Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 17 de enero, 2019

Francisco Chahuán: «El presupuesto de ciencias no depende del crecimiento económico, es al revés»

Autor:

Javiera Barrueto

El lunes comenzó el Congreso del Futuro, evento que se extenderá hasta el 20 de enero. El senador RN, uno de los impulsores de la iniciativa, señala: «Por una semana hemos sido capaces de ser la capital mundial de la tecnología, el conocimiento y la innovación». El legislador aborda los desafíos sobre el país «que queremos ser en 20 o 30 años» y la necesidad de destinar más recursos en esta área.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Con el lema «¿Qué especie queremos ser?» comenzó hace cuatro días el Congreso del Futuro, iniciativa que ha convertido a Chile en la «capital mundial» de la ciencia durante estos días. Hasta el 20 de enero serán más de 100 los expositores. Entre ellos, destacan el biólogo evolutivo, Richard Dawkins; el neurocientífico que estudia la base biológica de la conciencia, Anil Seth; la doctora en genética, Magdalena Skipper y los premios Nobel de Física, Brian Schmidt y Michael Kosterlitz.

Quien conoce el tema de cerca es el senador Francisco Chahuán (RN), puesto que junto a Guido Girardi (PPD) y los integrantes de la comisión Desafíos del Futuro, impulsaron hace siete años la creación del Congreso Futuro. Hoy, el parlamentario expondrá en el Salón Plenario del Congreso sobre los desafíos que tiene Chile y la inversión para la innovación.

Junto con resaltar la importancia del evento, el legislador muestra una visión crítica con respecto al presupuesto del nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología. «No es el chorreo del crecimiento económico lo que debe determinar el presupuesto de innovación, sino que es la inversión y la innovación la que va a generar mayor crecimiento y desarrollo del país», dice.

-El lema del Congreso del Futuro es «¿Qué especie queremos ser?». Usted, ¿cómo responde a esa pregunta?

-Es una pregunta interesante porque no dice qué especie vamos a ser, sino qué somos capaces. Cómo somos capaces de prepararnos para los cambios que vienen por delante. El año 2040, 1 de cada 2 chilenos va a tener a uno de sus padres extranjeros y, por tanto, supone un Chile mucho más diverso. El 2050, el 95% de la población va a vivir en ciudades o bajo zonas urbanas, supone un nuevo desplazamiento de los campos o del sector rural a las ciudades. Chile va a tener la tercera energía más barata de la OCDE, donde se plantea efectivamente que Chile va a ser la capital de la energía solar. También la mitad de los empleos que hoy día conocemos van a desaparecer. Por supuesto el 2060 Chile va a ser el sexto país del mundo con mayor expectativa de vida.

-¿Qué implicancias tiene que en Chile se realice el Congreso del Futuro?

Los países que han logrado dar el salto cualitativo y cuantitativo al desarrollo, son aquellos que han generado acuerdos sociales sobre qué país quieren construir y cómo somos capaces de proyectar ese país para los próximos 20 o 30 años. Finlandia logró a través de un acuerdo social y un pacto social -generado desde los trabajadores, los empresarios, la sociedad civil y la política- ponerse de acuerdo respecto de qué país quería construir. Y lograron pasar de ser un país con uno de los peores índices de calidad en la educación a ser uno con los mejores índices de calidad en educación en Europa. Lo propio hizo Nueva Zelanda y Australia, que son países que están lejos de los centros de poder, pero fueron capaces de dar el salto porque generaron diálogo social, inversión en innovación. Además, fueron capaces de presentar colectivamente un proyecto de nación. Eso hace la diferencia entre dar el salto o no hacia el desarrollo.

Los países que han logrado dar el salto cualitativo y cuantitativo al desarrollo, son aquellos que han generado acuerdos sociales sobre qué país quieren construir y cómo somos capaces de proyectar ese país para los próximos 20 o 30 años».

-¿Este evento podría ser una plataforma para que la ciencia continúe desarrollándose en Chile?

Hemos sido capaces de, por una semana, ser la capital mundial de la ciencia, la tecnología, el conocimiento y la innovación. Hemos logrado que éste sea un evento de envergadura mundial, toda vez que ya tenemos un convenio con la Fundación Nobel. El Congreso del Futuro que ha logrado posicionarse. Partió hace ocho años, con tres días, invitados nacionales y hoy es elegido como uno de los cuatro eventos científicos más importantes del mundo.

-Por una semana nos convertimos en la capital mundial de la ciencia, ¿cuál es el efecto que puede producir estos días en el resto del año?

-Generar una atención de todos los chilenos en temas estructurales como lo que estamos viviendo con el Congreso del Futuro, donde estamos definiendo qué país queremos construir para los próximos 20 o 30 años. Esto le hace bien a Chile porque lamentablemente la contingencia, los debates inertes, es lo que se lleva las portadas de diarios y los minutos de televisión. Necesitamos que sean estos debates los que concentren a lo menos por una semana el debate nacional.

No es el chorreo del crecimiento económico lo que debe determinar el presupuesto de innovación, sino que es la inversión y la innovación la que va a generar mayor crecimiento y desarrollo del país».

-Pero el resto del año que no vamos a tener este Congreso…

-Bueno seguimos trabajando en esto, pero la atención de los medios lamentablemente está en la pelea de las trincheras. Y logramos que todo el país se concentre durante una semana en estas materias y el resto del tiempo es un trabajo silencioso, pero persistente donde hemos logrado avanzar. Estamos trabajando en una propuesta para resolver los temas de brechas digitales.

(Congreso del Futuro) Hoy es elegido como uno de los cuatro eventos científicos más importantes del mundo».

«No basta con que el ministro de Ciencias y Tecnología haya llegado a La Moneda, importa entender que se requiere invertir»

-¿Cómo se puede se seguir desarrollando la ciencia y la innovación? Hace unas semanas se creó el Ministerio de Ciencias, pero se ha criticado el presupuesto para la cartera.

No basta con que el ministro de Ciencias y Tecnología haya llegado a La Moneda, lo que importa es entender que acá se requiere invertir en ciencia y tecnología, innovación y conocimiento. Y discrepo con lo que planteó el ministro (Andrés Couve) hace unos días. El presupuesto de ciencias no depende del crecimiento económico, es al revés. El ministro señaló que a medida que vaya creciendo el país se iba a determinar el presupuesto de innovación, ciencia y tecnología. Yo lo planteo al revés, no es el chorreo del crecimiento económico lo que debe determinar el presupuesto de innovación, sino que es la inversión y la innovación la que va a generar mayor crecimiento y desarrollo del país.

-¿Considera que no ha sido suficiente la inversión para la innovación?

-No es suficiente, Chile invierte 0,4% del PIB. En comparación con Argentina y Brasil que invierten el 1% y, además, Argentina está siendo una migración focalizada de doctores en ciencias para formar masa crítica. Se han propuesto generar baterías de litio y autos eléctricos en el mediano plazo. Eso es parte del desafío que tiene nuestro país, el ser capaces de agregar valor a nuestros procesos productivos y, por tanto, acá hay que aspirar en el mediano plazo al promedio de la OCDE que es 2,5% del PIB. Eso implica en el modelo de desarrollo que Chile está esperando.

-¿Se ven luces de que el gobierno va a aumentar los recursos para la inversión e innovación?

-Tengo la esperanza que sí, porque si no cambiamos el modelo de desarrollo difícilmente Chile va a dar el salto cualitativo y cuantitativo al desarrollo. Pero además se requieren dos desafíos adicionales, no solamente se requiere invertir en innovación, se requiere además descentralizar el país.

Uno de los elementos para aumentar la productividad de la información es con la inversión».

-Pero el Presidente estuvo en el primer día del Congreso del Futuro y respondió algunas críticas que han surgido del presupuesto para el Ministerio de Ciencia. «Lo importante no es lo que uno gasta, sino lo que uno produce», dijo. ¿Cómo se puede producir sin tener la inversión suficiente?

-Por supuesto que uno de los déficit que tiene el país dice relación con la baja productividad, pero claramente uno de los elementos para aumentar la productividad, es con la inversión. Por eso creo que el factor está inverso, en la medida que seamos capaces de invertir el mismo vamos a generar mayor productividad y vamos a dar el salto.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: