Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 17 de abril, 2019

El duro revés que la izquierda le da a sus figuras presidenciables Michelle Bachelet y Heraldo Muñoz, al no cuadrarse con el TPP 11

Autor:

Javiera Barrueto

La ex Mandataria y el ex canciller son los dirigentes del sector que aparecen mejor posicionados en las encuestas. Y ambos fueron los que lideraron las negociaciones y la firma del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica que hoy se vota en la Cámara. Pero, pese a las gestiones que hizo tanto el bacheletismo como el presidente del PPD, no lograron cuadrar a las bancadas de la izquierda, las que hoy les darán la espalda.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El 8 de marzo del año pasado, Santiago se convirtió en el punto de encuentro para países como Australia, Brunei, Canadá, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Singapur y Perú. En la ocasión, a solo tres días de que finalizara su segundo gobierno, Michelle Bachelet y su canciller Heraldo Muñoz sellaron el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP 11) junto a otras 10 naciones.

Durante la ceremonia, que contó con la presencia de 400 asistentes, la entonces Mandataria sostuvo que “estamos orgullosos de concluir este proceso, enviando un fuerte mensaje comunidad internacional de que la apertura de mercados, la integración económica y la cooperación internacional son las mejores herramientas para crear oportunidades económicas y prosperidad”.

Y su canciller agregó: “Este ambicioso acuerdo comercial involucra a 11 países y su objetivo es contribuir al crecimiento económico y crear nuevas oportunidades para empresas, trabajadores, agricultores y consumidores”.

Pero poco más de un año después, el escenario dio un completo giro. Y si la semana pasada las miradas se centraron en la votación de la idea de legislar el proyecto de Modernización Tributaria en la comisión de Hacienda de la Cámara, en donde la izquierda criticó de “traidores” a la DC por dar el visto bueno, hoy será el turno del también llamado Acuerdo Transpacífico.

Pero en la tributaria, los parlamentarios de la Democracia Cristiana actuaron a la par de su directiva, en cambio, en esta ocasión, la mayoría de los integrantes de las bancadas del PPD, del PS y del PC “traicionarán” a sus propios líderes presidenciales: Bachelet y Muñoz, al rechazar el TPP 11. Puesto que fueron ellos quienes lo impulsaron desde la administración anterior.

De hecho, las bancadas decretaron libertad de acción. Y ni siquiera en el PPD, partido que lidera el ex canciller, se alinearon para esta materia. La jefa de bancada, Andrea Parra, asegura que “en general la bancada, en su mayoría, va a rechazar el TPP 11” y agrega que los diputados de la colectividad “han revisado en detalle el tratado y ha concluido que hay posiciones que son desfavorables para Chile, particularmente en materia económica, en términos de propiedad intelectual y resolución de controversias”.


Esto, a pesar de las públicas gestiones que ha realizado la misma colectividad y el entorno del ex ministro de RR.EE. para que se apruebe el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico.

Una de las primeras iniciativas surgió por parte del ex presidente del partido Víctor Barrueto; los ex ministros, Sergio Bitar, Helia Molina, Nicolás Eyzaguirre, Rodrigo Valdés y Álvaro García, entre otros. El 2 de abril enviaron una carta a los diputados donde entregaban argumentos para adherir a la iniciativa. “Se podría argumentar que apoyarlo es un acto mínimo de lealtad con la ex Presidenta Michelle Bachelet, quien dictó las pautas para conducir su negociación, y luego convocó a los países socios a Chile y firmó el texto a nombre de nuestro país”, se lee en la misiva. Agregan que esto es también “un apoyo al ex canciller Heraldo Muñoz, presidente del partido, quien lideró el acuerdo por parte de Chile y negoció, favorablemente para Chile, una serie de temas complejos contenidos en el tratado”. Y  finalizan con que “la razón de fondo es más simple. El PPD es un partido que mira el mundo desde una perspectiva moderna, con una visión innovadora, de integración y no de aislamiento”. Pero de poco sirvió.

El ex canciller está en el peor de los mundos, pues podría quedarse en solitario defendiendo el tratado y quedando expuesto públicamente como un presidente que no ordena ni dirige a su partido. Por lo tanto, a la ya existente crisis de la oposición con la pugna DC-PC, se podría adicionar la crisis interna del PPD entre la directiva y la bancada”, dice a Mauricio Morales, integrante del equipo estratégico-electoral de la DC y académico de la Universidad de Talca.

Tres días después de la carta de los dirigentes del PPD, un grupo de ex cancilleres, entre ellos, Soledad Alvear, José Miguel Insulza, Ignacio Walker, Alejandro Foxley y el mismo Muñoz, emitieron un comunicado para respaldar la iniciativa. “Nuestros Presidentes impulsaron una política exterior entendida como una verdadera política de Estado, al servicio de una estrategia de desarrollo que ha traído progreso y bienestar a Chile en los últimos 30 años”, se lee en el texto. Y agrega que “les pedimos respetuosamente que aprueben el Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Transpacífica CPTTP que está bajo su consideración”.

Estas iniciativas terminaron chocando con la decisión de la mayoría de los diputados del PPD y del ala más a la izquierda de la ex NM. En la misma oposición destacan que de concretarse hoy el rechazo se generará un “complicado escenario” para Muñoz . “El ex canciller está en el peor de los mundos, pues podría quedarse en solitario defendiendo el tratado y quedando expuesto públicamente como un presidente que no ordena ni dirige a su partido. Por lo tanto, a la ya existente crisis de la oposición con la pugna DC-PC, se podría adicionar la crisis interna del PPD entre la directiva y la bancada”, dice a El Líbero el integrante del equipo estratégico-electoral de la DC y académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales.

El que se mantenga la división en la oposición en torno a este tema internacional produciría un “golpe” en las figuras que han sonado constantemente como los nombres del sector que encabezan las encuestas, que son precisamente Bachelet y Muñoz. Además, este último ha dicho públicamente “estar dispuesto” a una carrera presidencial.

El ex canciller se ha mantenido como uno de los dirigentes de la centroizquierda con mayor aprobación. En la última Cadem apareció como el político mejor posicionado de la ex Nueva Mayoría con un 55% de aprobación, superando incluso al diputado de RD, Giorgio Jackson. En el mismo escenario se encuentra Bachelet, quien, en el sondeo apareció con el 48% de respaldo.

Se suma a esto que los dos han hecho del tema internacional y sus organismos, el sector donde “más cómodos” se desenvuelven.

Y si bien en el bloque admiten que la reforma tributaria y el Acuerdo Transpacífico son temas que generan divergencias, apuntan que las consecuencias y el impacto político no es el mismo a cuando se trata de reformas del gobierno. Porque el TPP11 tuvo su mayor impulso en Bachelet II, por lo que -afirman- el legado de la ex Presidenta podría quedar en “entredicho” si no se aprueba en la Cámara.

“Si la oposición -salvo algunos congresistas DC- rechazan el proyecto, entonces perfectamente la DC los podría acusar de desleales con la Presidenta Bachelet, quien impulsó este tratado. En consecuencia, la DC podría alegar que es la izquierda la que desconoce el legado de la Mandataria y que, por tanto, no tiene moral para acusar a otros de desleales si ellos mismos no son capaces de defender su propio gobierno”, sostiene Morales.

Los problemas no solo surgen en el PPD. De hecho, los diputados del Partido Socialista anunciaron que tampoco respaldarían el proyecto. Así lo manifestó el jefe de bancada Manuel Monsalve, quien en su cuenta de Twitter publicó una imagen suya junto a un letrero que dice “No al TPP-11”.

En la misma línea también estará el Partido Comunista. Su presidente  Guillermo Teillier, señaló que rechazarán el acuerdo. “No porque estemos en contra de los tratados, sino porque este no agrega nada nuevo a lo ya existente. Y solo los grandes consorcios ganan”, señaló. Mirada que postearon integrantes de la bancada, como Camila Vallejo.


El jefe de bancada de RD, Pablo Vidal, también coincidió: “Acá cada partido votará según sus convicciones. Aquí no nos vamos a pasar boleta ni factura después de la votación del TPP 11. Esto no va a profundizar (las diferencias) ni nos va a unir”.

Complicado escenario opositor: diferencias entre partidos… y al interior de los partidos

Este es el último año antes de que se produzcan elecciones municipales y de gobernadores regionales, por lo que La Moneda aspira a sacar adelante sus reformas -tributaria, laboral y previsional-, mientras que en la oposición la meta está en converger en torno a un acuerdo e ideas. Sin embargo, ese objetivo se ha ido disipando con los días, pues a las diferencias como oposición se suman las que enfrenta cada colectividad. La Reforma Tributaria y el TPP 11 son ejemplo de ello.

Por un lado la DC mantiene su papel de “bisagra”. Y si bien el Consejo Nacional del lunes respaldó la gestión de Fuad Chahín, reconocen en sus mismas filas que es en el Senado donde la disidencia a su línea puede hacerse notar.

El Partido Socialista, en tanto, enfrentará sus elecciones internas el 26 de mayo. Ese día se decidirá si se mantiene la continuidad de Álvaro Elizalde o si los militantes optan por la lista disidente liderada por Maya Fernández. Si bien en el PS reconocen que el sector del actual líder de la tienda de calle París congrega a un sector más amplio y a las bases de la colectividad, la presencia de la diputada deja en evidencia las divisiones internas y las críticas a su gestión.

En tanto, la mesa y la bancada del Partido Radical han enfrentado un escenario de visiones contrapuestas. Mientras su presidente Carlos Maldonado se inclinó por aprobar la idea de legislar la reforma tributaria, la bancada apostó por el camino contrario. Y el lunes, el ex ministro de Justicia se mantuvo en la misma línea, pero esa vez por la reforma previsional. “Nosotros como Partido Radical hemos dicho claramente que es necesario modificar el sistema. Creo que aquí no tiene mucho sentido discutir sobre la idea de legislar, yo creo que hay que legislar en materia de pensiones”, dijo en Emol TV.

Con este panorama, explican quienes conocen la interna de las colectividades, durante este año se ve que las divisiones internas continuarán y recién en 2020, por un tema pragmatico-electoral, los partidos de oposición comenzarán a acercar posturas.

 

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: