Gastronomía es presentado por:
Publicado el 03 de enero, 2019

Waincaina, fusión peruana en Concón

Autor:

Rodrigo Martínez

Abrió recientemente este restaurante que, además de buena comida, tiene un trabajo muy bien ejecutado en cuanto a su oferta de vinos y bebestibles. Si sobrevive inclaudicable en su propuesta de sabores tras la tentación de ceder al público de la temporada, se puede transformar en un  hito del buen comer en esta comuna litoral.

Autor:

Rodrigo Martínez

Este neologismo, esta nueva palabra que juega fonéticamente con dos conceptos: cocina peruana con visos de fusión y un acento poco frecuente en establecimientos peruanos con el vino. Se trata de la más reciente apertura en el siempre bullente Concón, localidad autodenominada capital gastronómica de Chile. En una casona remodelada con una privilegiada vista al mar.

Los restaurantes de influjo peruano siempre tienen una suerte de declaración de principios que son las trilogías de ceviches o de causas. Acá no hay excepción con la Trilogía de Causas, con un puré al pesto, al rocoto y al ají amarillo con rellenos de tartar de salmón ahumado, pollo en crema y camarones a la huancaína. Otro platillo que sirve como indicador de cómo está la sazón es el Cebiche clásico ($9.900) con camote glaseado, choclo peruano y una leche de tigre sabrosa, con el picor preciso y vigoroso. Ojalá que durante la temporada no cedan a la tentación de amancebarse al comensal en tránsito.

Diremos que es un cebiche como para copiarlo, en su justo punto de equilibrio entre un recuerdo de Lima, pero con vista al Pacífico. Otro entrante para aplaudirles, un Tiradito de Loco, que revela su lado más fusión, con láminas de loco, emulsión de ají verde, algas (nori) y palta. Un platillo que coquetea con lo nikkei, pero también emerge como una propuesta de sabores bastante autorales.

En carta, de los fondos, destaca Chupe de Gallina ($10.900), una fusión de dos mundos, que combina ají de gallina con la preparación base del tradicional chupe nacional. Otro, el Tira Winecaina, asado de tira braseado, estofado por 4 horas, acompañado de fetuccini con salsa huancaína ($14.900), para apetitos más golosos y que combina indulgentemente carbohidratos con una proteína caramelizada. Otra proteína poco vista por estos cuadrantes es el Pato, en este caso A la Chiclayana, marinado con un aliño especiado, buena presencia de ají, chicha morada y arroz en reducción de cerveza ($15.900), un platillo que recuerda esa cocina de los buenos tiempos del Astrid & Gastón en SCL.

Una cocina para agradecer entre la oferta que cuenta con pocos comedores que cuidan detalles en cocina y en sala, con un trabajo muy bien ejecutado en cuanto a su oferta de vinos y bebestibles. Si sobrevive inclaudicable en su propuesta de sabores tras la tentación de ceder al público de la temporada, se puede transformar en un  hito del buen comer en esta comuna litoral.

Winecaina. Av. Borgoño 22.900, Concón (ver mapa). Tel. 23269 7138. Abierto todos los días de 12.30 a 0.30 horas, en horario continuado. reservas@winecaina.cl