que nombró a Parra-, Guarequena Gutiérrez explica que «los países tienen un solo poder legislativo que en este momento está encabezado por el presidente del Parlamento Juan Guaidó que es el Presidente encargado de Venezuela». La diplomática se refiere, además, a los hechos de violencia que ha tenido que enfrentar el líder opositor. «Ser gobierno siempre es difícil incluso donde hay democracia, lo podemos ver en Chile ahora, pero en países donde no hay democracia, como Venezuela es aún más difícil porque incluso tienen que cuidar todos los días su integridad física».

En distintas protestas a nivel regional ha estado involucrada la mano del régimen chavista con hechos concretos y no solo lo hemos denunciado nosotros, el mismo régimen de Maduro lo ha admitido», plantea Elisa Trotta.

Gutiérrez agrega que en su país «la violencia nunca ha cesado, lo que ocurre es que ahora también atentan con el parlamento».  «Todos los días los números de homicidios son altísimos, los índices de las masacres, de luz eléctrica, los pacientes electrodependientes porque no hay agua potable, porque no hay antibióticos, los tratamientos oncológicos», plantea la presentante, razón por la cual  «la violencia no es solamente la que se ejerce en la calle, también hay una violencia silente que está matando a Venezuela».

«Maduro dijo que era una brisa bolivariana que estaba llegando a Chile y eso es atentar contra la democracia»

«Todos los países están viviendo crisis sociales que no podemos separar de lo que ocurre en Venezuela, porque ciertamente hay demandas sociales válidas y genuinas en cada país, pero la forma de llamar a que se reivindiquen estas demandas sociales no puede ser la violencia», comenta la embajadora en Chile de Juan Guaidó respecto a los diferentes estallidos que se produjeron en Sudamérica durante el año pasado, una situación que en cierta forma eclipsó la crisis que se vive en el país Caribeño. 

Sobre este punto Trotta señala que pese a las crisis que han vivido algunos país del continente «lo que pasa en Venezuela debe mantenerse en la agenda común de la región e internacional porque esto no es un tema político o ideológico, es humanitario. El mundo que hoy transitamos no puede darse el lujo de mantener una dictadura como la que se vive en Venezuela». Agrega : «El mundo no se puede olvidar de eso porque tiene un costo muy caro y porque además esos 5 millones de migrantes forzados se han tenido que trasladar en condiciones muy complejas, están teniendo que subsistir de maneras muy precarias».

Respecto a posibles vínculos entre el gobierno Nicolás Maduro y las crisis que han ocurrido en países como Chile o Ecuador, la embajadora en Argentina de Guaidó plantea que «es una situación que hemos denunciado en distintas oportunidades y lo ha denunciado el Alto Comisionado para Relaciones Exteriores de Venezuela, Julio Borges». La diplomática agrega que «hemos demostrado cómo en distintas protestas a nivel regional ha estado involucrada la mano del régimen chavista con hechos concretos y no solo lo hemos denunciado nosotros, el mismo régimen de Maduro lo ha admitido dando declaraciones respecto a cómo la brisa bolivariana ha estado llegando a distintas fronteras latinoamericanas».

Una postura similar tiene Gutiérrez quien comenta que si bien «sería irresponsable de mi parte decir que hay un apoyo económico porque no tengo las pruebas, sí estamos seguros que como hubo los maletinazos en Argentina, la semana pasada hubo un caso de una mujer boliviana que iba con 100 mil dólares en efectivo hacia Argentina, pero la inteligencia de cada país tiene que averiguarlo». Además, señala que el líder chavista desde Venezuela hace llamados para «para aupar y echarle más bencina a este pasto seco que son las demandas sociales válidas, pero que la forma en que se lleven sea la violencia».

«Maduro dijo que era una brisa bolivariana que estaba llegando a Chile, esto es ir en contra de la fortaleza de las instituciones, atentar contra la democracia», afirma la embajadora de Juan Guaidó en Chile y sostiene que el hecho de que existan «demandas válidas no significa que haya que desconocer la legitimidad de un gobierno constitucionalmente constituido acá en Chile y que fue electo por el voto popular de los chilenos del momento».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: