Publicado el 19 mayo, 2021

La rentabilidad del discurso de la “derecha sin complejos”

Autor:

Daniela Bas, Florencia Donoso y Ángela del Canto

El 65% de los constituyentes electos de Chile Vamos fueron defensores del Rechazo, entre ellos la segunda mayoría nacional Marcela Cubillos. En el caso de los gobernadores, de los 16 candidatos del bloque, seis apoyaron la opción Rechazo y finalmente, cuatro de ellos pasaron a segunda vuelta. El fenómeno de una “derecha sin complejos” ya ha tenido réditos en elecciones como España y el Reino Unido. En Chile la tendencia comenzaría a tomar fuerza.

Autor:

Daniela Bas, Florencia Donoso y Ángela del Canto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Los resultados en las últimas elecciones en España, en Texas e Inglaterra, en los que se impuso la derecha, fueron escenarios que resonaron en Chile justo antes de las megaelecciones que se llevaron a cabo este fin de semana, en las que los resultados no fueron los mismos, sino más bien, el oficialismo sufrió múltiples derrotas.

Distintos analistas, entre ellos la abogada Eleonora Urrutia, aseguran que “sin remilgos, ni ambages, ni centrismos, la derecha termina conectando con una parte sustancial de votantes posibles, y que es más honesto y rentable confrontar el mensaje y las maneras de la izquierda, incluso sus leyes ideológicas, que seguirles el juego”.

El fenómeno en Chile se pudo haber replicado, tanto en constituyentes, como alcaldes, gobernadores o concejales, pero muchas de las derrotas se explican debido a que hubo candidatos que no siguieron los discursos representativos de la derecha, sino que se plegaron a los del centro y la izquierda, viéndose sometidos por ese sector.

Casi el 65% de los constituyentes electos de Chile Vamos fueron defensores del Rechazo

Tomando el caso de los constituyentes, 37 candidatos de Chile Vamos salieron electos; 17 de la UDI, 15 de RN y 5 de Evópoli. Según el análisis realizado por El Líbero, casi 65% de estos constituyentes se manifestaron a favor del Rechazo -durante el plebiscito del 25 de octubre o en su campaña-, y menos de un 30% apoyó el Apruebo. Es decir, gran parte del electorado de derecha votó por candidatos que se mantuvieron con este discurso firme que se vistió del discurso de la oposición.

Pepe Auth, experto electoral y diputado independiente asegura que “es evidente que la gente del rechazo es la que votó por la derecha. El rechazo sacó 22% y la derecha sacó ahora 20,6%, habría que superponer los electorados en cada una de las comunas, pero la verdad es que la comuna donde uno pensaría que mayor variación habría que es el territorio del distrito 11, hay apenas 5 puntos de diferencia entre el 45% del rechazo y el 50% de la lista”.

La pregunta “¿votó apruebo en el plebiscito?” sonó en varias entrevistas, y al contrario de lo que podrían pensar los que contestaban de forma negativa, esto les favoreció, o eso se podría deducir de los resultados de la jornada electoral. La segunda mayoría nacional, y primera entre las mujeres, Marcela Cubillos (IND-UDI), obtuvo 84 mil votos (21,9%). Bajo el lema “Debemos estar ahí”, la ex ministra de Educación se mantuvo siempre firme en su posición como defensora del Rechazo, compitiendo para escribir la nueva Constitución.

Lo mismo sucede con Teresa Marinovic en el Distrito 10, que fue otra de las voces fuertes por el Rechazo durante el año pasado, y crítica de la izquierda y de los personajes de centroderecha que se “alinearon” con el discurso de la oposición. A pesar de las críticas que recibió cuando se presentó como candidata, muchas de su propia lista, salió electa con casi 40 mil votos (9,3%), y de paso, arrastró al ex ministro Cristián Monckeberg (RN), candidato “pro Apruebo”, que obtuvo poco más de 18 mil votos (4,4%), dejando fuera al ex titular de Interior, Gonzalo Blumel (Evópoli), impulsor del Acuerdo por la Paz de noviembre del 2019… y partidario del Apruebo.

Otro ejemplo de esto sucede en el Distrito 15 -que sorprende por ser el distrito de los diputados Diego Schalper (RN) y Javier Macaya (UDI)-,  donde la ex subsecretaria Carol Bown (UDI), otra figura que se alineó firme con el Rechazo, es la única constituyente electa de Chile Vamos entre los 5 escaños disponibles, obteniendo casi 7.800 votos.

También es emblemático lo ocurrido en Malleco en el Distrito 22. Eduardo Crettón (UDI) salió electo constituyente con cerca de ocho mil votos (10%), quien se la jugó por la campaña del Rechazo, tanto en redes sociales como radiodifusoras y prensa escrita. Pese a ser un distrito en que desde hace casi 8 años Renovación Nacional obtenía dos diputados, esta vez y con el mismo sistema electoral, Crettón logró arrebatarle un cupo para la UDI, siendo electo con Ruth Hurtado que iba como independiente en cupo RN, otra figura que se destacó por su campaña por el Rechazo. Ambos, Crettón y Hurtado, fueron electos en desmedro de otros candidatos de su sector que se habían manifestado por el Apruebo, o que al menos no se comprometieron en dicha campaña como lo hicieron los ahora electos constituyentes.

La lista de constituyentes electos de Chile Vamos que se manifestaron por el Rechazo incluye a figuras como la constitucionalista Constanza Hube (D11); Rocío Cantuarias (D20) -cuyo lema de campaña se basaba en “jurar defender la Constitución como juraron los últimos presidentes y no cumplieron”-; Alfredo Moreno (D17), el ex ministro Rodrigo Álvarez (D28) en la Región de Magallanes; Katerine Montealegre (D26) que formó parte del movimiento de jóvenes “No gracias” del Rechazo; Ruggero Cozzi (D6) y el almirante (r) Jorge Arancibia (D7) en la V Región; entre otros. Así, se puede deducir que, a pesar de la derrota vivida por la derecha en estas elecciones, gran parte de los que lograron triunfar en ese sector, fueron aquellos que abrazaron el discurso de la derecha “sin complejos”.

Seis de 16 gobernadores de Chile Vamos iban por el rechazo: Cuatro de ellos pasaron a segunda vuelta

En el escenario de las Gobernaciones 9 de los 16 aspirantes de la lista de Chile Vamos pasaron a segunda vuelta. Una de las principales derrotas fue en la Región Metropolitana para la candidata transversal de Chile Vamos, Catalina Parot (Evópoli). La exministra de Bienes Nacionales del primer gobierno de Sebastián Piñera obtuvo el cuarto lugar con 16,4% y quedó fuera de la carrera por el puesto. Claudio Orrego (DC) y Karina Oliva (Comunes) competirán en la segunda vuelta.

Si bien no hay claridad sobre la postura de la ahora excandidata del oficialismo en el Plebiscito, debido a que mientras se desarrollaban las campañas para ello, Parot presidía el CNTV, los militantes de su partido, Evópoli, fueron defensores del Apruebo. Sin embargo, la candidata sí se refirió a los retiros de fondos de las AFP, asegurando que era una medida “urgente”.

Además de Parot, otros 3 de los 16 aspirantes a la Gobernación por Chile Vamos también transparentaron sus posturas cercanas al Apruebo a una nueva Constitución durante el año pasado, sin embargo, solamente la candidata de la RM no continuó a la segunda ronda de elecciones. Tanto Flor Weisse (UDI) en el Biobío, como María José Gatica (RN) en Los Ríos y Ricardo Kuschel (RN) en Los Lagos pasaron a la segunda vuelta y disputarán sus respectivas gobernaciones.

Otros 6 votaron alineados con la opción Rechazo en el plebiscito. Entre ellos, 4 siguen en competencia y 2 fueron derrotados en primera vuelta. Enrique Lee (IND) en Arica, Marco Sulantay (UDI) en Coquimbo, Eduardo Cornejo (UDI) en O’Higgins y Luciano Rivas (IND) en La Araucanía, tuvieron porcentajes que les permitieron avanzar a la segunda vuelta que se realizará el 13 de junio.

En tanto, 6 candidatos se mantuvieron neutrales ante la pregunta o incluso, omitieron referirse sobre las opciones tanto en sus redes sociales, como en entrevistas y notas de prensa. Solo 2 candidatos entre los 6 que no transparentaron su postura avanzaron a la segunda vuelta de los comicios. En Antofagasta, Marco Antonio Díaz (RN) y en el Ñuble, Jezer Sepúlveda (UDI).

¿Por qué la derecha perdió alcaldías emblemáticas?

Una de las derrotas más fuertes para el oficialismo fue la pérdida de municipios que estaban en sus manos durante el último período. Santiago, Estación Central, Maipú y Viña del Mar fueron algunos de ellos, en los que los candidatos de Chile Vamos no lograron obtener el triunfo o la reelección y debieron ceder el sillón municipal al Partido Comunista o al Frente Amplio.

Distintas razones esgrimen los analistas y figuras políticas para explicar la derrota, donde predomina aquella que apunta a la pérdida del discurso de derecha y el apoyo a consignas como el retiro de fondos de las AFP y el Apruebo a la nueva Constitución. “Piñera es el gran responsable, pero los partidos de la coalición también. La derecha terminó mimetizándose con la izquierda”, dijo el analista Patricio Navia en Mirada Líbero en Agricultura.

Misma teoría expuso Marcela Cubillos en entrevista con El Líbero. “Fue mucho más fácil para algunos en la derecha abrazar las ideas y la agenda que impuso la izquierda de lo que había sido la historia en los últimos 30 años y sin discutirla”. Cubillos agregó: “Los hemos dejado avanzar sin proponer un relato alternativo”.

En el caso de la Municipalidad de Santiago, Felipe Alessandri (RN) perdió la reelección y fue superado por Irací Hassler (PC) en una de las batallas más reñidas de los comicios. Alessandri, quien se declara como “alguien de una centroderecha moderna, liberal y social” apoyó el Apruebo en el plebiscito de octubre y también los retiros de fondos de las AFP.

En algunas de sus declaraciones sobre el tema en la que se mostró favorable apuntó: “El Felipe Alessandri abogado te dice que el proyecto tiene atisbos de inconstitucionalidad y es claramente regresivo (…), y el Felipe Alessandri alcalde te dice que no solo la clase media, sino que también los más vulnerables están con hambre y cualquier ayuda que les podamos hacer llegar en forma rápida… porque además el IFE era tan complicado, en cambio aquí es algo concreto”.

Cathy Barriga (Ind. pro UDI) también debió abandonar la municipalidad de Maipú en la cual fue electa en 2016. Fue una de las ediles que criticó la labor del Gobierno en los últimos meses y apoyó los retiros previsionales. “Ante todo, yo creo que la libertad, la libertad de las personas con respecto a sus ahorros, y la determinación de poder tomar la decisión de sacarlos o no, a propósito del 10% de las AFP, creo que debe ser considerado como una opción. Como una opción de derecho y de libertad”, decía Barriga.

Con respecto al plebiscito, Barriga en primera instancia optó por no definir su postura ante el apruebo o rechazo aunque aseguraba que era importante realizar un cambio en la Constitución porque “limita las decisiones del Chile de hoy”. Pero, ante el triunfo aplastador del Apruebo, la líder comunal de Maipú celebró con una decena de vecinos, una bandera chilena y carteles a favor de esa opción.

En Viña del Mar, Virginia Reginato de la UDI se mantenía como líder comunal desde 2004, pero ahora la comuna pasará a estar a cargo de Macarena Ripamonti (RD-Frente Amplio), mientras Reginato se quedó con un cupo en el Concejo Municipal.

La aspirante derrotada fue Andrea Molina (Ind. pro UDI) quien compartía la aprobación al retiro de fondos previsionales. Sobre su postura para el plebiscito, la candidata se mantuvo en reflexión. Sin embargo, afirmó en ese momento: “Yo creo que tienen que haber cambios, quizás no es el minuto por todo lo que ha pasado. Pero si hay que hacerlos, hay que sumarse y no restar. Ya estamos suficientemente golpeados para seguir”.

Por su parte, Gustavo Hasbún (UDI) buscaba volver a la municipalidad de Estación Central, la que había liderado entre 2000 y 2008, pero también quedó en el camino y no logró suceder a Miguel Abdo (UDI). Hasbún apoyó la opción del Rechazo, lo que indica que no es la única razón por la cual la derecha perdió alcaldías importantes del sector.

A pesar de la teoría de la pérdida del discurso de la derecha, este no es el único argumento que se maneja en torno a la derrota. De acuerdo con analistas, las derrotas también obedecerían a errores en la gestión.

Así lo explicó el director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central, Marco Moreno, quien aseguró que “es muy difícil que un alcalde que va a reelección, un alcalde incumbente, pierda la elección. Tiene que haberlo hecho muy mal, esa es la norma”.

“Pasó por ejemplo con Reginato, que fue un desastre en la gestión del municipio de Viña del Mar o Cathy Barriga que ridiculizó y expuso demasiado la gestión de un alcalde o el alcalde de Santiago que tuvo algunas dificultades para ordenar la situación en el municipio, durante y después del estallido social”, agregó Moreno.

Otro factor, plantea Moreno, es el costo que les trasladó el gobierno por “una mala gestión y una mala evaluación de los ciudadanos”.

En este ámbito, el analista político Tomás Duval, expresó que “en esa derrota política yo creo que los costos se pagaron de distinta naturaleza tanto en la Convención Constitucional como en las alcaldías. ¿Por qué? Porque los problemas que tenía la derecha, con un gobierno de 9%, haberse situado en el rechazo, es lo que reflejó el resultado, entre otras cosas”.

Duval ejemplifica con los casos de Rodolfo Carter (Ind.) en La Florida y Germán Codina (RN) en Puente Alto: “Sus gestiones son reconocidas por los ciudadanos y por eso tienen harta votación”.

Ambos pertenecientes a la centroderecha, representantes de las comunas suroriente de la capital y defensores del Apruebo y el retiro de fondos previsionales triunfaron en la elección.

Carter, que fue reelecto con un 58,7%, ha sido crítico del gobierno de Sebastián Piñera en materias sociales y en más de una ocasión ha emplazado a los políticos del sector. A pesar de que es independiente, compitió por la lista de Chile Vamos.

Germán Codina, quien es militante de Renovación Nacional (RN) y defensor del Apruebo, también mantuvo su cargo en el municipio de Puente Alto, puesto que ocupa desde 2012. El líder comunal se impuso con el 51% de los votos frente a Matías Toledo (Igualdad) con 31%.

El alcalde electo ha emplazado al gobierno en más de una ocasión, principalmente por ayudas sociales y el manejo de la pandemia. Luego del triunfo, agradeció a los votantes y afirmó: “Todos saben que yo quiero que se construya un país sin personas de primera y segunda categoría, y donde obviamente la torta se distribuya de manera diferente“.

El caso en Las Condes y Vitacura es similar. La sucesora de Joaquín Lavín, Daniela Peñaloza (UDI) y la nueva edil de Vitacura, Camila Merino (Evópoli) son defensoras del Apruebo y miembros de Chile Vamos. Ambas se impusieron en sus respectivas comunas donde la opción Rechazo obtuvo una alta votación y donde triunfaron figuras de derecha como Marcela Cubillos.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO