Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 23 de marzo, 2019

Experto electoral y asesor de la mesa: «La DC puede luchar por esclarecer la muerte de Frei Montalva, pero no debe seguir anclada en el pasado»

Autor:

Javiera Barrueto

Mauricio Morales analiza cómo ha influido la figura del ex Presidente en la agenda del partido: «Con ese tema no se van a ganar más votos». Destaca que la Democracia Cristiana puede cumplir un rol de «bisagra» entre el Ejecutivo y la oposición. Lo que podría convertirse, señala, en la «llave maestra» del gobierno para sacar adelante los proyectos, y en la oportunidad para la DC de «desligarse de la izquierda». Estos temas son parte del debate de la Junta Nacional que comenzó ayer.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Con un video sobre la vida y obra del ex Presidente Eduardo Frei Montalva, ayer comenzó la Junta Nacional de la Democracia Cristiana. Desde el partido, describen que el homenaje fue «el momento estelar» durante la primera jornada de la instancia que sigue el día de hoy.

Tras conocerse el fallo del juez Alejandro Madrid sobre la muerte del ex Jefe de Estado, la figura de uno de los fundadores de la Falange se transformó en el centro de la colectividad. Algo que toma más fuerza al ser Carmen Frei una de las vicepresidentas del partido. Sin embargo, ya son varias las voces en la DC que señalan que la colectividad debe «mirar hacia adelante», eso sí, siempre respaldando las acciones judiciales del caso. Y luego de que lograron que el Frente Amplio cumpliera el acuerdo administrativo en la Cámara de Diputados, y colocaron a un DC en la presidencia de la testera, este tema es el que se mantiene presente.

Sobre el rol de «partido bisagra» que quiere tomar la mesa que dirige Fuad Chahín y cómo el tema Frei Montalva puede afectar en esta estrategia, se refiere Mauricio Morales, integrante del equipo estratégico-electoral del partido y académico de la Universidad de Talca. «Con las banderas de Frei Montalva no se ganan elecciones», dice al replicar el nombre de un estudio que él realizó para la directiva.

«Este año la DC tiene la gran posibilidad de aparecer ante la opinión pública como un partido que es capaz de escuchar los argumentos de izquierda y de dar paso a las buenas ideas que provienen de un gobierno de centroderecha», sentencia.

-Según lo que usted ha planteado, ¿el caso Frei Montalva amarra a la mesa del partido a un tema del pasado?

-Es un tema del presente de la DC sobre la base que es uno de los líderes fundacionales del partido, pero claramente con las banderas de Frei Montalva no se ganan elecciones. Si bien la Democracia Cristiana está en el legítimo derecho de exigirle al gobierno una respuesta -y de luchar para que se esclarezca la muerte del ex Presidente- estaría muy desorientada si es que cree que con eso se van a ganar más votos o va a ser un partido más popular.

-¿Se puede convertir en un tema complejo para avanzar en el «rol de bisagra» que quieren ser entre la oposición y el gobierno?

-La DC ya se constituyó en una especie de bisagra entre el gobierno y la oposición, pero no va a perder la oportunidad para pasarle la cuenta al gobierno por no sacar al subsecretario Luis Castillo. Desde el Partido Humanista, y esto es bien interesante, ya se le quiso hacer ver a la Democracia Cristiana que sin la izquierda prácticamente no es nada, por lo tanto, la obligan a decidir si es que va a estar a favor del gobierno de Piñera o si va a estar en la oposición. La Democracia Cristiana no tiene por qué caer en ese juego porque lo que le acomoda para distinguirse del resto es justamente ser una oposición capaz de dialogar con el gobierno y con la oposición. Se puede caminar y mascar chicle a la vez, es decir, ser oposición, colaborar con el gobierno en algunos proyectos de ley y, al mismo tiempo, mantener la presión por el subsecretario Castillo. Pero considero que Frei Montalva no puede ser la moneda de cambio para que la Democracia Cristiana lo homologue con un subsecretario, y sin perjuicio de que la Democracia Cristiana considere que tuvo participación en el caso. Las banderas de Frei Montalva se pueden enarbolar de manera mucho más armónica fuera de La Moneda que dentro de la misma.

Sería muy penoso que un partido que se dio una tremenda vuelta para aislar o para no pactar con comunistas o con el Frente Amplio, hoy día vuelva -luego de esa tremenda vuelta- a una alianza con ellos por más instrumental que sea».

-¿Cómo se puede equilibrar la aspiración de Carmen Frei por aclarar la muerte del ex Presidente Frei y no quedarse ligados como DC en un tema más relacionado con el pasado?

-La Democracia Cristiana puede luchar por el esclarecimiento de la muerte de Frei Montalva, pero al mismo tiempo tiene que ser capaz de proponerle al país un proyecto de futuro y no seguir anclada en el pasado. Por más legítimo que sea luchar para aclarar la muerte del ex Presidente, la DC tiene que comenzar a pensar en cuál va a ser el proyecto que le va a ofrecer a los chilenos, cómo va a enfrentar las próximas elecciones, es decir, si lo va a hacer con el Frente Amplio o con la antigua Nueva Mayoría o si es que se va a abrir a nuevas coaliciones. Es indispensable que la Democracia Cristiana dé una señal de crecimiento hacia electores o colectividades de centro, como podría ser el caso de Ciudadanos. Si el Partido Socialista en su momento buscó al Partido Comunista y hoy día también están mirando al Frente Amplio, ¿por qué la Democracia Cristiana no podría mirar más hacia el centro y sumar a Ciudadanos que tuvo una muy buena votación en el Maule con la elección de Andrés Velasco? Si es que la Democracia Cristiana se rodea de partidos de centro o de centroizquierda que antiguamente formaron coalición y deja de lado al Partido Comunista y al Frente Amplio entonces el perfil identitario de la Democracia Cristiana sí va a estar siendo respetado. Sería muy penoso que un partido que se dio una tremenda vuelta para aislar o para no pactar con comunistas o con el Frente Amplio, hoy día vuelva luego de esa tremenda vuelta a una alianza con ellos por más instrumental que sea esta última.

La Democracia Cristiana lo que tiene que hacer es comenzar a pensar es cuál va a ser el proyecto que le va a ofrecer a los chilenos, cómo va a enfrentar las próximas elecciones».

-¿En ese caso no queda aislada la DC? Porque los partidos de centros son más pequeños, Ciudadanos es un partido más chico y que se dividió tras sus elecciones internas.

-La Democracia Cristiana debe, por lo menos, intentar aproximarse a partidos de centro, independiente de sus características y de su peso político o electoral, pero que sí equivalgan a una señal por ampliar una coalición hacia el centro y no siempre ampliar una coalición hacia la izquierda. De hecho, una de las razones que explica por qué la Democracia Cristiana se ha ido deteriorando tan sistemáticamente en cuanto a la porción de votos y la porción de escaños es que ha planteado coaliciones que poco tienen que ver con el ideario moderado y de centro que defiende la DC. Tanto así, que llegó a pactar con el Partido Comunista y más aún llegó a formar gobierno con el Partido Comunista. En un ambiente en que la izquierda está fragmentada, la opción que debe tomar la Democracia Cristiana junto a los partidos de centro, es formar un núcleo unido y afiatado que haga frente a esa izquierda desmembrada y asistemática.

«Si saca a Castillo, el gesto hacia la DC va a ser interpretado como una señal del Presidente Piñera para crecer hacia electores de centro»

-¿Si el gobierno saca al subsecretario Luis Castillo del ministerio de Salud, esto podría dejar a la DC en un escenario complejo donde tendría que ceder en algunos temas o proyectos de ley?

Si es que el gobierno saca a Luis Castillo naturalmente que se va a agilizar el apoyo de la Democracia Cristiana a algunos proyectos del gobierno. Con esto no quiero decir que la DC se vaya a sumar como un partido más a Chile Vamos, pero sí que el partido ya no va a tener una razón tan de peso como para oponerse a diestra y siniestra a los proyectos de ley que envía el gobierno. Si saca a Castillo, el gesto hacia la DC va a ser interpretado como una señal del Presidente Piñera para crecer hacia electores de centro. El partido bisagra puede llegar a constituirse en la llave maestra del gobierno para sacar los proyectos de ley y en la llave maestra para que la Democracia Cristiana se desligue definitivamente de los partidos de izquierda en los que nunca creyó, particularmente el Partido Comunista y los que conforman el Frente Amplio.

En un ambiente en que la izquierda está fragmentada, la opción que debe tomar la Democracia Cristiana junto a los partidos de centro, es formar un núcleo unido y afiatado que haga frente a esa izquierda desmembrada y asistemática».

-Pero con Castillo en el gobierno, ¿la DC todavía tiene posibilidades de ser ese partido bisagra?

-Sí, la Democracia Cristiana puede seguir siendo un partido bisagra toda vez que el gobierno tiene este año como el último para meter las principales reformas que van a marcar el accionar de este gobierno de aquí a los próximos años. Ya en 2020 vamos a estar en elecciones locales, por lo tanto, es muy probable que el gobierno tenga al frente un Congreso mucho más encolerizado en comparación a lo que sucedió durante el año anterior y lo que pueda suceder durante este año. Este año la DC tiene la gran posibilidad de aparecer ante la opinión pública como un partido que es capaz de escuchar los argumentos de izquierda y de dar paso a las buenas ideas que provienen de un gobierno de centroderecha. Esto no implica necesariamente que el partido profundice su carácter amarillo como se le ha señalado o sin identidad, todo lo contrario, la identidad del centro pasa por ser capaz de dialogar con izquierdas y derechas de manera simultáneas. Si es que el gobierno quiere llevar a cabo su agenda legislativa en la búsqueda de mayorías confiables, la Democracia Cristiana es el principal y único socio que tiene para llevar adelante las reformas.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: