Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 21 de agosto, 2015

«Déjà vu»: El discurso de Salvador Allende en que anunciaba reforma tributaria, laboral, educacional y nueva Constitución

Autor:

Renato Gaggero

En 1972, el ex Mandatario dijo que era crucial obtener buenos resultados en las parlamentarias del siguiente año para sacar adelante esas reformas de su gobierno. La semana pasada, la Presidenta Bachelet dijo en El Salvador que "me emociona saber que el legado de Allende sigue vigente".
Autor:

Renato Gaggero

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Cuando Michelle Bachelet llegó a Chile el 27 de marzo de 2013 para anunciar que competiría en las primarias presidenciales de la Nueva Mayoría, los principales lineamientos de lo que sería su futuro programa de gobierno ya estaban trazados.

Pocos días después de su aterrizaje en Santiago, la actual Presidenta hablaba con soltura y profundidad de la reforma tributaria, la reforma educacional, la necesidad de fortalecer la actividad sindical e incluso daba luces de que en su gobierno se impulsaría la confección de una nueva Constitución. Lo hacía en entrevistas, con su círculo cercano y en actos de campaña. En estos últimos, de hecho, hacía un fuerte llamado para que también se apoyara a los candidatos de la Nueva Mayoría al Congreso. «No solo necesitamos que yo llegue a La Moneda, pues si llego voy a tener la voluntad de hacer lo que me he comprometido, pero necesito el apoyo del Congreso, porque muchas de estas cosas son proyectos de ley», decía.

Ha transcurrido un año y cinco meses desde que llegó a La Moneda con más de un 62% de los votos en segunda vuelta, y los pilares del programa se encuentran en marcha. Si bien los niveles de aprobación ciudadana de Bachelet se han desplomado a cifras cercanas al 20% y la mayoría de los chilenos ahora se manifiesta en contra de las modificaciones estructurales, la reforma tributaria ya se promulgó, aunque se anunció un proyecto para modificarla. En el área educacional, aspectos de la reforma avanzaron en el Congreso, pero aún no hay absoluta claridad respecto de cómo y a quiénes beneficiará la gratuidad en el sistema universitario. Asimismo, la reforma laboral que fortalece la actividad sindical se aprobó en general este miércoles en el Senado y el proceso constituyente para elaborar una nueva carta fundamental debiera comenzar en los próximos días.

El discurso de Allende con los mismos pilares

allendePero el libreto del actual gobierno no es inédito. El 5 de septiembre de 1972, en un discurso ante los dirigentes de la Unidad Popular, el entonces Presidente Salvador Allende explicaba lo crucial que era para su gobierno tener un buen resultado en las elecciones parlamentarias de marzo de 1973 para sacar adelante sus proyectos. En esa alocución, el ex mandatario socialista anunció una reforma educacional, una reforma tributaria, un nuevo código del trabajo y una nueva Constitución.

“No hay otra salida, como lo he dicho, que la campaña que debemos dar en marzo de 1973. Pero no con un sentido corriente electoral, no como una campaña electoral más. Tenemos que levantar una gran plataforma que señale al pueblo la tarea que tiene que alcanzar. Tenemos que decirle que hay que dictar una nueva Reforma, una nueva Reforma Agraria, una nueva Ley de Reforma Educacional, un nuevo Código Tributario, un nuevo Código del Trabajo. Debemos establecer la nueva seguridad social. Debemos, compañeros, hacer posibles los derechos y los deberes de los trabajadores. Debemos afianzar la presencia de los trabajadores definitivamente en el manejo de la cosa pública, y junto a las iniciativas programáticas que no constituyen una plataforma electoral, debemos dictar una nueva Constitución. Para ello debemos ganar la principal batalla, obteniendo la primera victoria en la campaña electoral del 73, con el fin de conquistar la mayoría en la Cámara de Diputados. Si no la alcanzáramos, tendríamos siempre la perspectiva de una gran tarea por delante”, dice la primera parte de ese discurso (ver completo aquí).

Desde que asumió su segundo gobierno, al menos en dos oportunidades la jefa de Estado ha destacado la figura del ex Mandatario. En Sudáfrica, en agosto de 2014, dijo que ella y Allende tenían algo en común: «creo que tenemos los mismos desafíos, yo diría, en el sentido de cómo nosotros somos capaces de construir un país sin injusticias, sin desigualdades y creo que la experiencia de creer que esto es posible a través de una vía pacífica es probablemente uno de los legados más importantes del Presidente Allende». Y hace pocos días, en una gira por El Salvador, alabó su figura y dijo que estaba vigente en cada una de las reformas sociales que los países de Latinoamérica llevan adelante: “fue un líder de un pueblo que buscó ser arquitecto de su propia historia. Un chileno que es sinónimo de justicia social buscada con tenacidad democrática inalterable. Me emociona saber que el legado de Allende sigue vigente, tanto en mi país como en países hermanos”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: