Cine en su Casa es presentado por:
Publicado el 03 de diciembre, 2020

“Ethos”: Abrir la puerta a las emociones

Periodista Virginia Araya

El más reciente estreno turco en Netflix es la serie Ethos (Bir Baskadir en su título original y Nos conocimos en Estambul en su pésimo nombre en español), y ha sido un éxito por su construcción dramática y por la paciencia que ha tenido el público para seguir su historia dura, pero enganchadora.

Virginia Araya Periodista

Ya el primer capítulo nos tira de bruces al enfrentarnos a la cotidianeidad de la vida de Meryem, una dulce y naif joven de una conservadora familia kurda musulmana, que sin motivo de salud aparente sufre desmayos repentinos y es derivada a la consulta de una psiquiatra de un hospital público. Se dan muy pocos datos, muy de a poco nos vamos enterando de los nombres de los personajes, de sus historias, de sus emociones y frustraciones. El ritmo característico de las series indie, con personajes extraños, lejanos pero que terminamos incorporando al corazón, como Meryem, en gran interpretación de la actriz Öykü Karayel (conocida en Chile por sus papeles en Kuzey/Guney y Kara Para Ask).

Escrita y dirigida por Berkun Oya (Happy New Year London), en sólo 8 episodios de 45 minutos nos va mostrando -con preciosa fotografía y creativas imágenes antiguas intercaladas en los cierres- muy distintas realidades socioculturales, religiosas y geográficas, incluso de personajes que se van entrelazando en un tejido perfecto que no apreciaremos a cabalidad sino hasta el capítulo final, cuando llegan colores al relato y el leit motiv de la serie respecto a la importancia de no reprimir las emociones: “no dejarlas atascadas en una jaula”.

Y da el sentido a la palabra griega “ethos”, que significa mi “costumbre y conducta”, y, a partir de ahí, “conducta, carácter, personalidad”, distinguibles en cada uno de los singulares personajes que intervienen en la vida de otros, de maneras insospechadas, incluso a través de un programa de televisión que todos ven coincidentemente.

Desde el inicio asistimos a declaraciones incorrectas, como cuando la psiquiatra de Meryem, Peri (Defne Kayalar), le confiesa a su propia terapeuta Gülbin (Tülin Özen) su incomodidad de atender a esta paciente con el pelo cubierto por un pañuelo (prejuicio e intolerancia heredado de su madre), manifestaciones de su infelicidad sumados al cansancio por “no querer envejecer” como se lamenta cuando estalla capítulos más adelante. Entenderá luego que es peor cubrirse la mente que el cabello.

Los hombres quedan mal parados, partiendo por la irascibilidad y fanatismo religioso del hermano de Meryem, Yasin (Fatih Artman, Mi Vida Eres Tú)); Sinan (Alican Yücesoy, Intersection), el playboy depresivo patrón de Meryem, pareja de Gülbin y amante de  Melissa;  y el famoso guía espiritual Hodja (Settar Tanrıöğen), pobre en sus consejos, padre de Hayrünnisa (lesbiana en secreto) y a quien se le viene la vida a abajo con la muerte de su esposa (¿dónde quedó la trascendencia y la aceptación de la voluntad de Alá?). Imperdible el capítulo 6, especialmente la escena en el gimnasio.

Es cierto que hay mucha soledad, tristeza y frialdad, pero los caminos se van ordenando y el final deja muchas puertas abiertas y se agradecen las reflexiones en torno a la existencia, partiendo por las citas a Jung y la importancia de “ser individuos” más que someterse a algún dios.

Muy interesante, para cuestionarse la existencia y la tolerancioa. En Netflix.

Puedes ver el trailer (sin subtítulos eso sí) aquí.

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO