Gastronomía es presentado por:
Publicado el 21 de diciembre, 2017

Mercado Bar, sabroso y saludable

Autor:

Renato Gaggero

A cargo de la cocina hay manos que ya manejan algunos códigos de una cocina fresca y con acento en el sabor. En la carta convive un ceviche de cochayuyo que agrupa champiñones, pimiento morrón, cilantro, toques dulces de mango, cebolla fresca y una emulsión de una sabrosa leche de tigre.
Autor:

Renato Gaggero

Es un punto medio. Una mezcla casi imposible entre una cocina bien concebida y que cuenta con el rótulo de la dieta flexitariana. Una apuesta que ha dado que hablar en el panorama gastronómico de la ciudad. Más que una cocina libre de proteínas animales, la propuesta de Mercado Bar abraza esa mixtura textual entre flexibilidad y vegetarianismo. Es algo así como un vegetarianismo tramposo, laxo, sin más ideología que alimentarse de manera sabrosa y lo más sano posible. Suena sensato. Porque en el reino animal hay preciadas joyas culinarias que paladar y organismo requieren. La tendencia se atisba en la cultura anglosajona desde mediados de los 90 y parece ser que los flexitarianos del mundo (generalmente son ictívoros y devoradores de productos del mar) son legión.

A cargo de la cocina hay manos que ya manejan algunos códigos de una cocina fresca y con acento en el sabor. En la carta convive un ceviche de cochayuyo que agrupa champiñones, pimiento morrón, cilantro, toques dulces de mango, cebolla fresca y una emulsión de una sabrosa leche de tigre. Además de un ceviche de pescado del día, preparado al estilo chileno, o unas ostras al natural, que se acompañan de un pebre de ulte. Manda el influjo de una cocina mediterránea, que trabaja con soltura distintos productos. Su Mezze –ideal para compartir entre dos- compila tabbouleh de quínoa, tzatziki, ensalada griega, humus y falafel junto a pan pita. También figuran los tan de moda Buddha Bowls, algo así como el plato mantra de los comedores que abrazan el wellness en su propuesta culinaria. En este caso, los vegetales (quínoa, kale, brócoli, pimientos al estilo escalibado, palta y tomates cherry) revelan visos orientales que recuerdan la cocina Thai.

Entre los fondos cuesta decidirse entre el crisol de cocinas del mundo que confluyen en esta propuesta. Desde sus burritos mercado mix, con porotos negros, kale, rabanitos, col morada, aguacate, cilantro, cebolla fresca, tortilla de trigo acompañado de salsa ranchera y salsa verde; pasamos a notas más especiadas como las que proponen sus lentejas al masala, la lasagna de berenjenas, y el pulpo a la parrilla, que se muestra bien sabroso, con el toque de fuerza que le entrega el ají cacho de cabra ahumado y el contrapunto de papas al natural. En esta simpleza hay otro deleite.

Para el final, disponen de postres sin azúcar donde destaca uno que ya arrastra fanaticada, como es su deconstrucción del pie de limón. Un gesto que derrocha técnica y distintas texturas que hacen del bocado fino una experiencia entretenida: Curd (crema al estilo inglés), aspic (una gelificación) y esponjas de limón, merengue deshidratado, crumble de avena y helado de frutos rojos.

En el capítulo de los líquidos, recogiendo la infraestructura y corriendo aún más el límite de lo que consume un flexitariano (quizás ustedes también lo son y no lo sabían), hay una variada oferta de cocteles vistosos, equilibrados y una oferta aceptable de vinos.

Mercado Bar. Av. Vitacura 4089, Vitacura (ver mapa). Tel. 94 034 4197. Más información en www.mercadobar.cl.