Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 03 de abril, 2019

¿Es necesaria realmente una reforma tributaria? Siete voces externas al gobierno coinciden en la necesidad de modificar el sistema vigente

Autor:

Javiera Barrueto

La votación de la idea de legislar sobre la modernización tributaria nuevamente se aplazó para el próximo miércoles, a la espera de acercar posturas luego de que la oposición le entregara ayer al Ejecutivo otro documento con propuestas. A pesar de las diferencias que han extendido el debate durante ocho meses, ex altas autoridades de gobiernos de la Concertación y organismos internacionales como la OCDE, y el FMI han planteado la necesidad de cambiar el actual sistema tributario y coinciden en que una de las urgencias es simplificarlo.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Cerca de las 15:00 horas de ayer los representantes de la oposición de la comisión de Hacienda, liderada por el diputado Pablo Lorenzini (DC), le entregaron un nuevo documento de ocho páginas al ministro Segpres, Gonzalo Blumel, titulado “Análisis respuesta de Hacienda del 18 de marzo de 2019 a propuesta de diputados sobre reforma tributaria”.

De este modo, comentan en La Moneda, se logró sumar más tiempo y descomprimir los ánimos puesto que hoy era el día clave para el proyecto de modernización tributaria, ya que estaba programado que se votara la idea de legislar. Y todo indicaba que se rechazaría. Pero, finalmente, el trámite se aplazó para el miércoles de la próxima semana.

Esto no significa que el escenario sea del todo auspicioso para el gobierno, porque la oposición le volvió a dar un “ultimátum” al Ejecutivo… esta vez el plazo es hasta el fin de semana. Así, el lunes ya tendrían la respuesta de La Moneda y, 48 horas más tarde, se podría generar el primer paso: la votación de la idea de legislar la reforma.

La dilatación del proyecto ha generado preocupación en el sector privado y en el oficialismo. El presidente de la CPC Alfonso Swett apuntó hace unos días que seguir esperando la reforma genera “un daño en las expectativas e incertidumbre”. Desde RN, su presidente Mario Desbordes, en entrevista con El Líbero, sostuvo que “ha sido demasiada la demora de la reforma tributaria, el gobierno ya tiene que tomar una decisión. Esto se aprueba o se rechaza”. Incluso en los partidos de Chile Vamos no existe claridad del detalle de lo que abarcará el proyecto, puesto que el gobierno aún continúa en negociaciones con la oposición.

En la misma línea se encuentra el ex director del Servicio de Impuestos Internos durante la primera administración de Michelle Bachelet, Ricardo Escobar, quien se refirió a la necesidad de realizar una reforma tributaria, pero advirtió que no se puede pasar por el “vergonzoso proceso de 2015 para terminar con una mala reforma”.

Pero independiente de las diferencias entre el Ejecutivo y la centroizquierda, existe claridad al menos en un tema entre diversos dirigentes: el actual sistema requiere un cambio. Así lo han expresado incluso los ex ministros de la Concertación como Alejandro Foxley, José Pablo Arellano y Eduardo Aninat, además de organismos internacionales como el FMI y la OCDE. En general, se han manifestado sobre la necesidad de simplificar el sistema tributario impulsado durante la administración de Michelle Bachelet.

Foxley, Aninat y Arellano, por el camino de simplificar la reforma tributaria

Cinco ex ministros de gobiernos de la Concertación –Soledad Alvear, Eduardo Aninat, José Pablo Arellano, Alejandro Foxley y Manuel Marfán– son algunos de los integrantes de la Comisión de Desarrollo Integral convocada por La Moneda. En su informe de noviembre de 2018 plantearon desafíos que coinciden, en su esencia, con muchos de los objetivos del actual proyecto del Ejecutivo.

Así en el capítulo V: “Propuestas para más y mejor inversión” se propone avanzar hacia una estructura tributaria coherente con los desafíos del siglo XXI, que “procure lograr los objetivos de recaudación para enfrentar los desafíos sociales que el país debe enfrentar, equilibrando competitividad para la inversión y para el crecimiento de empresas y emprendedores”.

Se lee, además, que se debe fomentar “el incentivo al ahorro, la equidad horizontal y vertical y la simplicidad de sus normativas para así reducir el costo de cumplimiento para el Estado y los contribuyentes, especialmente para las pymes”. Se destaca una de las principales bases de la reforma tributaria: “La simplificación del actual sistema es un elemento fundamental para que los inversionistas visualicen una mayor certeza jurídica respecto de la aplicación de las distintas normas que conforman el régimen tributario”.

No es primera vez que líderes de la Concertación se han referido al tema. En septiembre de 2016, quien fuera uno de los principales protagonistas de la transición durante el gobierno de Patricio Aylwin -y de la reforma tributaria que se realizó a principio de los 90-, Alejandro Foxley, surgió como uno de los primeros críticos de su sector a la reforma tributaria que impulsó el ex ministro de Hacienda, Alberto Arenas.

El escenario que eligió para mostrar sus diferencias fue durante la presentación del libro “Sostenibilidad Fiscal y Reformas Tributarias en América Latina”, escrito por Arenas. Dijo Foxley en esa ocasión: “Tenemos un problema de implementación por la alta complejidad de los dos sistemas de recaudación que se han instalado: el sistema de renta atribuida y el semi integrado. Por lo tanto, el desafío es simplificar la forma de implementación, tanto para el recaudador como para los contribuyentes”.

En ese punto también coincide el ex ministro de Hacienda y miembro del grupo Progresismo con Progreso, Eduardo Aninat. Ya en enero del año pasado, antes de que comenzara el debate tributario, advirtió que se requería de una “simplificación tributaria y dejar de abusar a las pymes”. “Nos gusta esa idea, intelectualmente es razonable y le va a hacer bien al país”, dijo en La Tercera.

Y en su balance del gobierno anterior tuvo una visión negativa con respecto a la reforma de Arenas, calificándola de “mal diseñada, mal ejecutada y mal comunicada. Las inversiones se pararon y se fueron para afuera”.

El economista de Cieplan, ex ministro y ex director de Presupuestos, José Pablo Arellano, también coincide en que es conveniente simplificar el sistema tributario actual. Además ha lanzado varias advertencias con respecto a la situación fiscal que, incluso, detalló en el documento “Panorama fiscal: propuestas frente a una situación amenazante”.

“En materia tributaria no veo espacios para reducciones de impuestos. Lo que sí es posible y conveniente es simplificar el sistema tributario y seguir mejorando y facilitando su administración”, señaló en marzo del año pasado.

OCDE recomienda simplificación tributaria

El año pasado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) también valoró la simplificación del sistema tributario como una medida que ayudaría a impulsar el crecimiento económico de mediano plazo, en línea con la propuesta que baraja el gobierno.

“Es interesante que la OCDE destaque la simplificación del sistema tributario como algo que puede traer un beneficio importante, junto con las medidas pro inversión que ha estado impulsando el gobierno”, señaló el ministro de Hacienda Felipe Larraín en mayo pasado, durante su participación en el Foro y la Reunión Ministerial del organismo. Antes, en marzo, estuvo en Chile el director del Centro de Política Tributaria de la OCDE, Pascal Saint Amans. En la ocasión, señaló: “Apoyamos decididamente el proyecto tributario que se ha presentado. Vemos algunos desafíos en la integración completa, regresando a un sistema que es más conocido por los países en el mundo. Creemos que este aspecto es positivo”.

En el documento “Estudios económicos de la OCDE”, publicado en febrero del año pasado, se advierte que en Chile los ingresos fiscales se vieron afectados por la brusca caída de los precios del cobre y el descenso del crecimiento. Y agrega que el “nuevo gasto social y en educación superó el incremento de los ingresos a corto plazo como resultado de la reforma tributaria de 2014″. Además una de las recomendaciones que se lee en el informe es “simplificar la reforma tributaria de 2014, sobre todo para las empresas”.

FMI: “Recuperación económica está firmemente encaminada” y critica reforma de 2015

El Fondo Monetario Internacional también se hizo eco de la reformas que impulsa el gobierno de Sebastián Piñera en la “Declaración al término de la misión del artículo IV correspondiente de 2018”. Ahí se destaca que “la recuperación económica en Chile está firmemente encaminada: aunque el entorno externo plantea riesgos a la baja, el programa interno de reformas ofrece riesgos al alza para las perspectivas económicas”.

Así, en el informe se subraya que medidas como la reanudación de un sistema impositivo único y plenamente integrado, la depreciación acelerada y un reintegro más rápido del IVA deberían estimular en total la inversión y el crecimiento. “El personal técnico celebró el hecho de que las autoridades estén comprometidas que la reforma sea autofinanciada”, se lee en el documento. Y advirtió que en la medida en que existen inquietudes en torno a la elusión fiscal, “las autoridades deberían reforzar más la administración tributaria y plantearse medidas adicionales”.

Y en 2015 el FMI mostró una visión más crítica de las repercusiones de la reforma tributaria implementada por Bachelet. Hace cuatro años el director del Departamento Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, emitió el informe “Un año (más) de crecimiento mediocre: América Latina y el Caribe en 2015”, donde solo dos líneas bastaron para cuestionar la iniciativa. “La incertidumbre en torno al impacto de las reformas de política parece estar afectando la inversión”. Esa fue la primera vez que el organismo internacional admitió que la reforma tributaria del gobierno pasado generaba incertidumbre y afectaba la inversión.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: