La cocina política es presentado por:
Publicado el 23 de agosto, 2018

La cocina política de Mecha Corta: Los aros de cebolla de Sebastián Dávalos

Autor:

Mecha Corta

El que se hiperventiló esta semana fue el hijo pródigo. Sin siquiera arrugarse, Sebastián Dávalos presentó una demanda contra Canal 13, acusando “persecución” en las rutinas de Yerko Puchento. El patudo exige una absurda indemnización por más de $3 mil millones. ¿No será mucho?

Autor:

Mecha Corta

 

Aros de cebolla

(Para Sebastián Dávalos)

2 cebollas medianas

1 taza de harina

1 taza de leche fresca

2 cucharadas de aceite

1 huevo

Un poco de sal

Pimienta blanca en polvo.

Aceite para freír

 

“Tú eres mi hermano del alma, realmente mi amigo, que en todo camino y jornada estás siempre conmigo…” Así parte la canción “Amigo”, de Roberto Carlos, y así de fraternal me figuraba la amistad entre el ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco, y el ex DC, Juan José Santa Cruz, cuando juntos fundaron el Partido Ciudadanos. Pero nuevamente se me pasó la sal, definitivamente me equivoqué y la mediática votación para elegir al que llevará la batuta del conglomerado confirma mi salado chascarro. Todavía, mientras escribo, no sé quién será el triunfador: si las “puertas abiertas” de Santa Cruz o los “ciudadanos a pie” de Velasco. Lo único que tengo claro es que la culpa de tamaña escoba fue el sistema de votación electrónica, tanto así, que uno de los miembros del Tribunal Supremo arrancó a su casa con una de las llaves que abrían la urna virtual y, con ello, partieron las descalificaciones. ¡Qué feo! Sobre todo considerando que este pequeño partido no perdió la oportunidad de criticar a sus hermanos mayores y se las dio, por un tiempo, de paladín de la transparencia. Así como van las cosas, ex amigos, me huele a que este chiche tiene fecha de expiración.

 

A sus anchas se le vio al Presidente Piñera el domingo pasado en el set del programa Mesa Central. Entre otras cosas aprovechó la tribuna del ex canal del angelito para anunciar la creación del Museo de las Democracia y, como era de esperar, no tardaron en aparecer las reacciones por lado y lado. Chile Vamos se unió en un cerrado aplauso mientras que la oposición, cual partido de fútbol, habló de un empate político. De pasadita el Presidente anunció también un subsidio a la vivienda, lo que iluminó el domingo de muchos. El día y la tribuna de Piñera continuaron, esta vez con corbata roja en el programa El Informante, del canal estatal. Aquí volvió a hablar del museo y se paseó por los distintos temas de actualidad. Para cerrar la jornada, comió en la casa del ministro del Interior con los representantes de Chile Vamos para “agüenar” el ambiente. Salieron todos con la guatita llena, el corazón contento y con órdenes de cerrar la boca.

 

Siguen las sorpresas en Palacio, el informe elaborado por el Consejo de Auditoría Interna General de Gobierno detectó $4,2 billones en cuentas por cobrar que no han sido recuperadas por el Estado. ¡Harto grande debe ser el cheque!, y bien complicado el temita, sobre todo cuando están raspando la olla para poder pagar los otrora compromisos de la Señora.

 

El que se hiperventiló esta semana fue el hijo pródigo. Sin siquiera arrugarse, Sebastián Dávalos presentó una demanda contra Canal 13, acusando “persecución” en las rutinas de Yerko Puchento. El patudo exige una absurda indemnización por más de $3 mil millones. ¿No será mucho? El hombre de vistosos aros hizo reaccionar de inmediato al jefe máximo del canal, Andrónico Luksic, quien fue muy claro al tuitear que va a “tener que defenderse en tribunales”. Sus dichos fueron escoltados por Javier Urrutia, director ejecutivo del canal, refiriéndose a Dávalos como “primera dama”. Supe por ahí que ya hablaron con la Doctora Polo y lo quieren llevar a Caso Cerrado.

 

Con tus aros en la retina, decidí preparar unos crujientes aros de cebolla. Te los voy a dedicar, pero antes no puedo dejar de decirte que me desilusiona tu actitud, demasiado ejercicio matemático que delata a la legua el cálculo que hiciste por lo que dejaste de ganar tras el escándalo. Hagámoslo más simple, pasemos a la cocina y, ahora sí, puedes lucirte con tus aros.

 

En un bowl bate lentamente el huevo, agrega el aceite, leche, harina, sal y pimienta y mezcla hasta formar un batido suave y homogéneo y lo reservas. Ahora, saca el cuchillo y corta la cebolla en finos aros como a ti te gustan. Toma cada aro, úntalo en el batido, y ponlo a freír en un sartén con aceite bien caliente. No te pongas nervioso, no te apures y sé cuidadoso, ya que freír muchos aros al mismo tiempo puede resultar en un desastre.

 

Una vez listos, ponlos sobre papel absorbente. Te recomiendo que te los comas solo, eso te dará tiempo y tranquilidad para reflexionar y sacar cuentas más sensatas. Y ojo, no te olvides que tu propia madre desistió de querellarse contra un medio de comunicación y echó pie atrás porque no estaba a la altura de nuestra historia republicana.

 

@politicaycocina

También te puede interesar: