Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 23 de octubre, 2017

Ex embajador sobre asilo a jueces venezolanos: “Es una manifestación clara de que Chile reconoce que hay una violación de la democracia”

Autor:

Uziel Gomez

Favio Vio, quien representó a nuestro país en Caracas, valora la decisión del Gobierno y que haya dado un giro “positivo pero insuficiente” respecto de la dramática situación del país que gobierno Nicolás Maduro. "El gobierno debe señalar sin duda alguna que el régimen de Venezuela es dictatorial", señala el ex diplomático.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La semana pasada llegaron a nuestro país cinco magistrados del Tribunal Supremo de Venezuela perseguidos por el régimen de Nicolás Maduro, y recibieron asilo político del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

Los jueces estaban asilados desde agosto en la embajada de Chile en Caracas pero, ante la negativa del gobierno venezolano de darles el salvo conducto para abandonar el país legalmente, debieron cruzar la frontera con Colombia y de ahí volar hacia Santiago.

«Nos obligaron a abandonar nuestra amado país Venezuela. Pero hoy otra nación nos da cobijo, nos protege en libertad, porque ese es el derecho fundamental del hombre«, dijo Elenis Rodríguez, una de las jueces que llegó junto a José Fernando Núñez Sifontes, Beatriz Ruiz Merino, Zuleima del Valle González y Luis Marcano Salazar.  Ellos se suman al magistrado Ramón Pérez, quien llegó hace más de un mes y también recibió el mismo beneficio.

El canciller Heraldo Muñoz recibió a los jueces y aseguró que «Chile, como dice el himno nacional, es asilo contra la opresión y por eso los recibimos en la tradición del derecho internacional y de lo que Chile siempre ha hecho, cuando quienes estiman que su seguridad está en peligro piden refugio en nuestro país».

Para analizar esta situación, “El Líbero” entrevistó a Favio Vio Ugarte, diplomático de extensa carrera en el Servicio Exterior de Chile, donde fue embajador de varios países, entre ellos, en Francia (1997-2000), Venezuela (2002-2006) y Perú (2008 y 2014).

– ¿Qué opina de que Chile haya dado refugio político a los magistrados venezolanos?

– Es un hecho positivo que está de acuerdo con la política tradicional de Chile en tema de asilo. Evidentemente, en Venezuela existe una situación gravísima de violación de los derechos humanos y una dictadura con características muy especiales, que provocó que estos jueces legítimamente designados solicitaran refugio en la embajada de Chile y posteriormente asilo. El otorgamiento del asilo es una manifestación clara de que Chile reconoce que hay una violación en Venezuela de la democracia, y me parece positivo esta concesión de asilo. Creo que debe ser reconocida debidamente, a pesar de que en algunos temas con respecto a Venezuela, en un inicio este gobierno fue de una gran debilidad.

Ex embajador: «El otorgamiento del asilo es una manifestación clara de que Chile reconoce que hay una violación en Venezuela de la democracia, y me parece positivo esta concesión de asilo»

– ¿Ha habido un giro del gobierno chileno respecto de Venezuela?

– Es un giro positivo pero insuficiente. Creo que es positivo que haya firmado la declaración de Lima y que haya aceptado el asilo de los jueces perseguidos por el gobierno de Maduro. Sin embargo, creo que es necesario avanzar en definiciones más concretas. El gobierno debe señalar sin duda alguna que el régimen de Venezuela es dictatorial, que se debe disolver la Asamblea Constituyente, que se debe respetar la Asamblea Nacional y la separación de poderes. Además, es fundamental que previo a cualquier conversación se solicite en forma firme la liberación de los presos políticos. No puede ser que un país de Sudamérica mantenga más de 600 presos políticos y pertenezca al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.}

– ¿Por qué cree que el gobierno de Chile no da un paso más con Venezuela?

– El problema que tiene el gobierno, y que es único en el mundo, yo creo, es que tiene en su coalición al Partido Comunista. La Cancillería firma la declaración de Lima sobre Venezuela, recibe asilados y un partido de gobierno, que tiene ministros, subsecretarios y funcionarios públicos, que participa en el comité político de La Moneda, califica la política exterior de Chile con respecto a Venezuela de «injerencista», y además, felicita al gobierno de Maduro por la reciente elección de gobernadores, sabiendo que fue un acto fraudulento. Es decir, Chile ante el concierto internacional tiene una posición debilitada porque un partido que pertenece al gobierno critica y lesiona la posición que asume el país oficialmente a través del Ministerio de Relaciones Exteriores frente a las violaciones de derechos humanos.

Ex embajador: «La Cancillería firma la declaración de Lima sobre Venezuela, recibe asilados y un partido de gobierno, que tiene ministros, subsecretarios y funcionarios públicos, que participa en el comité político de La Moneda, califica la política exterior de Chile con respecto a Venezuela de «injerencista»

– ¿Cómo evalúa la gestión del gobierno en relaciones exteriores y qué desafíos dejará a la próxima administración?

– Soy un crítico de la gestión de política exterior del gobierno. Creo que han habido algunas situaciones que han sido manejadas de una manera que no estoy de acuerdo. Uno de ellos, es la inflexión en materia de derechos humanos, precisamente por la participación del PC en el gobierno. Segundo, en materia vecinal, creo que la situación con Bolivia se ha manejado en forma que no me satisface. La realidad es que hoy tenemos dos casos ante La Haya. En la demanda de Bolivia hemos tenido tres agentes, hemos tenido la renuncia de nuestra jueza nombrada por este gobierno, lo que es un mal precedente, y a la vez, hemos perdido la sesión preliminar. Nosotros tenemos que apoyar la acción del gobierno en esta área y en la defensa de los intereses nacionales, pero creo que no ha sido manejada con la tranquilidad y sobriedad que se necesita sobre todo en materia comunicacional. La situación es delicada. Tenemos que mantener un apoyo a la posición del gobierno pero ha faltado una decisión política de denunciar al Pacto de Bogotá. Creo que la no denuncia del Pacto de Bogotá demuestra una debilidad en nuestra política exterior. Estamos expuestos a que Bolivia siga manejando este instrumento, que fue inspirado en lograr la paz, en beneficio de sus intereses personales y en perjuicio de los intereses chilenos. Debemos retirarnos del Pacto de Bogotá porque Bolivia lo seguirá usando de mala forma y debemos evitarlo.

Ex embajador: «Soy un crítico de la gestión de política exterior del gobierno. Creo que han habido algunas situaciones que han sido manejadas de una manera que no estoy de acuerdo»

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: