Crítica de Medios es presentado por:
Publicado el 18 de octubre, 2018

Smart TV, la columna de Fernanda Demaria: Objetivamente… ¿tiene cara de caballo?

Autor:

Fernanda Demaria

Cuando Trump decide atacar, no se queda corto en insultos. Ahora fue el turno de una ex actriz porno a quien tras una disputa legal llamó “horseface”. La cobertura de este hecho y el de la legalización de la marihuana recreativa en Canadá son ejemplos del sesgo de los medios a la hora de mostrarnos la realidad. Un fenómeno complejo que restringe nuestra capacidad de decidir y, por ende, nuestra libertad. 

Autor:

Fernanda Demaria

La famosa Stormy Daniels tuvo esta semana un duro traspié en su guerra mediática y legal con Donald Trump. La actriz y directora de películas para adultos afirmó haber recibido amenazas para no revelar la relación que mantuvo hace diez años con el ahora Presidente de Estados Unidos. Trump negó las acusaciones y Stormy lo demandó por realizar declaraciones falsas poniendo en duda la veracidad de sus dichos.

 

La última palabra la tuvo el juez de California James Otero al dictaminar que con las críticas Trump estaba ejerciendo su derecho a la libertad de expresión, el que se encuentra amparado por la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos. El magistrado desestimó la demanda y determinó que Stormy debía pagar los honorarios de su abogado. Tras el triunfo Trump hizo uso de twitter, su plataforma favorita, y se refirió a la actriz como “Horseface” (cara de caballo).

 

Al día siguiente la noticia acaparó los titulares. Sin embargo lo hizo con importantes diferencias, dependiendo de la orientación política de cada medio. “Juez desestima demanda por difamación de Stormy Daniels contra Trump” (Reuters), “Trump llama a Stormy Daniels ‘Horseface’, el último insulto de un hombre conocido por degradar a las mujeres” (Los Angeles Times) y  “El Presidente derrota a Daniels en el caso de difamación” (One America News Network). Disímiles miradas provenientes de medios con tendencias de centro, izquierda y derecha respectivamente.

 

Limitaciones para contar todas las hechos disponibles e incluir los distintos puntos de vista forman parte del sesgo de los medios.

 

Lo anterior refleja un fenómeno conocido como “media bias” o sesgo de los medios, el que dice relación con la forma en que los profesionales de la información seleccionan las noticias y cómo las comunican. Va más allá de un artículo en particular y generalmente refleja una tendencia que contraviene los estándares del periodismo. Limitaciones para contar todas las hechos disponibles e incluir los distintos puntos de vista forman parte de esta práctica.

 

Pretender ser cien por ciento objetivos es una utopía. De acuerdo con la teoría del enfoque, “las noticias no son un reflejo de la realidad sino una representación de la misma”.

 

Pero incluso el medio que se esmere en perseguir una total neutralidad tan solo puede “aspirar” a la objetividad. Una aspiración difícil –por no decir imposible- de lograr ya que, querámoslo o no, nuestra historia y lo que sabemos o dejamos de saber se refleja en el trabajo que realizamos. Pretender ser cien por ciento objetivos es una utopía. De acuerdo con la teoría del enfoque, “las noticias no son un reflejo de la realidad sino una representación de la misma”. Los periodistas, consciente o inconscientemente, según elementos como su religión, tendencia ideológica y sus propias vivencias, “encuadran” la información. Así, la historia de Stormy puede contarse de diferentes maneras sin necesidad de que haya una sola verdad.

 

Fruto de lo anterior han surgido en internet sitios que toman la misma noticia y ven cómo ésta aparece en los distintos medios. El caso de Stormy fue parte del análisis realizado por AllSides.com, cuyo objetivo es entregar “una salida a través de la cual los consumidores de noticias pueden ver el sesgo de los medios de comunicación y tenerlo en cuenta al elaborar sus propias conclusiones sobre lo que está sucediendo en nuestro mundo y en nuestra nación”. ¿Cómo determinan la orientación ideológica de cada medio? Se basan en encuestas, estudios de universidades, feedback de sus usuarios, entre otros. Su metodología también busca ser lo más objetiva posible, pero obviamente está sujeta al mismo fenómeno.

 

¿Cómo informarse? Recurrir permanentemente a sitios como AllSides definitivamente no es la solución. La clave está en buscar varias fuentes y no quedarse tan solo con la que solemos consultar.

 

Ayer AllSides eligió como objeto de estudio la legalización de la marihuana recreativa en Canadá, decisión que impulsó un intenso debate sobre las consecuencias del consumo de cannabis y las relaciones entre Canadá y Estados Unidos, que podrían verse afectadas por la medida. ¿Cómo lo informaron los medios? “Legalizando la marihuana recreativa, Canadá comienza un experimento nacional” (New York Times, izquierda),  “Con un sobrio comienzo el consumo recreacional de marihuana se vuelve legal”  (Reuters, centro) y “Los canadienses vinculados a la nueva industria de la marihuana legal podrían ser excluidos de los Estados Unidos” (Washington Examiner, derecha).

 

Entonces, ¿cómo informarse? Recurrir permanentemente a sitios como AllSides definitivamente no es la solución. La clave está en buscar varias fuentes y no quedarse tan solo con la que solemos consultar. Generalmente recurrimos a medios acordes con nuestras tendencias ideológicas y dejamos de lado los que no reflejan las propias convicciones. Así vamos restringiendo cada vez más la forma de ver el mundo y perdemos libertad. Conocer los distintos puntos de vista permite comprender y decidir.  Ya que sin duda el punto no es si Stormy tiene o no cara de caballo ni el hecho de que algunos canadienses puedan tener problemas con Estados Unidos. Es la segunda lectura la que hace la diferencia.

También te puede interesar: