Señor Director,

Comenzaba a leer el texto constitucional entregado el lunes 4 de julio, a fin de votar informado en el plebiscito del 04 de septiembre. Ya había leído previamente el borrador, sin embargo, no con la dedicación que le estoy dando al texto final, más analítica.

Me llamó la atención el término “igualdad sustantiva”, usado frecuentemente y por sobre la “igualdad ante la ley”, por lo que busqué información al respecto y encontré un texto de Yoali Pérez Montecinos en que señala: “En lo que respecta a la igualdad entre hombres y mujeres, uno de los avances de esta materia se plasma el concepto de igualdad sustantiva” y que supone la “modificación de las circunstancias que impiden a las personas ejercer plenamente sus derechos”. Habla básicamente de la sobrecarga que tiene la mujer trabajadora respecto de las labores del hogar, entre otros.

Me pregunto, entonces: ¿La igualdad sustantiva es igualdad? Creo en lo personal que se está tratando de hacer materia de ley una situación que es netamente cultural, y que no va a cambiar porque esté plasmada en el texto constitucional o en alguna ley. Lo que se requiere es un cambio de paradigma y esto es algo transgeneracional, algo que, aunque lo incluyas en una ley, no va a cambiar hasta algunas generaciones futuras. El tema va más atado a un cambio de paradigma que a una ley. Hay que entender que, si en una familia trabajan dos, ambos comparten las tareas domésticas; si uno de los dos recibe remuneración y otro se encarga de las labores domésticas, ambos aportan a la economía familiar, puesto que el que recibe remuneración puede trabajar remunerado gracias al que realiza las labores domésticas, por tanto, también es un esfuerzo compartido.

Se da demasiada importancia al que percibe la remuneración en estos casos cuando, para todo, el aporte económico es de ambos. En resumen, opino que no es igualdad real. Es lógicamente ventajosa y busca, al menos en el texto constitucional, resolver un problema que no tiene que ver con la ley si no con la cultura, aventajando a unos por sobre otros. Estoy seguro de que, en la constitución va mucho más allá de mujeres y hombres, como un concepto más amplio, pero eso no cambia el fondo de éste.

Erick Peña Rocha

Deja un comentario

Cancelar la respuesta