Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 28 de octubre, 2019

Las redes de Karla Rubilar, la figura mejor evaluada y favorita para integrar el nuevo gabinete

Autor:

Javiera Barrueto

Hace una semana la intendenta desechó su opción por la gobernación regional ante el estallido de la crisis social. Y desde entonces se convirtió en un rostro clave del gobierno ante la ciudadanía. Así, quien podría ser uno de los nombres que el Presidente incorpore al gabinete, cultiva estrechos lazos con los ministros Cecilia Pérez y Jaime Mañalich, además de ser, ante todo, piñerista.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El miércoles, con su chaqueta roja y junto a Carabineros, la intendenta Karla Rubilar comenzó sus labores desde temprano: antes de las 7 de la mañana se desplegó por las calles de Santiago para retirar los escombros que la noche anterior dejaron las movilizaciones. Tres días después, una escena similar se volvió a repetir. El sábado inició su jornada entregando materiales de aseo para limpiar y ordenar las principales avenidas, tras la marcha del viernes que reunió a más de un millón de personas en Santiago.

Esos gestos, según comentan sus cercanos, describen el perfil de quien -hasta hace una semana- fuera la principal carta de Renovación Nacional para las elecciones de gobernador regional por la Región Metropolitana del próximo año. Durante los últimos días ha quedado en evidencia que a la intendenta “le gusta estar con los pies en el barro”, como describen sus cercanos. “Una de las grandes virtudes es que tiene olfato político, tiene harta experiencia. Una de las virtudes que más se ha hecho evidente es la cercanía que tiene con la gente, es empática, entiende los problemas y los lee distinto que los políticos tradicionales de centroderecha”, asegura el ex diputado Pedro Browne.

Las movilizaciones sociales no solo cambiaron la agenda del gobierno, sino que también modificaron la carrera política de la intendenta. Hasta el domingo pasado todavía sonaba como la principal y más competitiva figura del oficialismo para la gobernación regional. De hecho, la encuesta Cadem del 14 de octubre la posicionó como uno de los personajes políticos con mejor aprobación con el 52% de respaldo. Sin embargo, la misma intendenta se encargó de descartar su opción ante el estallido de la crisis social por el alza del precio del Metro.

“Hemos escuchado atentamente lo que la gente nos está transmitiendo con su malestar y frustraciones. No es el momento de hablar de elecciones. No es el momento de hablar de política partidista. Eso sería no entender nada del mensaje que nos está mandando la gente. Hoy es tiempo de reconstrucción, hoy es tiempo de unidad, hoy es tiempo de diálogo”, señaló hace una semana. Y desde entonces se ha convertido en la carta del gobierno con más respaldo popular y que suena con fuerza para integrarse al gabinete.

Quienes la conocen, la describen que antes que cualquier cosa es piñerista y nunca hubiera dejado al Presidente Sebastián Piñera en medio de una crisis como la que se levantó la semana pasada. Incluso, dicen, su “lealtad política” está con el Mandatario, antes que con sus ex compañeros de filas de RN y de Amplitud. “Karla siempre ha sido muy piñerista, muy jugada por él, más allá de cualquier decisión política que haya ido tomando en el camino”, señala Browne.

La intendenta y el Mandatario se conocieron a comienzos del 2000, cuando el Jefe de Estado era el líder de RN y Rubilar miembro de las juventudes de la colectividad. “Yo conozco al Presidente hace muchos años y efectivamente lo quiero muchísimo, es innegable. Lo conozco de chica. Me gustaba lo que representaba y su convicción por los derechos humanos. RN no me quería nada y él me apoyó”, señaló la ex diputada en el programa “Llegó tu hora” de TVN.

Y agregó: “En un consejo de RN en ese entonces, Piñera se paró y me dio todo su apoyo y calmó al consejo. Eso yo debo reconocer que marcó una lealtad a fuego con él. Yo de verdad lo adoro y creo que nuestro Presidente, que logró ganar dos veces la carrera presidencial y devolver a nuestro sector la presidencia, merece eso y mucho más”.

Pero Rubilar no solo tiene línea directa en La Moneda con el Presidente, también cultiva una estrecha relación con la ministra vocera de gobierno, Cecilia Pérez. La amistad comenzó antes de que ambas fueran parte del gobierno, y es conocida al interior de RN. De hecho, en octubre la secretaria de Estado señaló -antes de que se bajara la opción de la intendenta a la gobernación- que Rubilar “puede ser una gran candidata para ganar el gobierno regional metropolitano”. Palabras que generaron molestia en Evópoli, quienes acusaron falta de imparcialidad.

Eso sí, destacan que mantiene una relación aún más cercana con el ministro de Salud, Jaime Mañalich, quien además es el padrino de su cuarto hijo. Durante el primer gobierno del Presidente Piñera se construyó una sólida amistad, puesto que, la por esos días diputada de Renovación Nacional, trabajó directamente desde la comisión de Salud con el también titular de la cartera, Mañalich.

Relación que se consolidó definitivamente en 2016, luego de que Rubilar estuviera al borde de la muerte. Por esos días el también médico llegó hasta la UTI de la Clínica Indisa cuando se enteró que la ex diputada llevaba 10 días con un cuadro febril y sin un diagnóstico claro. Así, recomendó inducirle un coma para conectarla a un ventilador.

“Para mí, Jaime hizo la diferencia entre la vida y la muerte. Se me acercó muy tierno y me dijo: ‘Karla estás mal, te vamos a intubar, te tenemos que hacer dormir para hacerte más exámenes, pero tú tienes que tener claro algo: que te vamos a hacer dormir con la esperanza de despertarte en un rato más, pero puede ser que no despiertes más’», señaló la intendenta en El Mercurio.

Tres años más tarde esa amistad aún se mantiene. Además, aseguran que Rubilar tiene una relación fluida con los ministros del Interior, Andrés Chadwick; Obras Públicas, Alfredo Moreno y la seremi de Salud, Rosa Oyarce. Lo que refleja el perfil transversal de la intendenta.

Además, aseguran que Rubilar aún mantiene lazos con sus ex socios de Amplitud, colectividad a la que renunció en 2015 por “diferencias políticas”. Un año antes, había renunciado a las filas de RN. Todavía mantiene un constante contacto con la ex senadora Lily Pérez -pese a que estuvieron un tiempo distanciadas- y con el ex diputado Pedro Browne.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: