Publicado el 26 mayo, 2021

[Columna Constituyente] Ana María García Barzelatto: Libertad de asociación y colegiatura obligatoria

Profesora de Derecho Constitucional Universidad de Chile. Presidenta Asociación Chilena de Derecho Constitucional Ana María García Barzelatto

El ejercicio de la profesión de abogado debe ajustarse a patrones éticos que requieren de control efectivo ya sea a través del colegio o de órganos especiales (tribunales éticos) creados por ley, los que en Chile nunca han sido creados.

Ana María García Barzelatto Profesora de Derecho Constitucional Universidad de Chile. Presidenta Asociación Chilena de Derecho Constitucional
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Se han ido cumpliendo varias etapas del proceso constitucional tras la celebración del plebiscito del 25 de  octubre de 2020.  

Recientemente, hemos elegido a quienes integrarán la Convención Constitucional y, tan pronto ésta se instale, se deberá elegir un presidente o presidenta y un vicepresidente o vicepresidenta,  e inmediatamente después abocarse a la redacción de un reglamento.

El reglamento deberá definir los procedimientos para deliberar, las formalidades para adoptar los acuerdos y el funcionamiento de las diversas comisiones, entre otras materias.

Con seguridad, el reglamento establecerá comisiones temáticas para abordar los diversos contenidos de la nueva Constitución, tanto de la parte dogmática como de la parte orgánica. Y será inminente la reflexión en torno a los derechos fundamentales.

Entre tales derechos, hoy se discute fuertemente respecto del derecho a la libertad de asociación, con motivo de la reciente declaración del Colegio de Abogados sobre la necesidad de regular el control ético del ejercicio de la abogacía y eventualmente establecer la colegiatura obligatoria para el ejercicio de la profesión de abogado.

La libertad de asociación es un derecho fundamental reconocido internacionalmente y, en Chile, bajo la Constitución de 1833, desde la reforma constitucional de 1874. Este derecho encontró una relevante proyección en la creación de los colegios profesionales, durante la vigencia de la Constitución de 1925. Particularmente, el Colegio de Abogados se establece oficialmente en 1925 y es reglamentado definitivamente por la Ley N° 4.409 de 1928. 

Los colegios profesionales son una de las diferentes formas de ejercer la libertad de asociación y esta tendencia ha sido vigorosa en Chile, contemplándose la colegiatura obligatoria durante la vigencia de la Constitución de 1925 e incluso al momento de la redacción de la Carta de 1980, en cuyos primeros orígenes se llegó a considerar que “la ley podrá exigir la colegiación solo respecto de las profesiones universitarias”, norma contenida en el Acta Constitucional N° 3, a propósito de la libertad de trabajo, y discutida latamente por destacados juristas.

Hoy la declaración del Colegio de Abogados es coincidente con lo que fue la regulación anterior a la Carta de 1980 y con lo que se establece en la gran mayoría de los países de Hispanoamérica y Europa, en el sentido que la Constitución habilite al legislador para que el ejercicio de determinadas profesiones universitarias requiera la colegiatura obligatoria en casos determinados.  Particularmente, aquellas profesiones cuyo ejercicio se vincula con bienes públicos como, por ejemplo, la salud, la justicia, la seguridad de las obras de ingeniería, que comprenden aspectos de bien común que afectan a toda la comunidad y requieren eficacia, responsabilidad y control ético en su ejecución

Entre ellas, ciertamente se encuentra la profesión de abogado, por ser éstos auxiliares de la administración de justicia, la única profesión cuyo título es otorgado por la Corte Suprema y, sobre todo, su ejercicio debe ajustarse a patrones éticos que requieren de control efectivo ya sea a través del colegio o de órganos especiales (tribunales éticos) creados por ley, los que en Chile nunca han sido creados.

Prontamente la Convención Constitucional habrá de entrar al estudio de materias que más allá de la hoja de papel en que quedarán contenidas, afectarán aspectos esenciales de nuestra vida en comunidad.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO