Cine en su Casa es presentado por:
Publicado el 21 de mayo, 2020

Un ecléctico menú de casas

Periodista Virginia Araya

The World’s Most Extraordinary Homes es una serie/documental británica que muestra, como dice su nombre, las más espectaculares casas en el mundo. Aquí la decoración es sólo un detalle, porque el protagonista es el desafío a las formas, a las estructuras, a las combinaciones. Entretenida, chispeante y sorprendente.

Virginia Araya Periodista

Casas bajo tierra, descolgándose de una colina, en un bosque, en lo alto de un acantilado o simplemente en medio del campo… de todo para los amantes de la arquitectura y diseño, aunque algunas pueden resultar exageradas. La decoración es sólo un detalle, el protagonista es el desafío a las formas, a las estructuras, a las combinaciones.

Esto es lo que nos trae The World’s Most Extraordinary Homes (Las casas más extraordinarias del mundo), una serie documental británica de Netflix, dirigida por el director y productor de televisión Ed St Giles. Está ya desde 2017 en su catálogo, pero es una joyita que vale la pena rescatar si no la han visto.

Son 12 capítulos de 40 minutos, 4 de la primera temporada y los otros 8 de la segunda temporada que está dividida en dos entregas (A y B). En ellos, el premiado arquitecto Piers Taylor y la actriz Caroline Quentin (ligada al mundo inmobiliario) son dos perfectos y encantadores anfitriones ingleses que recorren el mundo buscando las casas más espectaculares, concebidas y construidas. Muy sencillos, sin pontificar, muestran cómo además son “vividas” por sus dueños e incluso se permiten disfrutar de ellas. Caroline no pierde oportunidad en probar las despampanantes piscinas con las que se topa en este apasionante recorrido que incluye proyectos en India, Portugal, Suiza, Japón, Estados Unidos, Noruega, Israel, entre otros.

En el primer capítulo nos llevan por España y la primera construcción es cerca de Santiago de Compostela, una Casa Rural diseñada por RCR Arquitects, ganadores del premio Pritzker, de proporciones gigantescas. Una estructura de 11 grandes cajas de latón oxidado, conectadas por un corredor, casi enterrada en la naturaleza. Sus dueños querían “un lugar para aislarse”, que nada les impidiera admirar el entorno, en pleno silencio, con su huerto y gallinero a mano.

Y lo genial es cómo se va dando la conversación entre los conductores, muy suelta. Primero llegan solos a las casas (les prestan las llaves), van descubriendo y criticando los espacios, luego muestran los planos y el diseño, y al final intervienen los arquitectos o los dueños, o ambos. Piers está a cargo de los detalles más profesionales y estructurales, Caroline describe la experiencia como una dueña de casa y todo lo práctico, desde si es fácil hacer una cama o encontrar el closet entre tanta modernidad. Su fama los tuvo como invitados en el show de Ellen De Generes el año pasado.

De acuerdo a la singularidad de cada diseño arquitectónico –hay, por ejemplo, una completamente redonda e inmensa- nos van indicando el uso de la luz, la materialidad de muros y ventanas, la incorporación de tecnología, la privacidad de ciertos espacios, el aporte del color, el diálogo con el paisaje. Según ellos, hay casas que dicen “¡mírenme!”, como Frank Gehry  y su museo en Bilbao, pero otras “no por favor” (eso me pasó un poco con el caso de tres hermanas que decidieron construirse 3 casas similares, muy juntas, en medio de la nada). Al revés, la casa en una colina en India, de un hombre de negocios de Bombay, con una gruesa estructura externa para protegerse del viento monzón, pero con patios interiores y fuentes de agua colmadas de  caléndulas, es un gozo estético.

Déjense llevar por esta selección de  “casas que quieren ser experiencias… que quieren emocionar”, como invita Piers.

Puedes ver el trailer aquí.

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete