Gastronomía es presentado por:
Publicado el 06 de diciembre, 2018

San Pedro de Atacama con el tenedor

Autor:

Rodrigo Martínez

Recorrimos el poblado para encontrarnos con restaurantes, gelaterías, bares y cafés para desayunar o merendar durante todo el día. A la oferta de tour operadores y de hospedajes más rupestres, le sigue la profusa oferta gastronómica, que todavía tiene algunos puntos que mejorar por ser este un destino turístico masivo, concurrido y cosmopolita. Claro, la figura del backpacker gourmet todavía está en ciernes en el mundo. Pero hay esperanza para los que buscan hacer excursión con el tenedor y quieren deleitarse con el paisaje de un plato bien servido y atender también (en la expedición) a las propias papilas.
Autor:

Rodrigo Martínez

La mañana comienza muy temprano para quienes quieren acceder al espectáculo natural de los Géiseres del Tatio. Quienes vuelven, lo hacen con un apetito voraz. Junto al hostal El Anexo, cosmopolita y a la vez rústico se encuentra el café La Franchutería, que cautiva a la distancia por su aroma omnipresente de pan recién horneado. Una pared repleta de baguettes (esta mañana, sólo natural, integrales y con aceitunas) es el paisaje más hermoso que ha presenciado este modesto cronista en estas inmediaciones. La baguette de crujiente y sonora corteza. El café impecable. Un croissant (graso), pero deleitoso. Sólo el pan (que también reparten a hoteles y restaurantes) vale la pena una visita a esta panadería que es todo un hallazgo.

 

Si busca un almuerzo liviano, en el centro de la ciudad hay una profusa cantidad de menus. Desde 8.000 por tres tiempos (sin bebestibles algunos). Si busca una cocina más elevada puede ir a los reconocidos La Estaka o Adobe. Ambos con un toque internacional, algo más refinado, un ambiente tranquilo, la posibilidad de beber una copa de vino, una cerveza y escapar del calor. Acá observamos un cruce entre insumos del sur al encuentro de algunos productos locales que sirven para darle el toque especial a las recetas.

 

Para refrescar el paladar a madia tarde, una visita a la heladería Babalú puede resultar muy reconfortante. Helados de Rica Rica, de Hoja de Coca, de Arrope de Chañar, entre otros, figuran en su pizarra y le sacan lustre a los ingredientes locales. Batidos con leche y jugos naturales, además de helados de sabores como Hoja de Coca, Quínoa 3 leches, Rica Rica con Pisco Sour, Ayrampo, Algarrobo, Chañar Chips, Canela, entre otras; hay opciones sin azúcar.

 

Por las noches, el recientemente inaugurado Roots Sanguchería & Bar está destinado a convertirse en ese lugar del que todos van a hablar esta temporada. Con apenas un par de semanas de vida ya vive el fragor de una barrra con bartenders de punto fijo, que no cesa en su agitar de cocteleras. Este espacio carga con ese intangible llamado “onda”, un ambiente animado y donde es posible degustar muy buenas versiones de cocteles clásicos como un Old Fashioned, Margarita, Bloody Mary o un Dry Martini. Pero también hay preparaciones más refrescantes como Sangría, Agua de Valencia (espumante, jugo de naranja, vodka y gin) o preparaciones como Apaga tu Sed. También proponen una sanguchería pop bien ensamblada. Probamos Babe el Chanchito Caliente con mayo casera, palta, chucrut y lomito en una ciabatta que contuvo bien la carga húmeda del emparedado. También una ensalada: Salmón Calameño, con dados de salmón, dressing de maracuyá, tomate asado, mezcla de verdes y queso de cabra. Todo lo que el cuerpo pide cuando afuera arrecia el sol. Para beber entre amigos, jarras de Sangría y de Tinto de Verano. Un espacio con todo lo necesario para transformarse en un verdadero hito norteño de buen comer y beber en clave desenfadada y gustosa. Por las noches, hay pinchadiscos y música en vivo que ayuda a encender el ambiente. Abierto todos los días del año.

 

Dónde alojar

Elegimos tres alternativas para pernoctar en este hito turístico en medio del desierto. La oferta es variada y abrumadora en su cantidad, de distintos precios, estándares y estilos de pasajeros. Se consideraron locaciones para ir preferentemente en pareja, sin niños. Una básica y central, otra más alternativa, ecológica y con un cielo estrellado que se viene encima por la noche. Una de lujo con todas las comodidades que las estrellas de la hotelería puede brindar.

 

El Anexo. Está muy bien ubicado, cerca de todo, servicios, bancos y restaurantes, cuenta con estacionamiento y habitaciones confortables y sencillas. Ideal para conocer gente de todo el mundo en sus áreas comunes. Para desayunar, La Franchutería está a tiro de piedra. Licancabur 527, San Pedro de Atacama. Tel. 98220 6286.

 

Eco Lodge El Andinista. Más apartado del circuito de los turistas. Camino al conocido Pucará de Quitor. Un entorno agreste en cabañas privadas. Y una vista envidiable al volcán Licancabur. Incluye desayuno campestre. Pukará 10 Camino Quitor, San Pedro de Atacama. Tel. 99920 8460.

 

Cumbres AtacamaFine dine y servicio de spa en habitaciones de alto estándar. Wi fi en áreas comunes, bar en sector de piscina y en el lobby. Se aprecian los detalles desde los servicio de traslado, hasta el hilado de sábanas y la calidad del mobiliario. Av. Las Chilcas S/N Lote 10, Parcela 2, San Pedro de Atacama. Tel 55 285 2136.

 

Direcciones

La Franchutería. Gustavo Le Paige 527, San Pedro de Atacama. Tel. +56 9 6660 1122. www.lafranchuteria.com

Adobe. Caracoles 169, San Pedro de Atacama. Tel. 55 285 1132.

La Estaka. Tocopilla 418, San Pedro de Atacama. Tel 55 285 1286.

Babalú. Caracoles 140, San Pedro de Atacama.

Roots. Caracoles 195-B, San Pedro de Atacama.