Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 29 noviembre, 2020

Sergio Merino: Buenas preguntas para buenas respuestas

Presidente de USEC Sergio Merino

No solo debemos formularnos preguntas acerca de lo que debería contener nuestra Constitución, sino además como, en el seno de nuestras empresas, podemos incentivar a que todos entendamos mejor qué nos estamos jugando, qué le podemos pedir (y qué no).

Sergio Merino Presidente de USEC
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Ha pasado algo más de un mes desde el plebiscito, y el tema de la nueva Constitución ha estado presente en todo tipo de conversaciones y han surgido una serie de preguntas respecto al proceso y a todo lo que conllevará. Y me parece positivo que así sea. Como todo buen empresario sabe, las buenas respuestas requieren de muchas y muy buenas preguntas. Y es nuestro deber, como hombres y mujeres de empresa, formularlas.

Pero no solo debemos formularnos preguntas acerca de lo que debería contener nuestra Constitución, sino además como, en el seno de nuestras empresas, podemos incentivar a que todos entendamos mejor qué nos estamos jugando, qué le podemos pedir (y qué no le podemos pedir) a una Constitución.

Partamos por preguntarnos cómo podemos llevar la discusión constitucional adentro de nuestras empresas, para que no se agote en la elección de los constituyentes. Así aportaremos a que nuestros colaboradores tengan más elementos de juicio y una visión amplia de lo que está en juego, y, de paso, nos servirá para el entendimiento mutuo. ¿Qué podemos esperar de gerentes y directores en este proceso? ¿Qué rol deben jugar? Hay que dedicarles tiempo a estas preguntas. ¿O el asunto se acaba con la elección de constituyentes y sólo queda esperar el resultado de lo que de allí surja? Hay experiencia internacional sobre la necesaria participación en la deliberación pública. Veo dos ventajas de abordar esto: el proceso no queda encapsulado en los intereses políticos y los ciudadanos no quedamos a merced de las consignas y eslogans. Bernardo Larraín, Presidente de SOFOFA, explicó -en un Café Con que organizó USEC esta semana- un método desarrollado en la Universidad de Stanford para involucrar a la sociedad civil en la discusión. Creo que vale la pena apoyar el desarrollo de instancias como la propuesta, para que, quienes no seremos constituyentes, seamos más que unos meros electores de constituyentes y observadores pasivos de lo que acontece en la convención.

En mi columna anterior, decía que tenemos que ir a proponer y a convencer, y no a “defender” nuestras ideas. Y en este sentido vale preguntarse ¿cuáles son los principios fundamentales que recoge la Constitución actual y que deberían mantenerse en la nueva? Y más importante: ¿Por qué? Antes de proponer alguno, debemos asegurarnos de tener una buena justificación, de fundamentar nuestra respuesta en una razón de bien común y no en la inercia del statu quo. ¿Hay principios no recogidos adecuadamente en el actual texto y que convendría incluir? ¿Somos capaces de explicar a las personas con las que trabajamos por qué Chile sería un país más justo, libre, solidario y fraterno si la Constitución lo recogiera como un derecho o un deber?

La discusión apenas ha empezado, pero tenemos que ser parte de ella, e involucrarnos activamente. ¿En qué materias del ámbito económico, laboral y empresarial no hay acuerdos y por qué? ¿Cual es el rol empresarial del Estado? ¿Cuáles van a ser los grados de libertad de los individuos frente al Estado, en materias tales como iniciativa empresarial, organización de la sociedad, libertad religiosa, etc? ¿Cuáles son los grados de poder que se le entregan al gobierno de turno, y sus limitaciones? Muchas de estas materias parecen alejadas del mundo empresarial, que pareciera debería preocuparse solo de la libertad de emprender, de la propiedad privada, de la forma de regular la competencia y otros por el estilo; pero no nos equivoquemos: la forma en la que se distribuye el poder, los contrapesos que entrega el marco institucional, y la forma de gobierno, no nos son ajenos, por lo que tenemos el derecho, y como cristianos el deber, de tener una voz informada sobre estos aspectos.

El tema de la baja valoración y confianza en las empresas, en los hombres y mujeres que las crean y dirigen, venía de antes y continuará en paralelo con la discusión constitucional. Pero abordar estas preguntas en sede empresarial nos permitirá abordar esas expectativas, poniendo en su justa dimensión el rol que juegan las empresas en el bienestar de las personas y en el desarrollo económico y social.

Abordar estas dudas –y muchas más que encontrará al preguntar a sus colaboradores— nos ayudará a abandonar miradas ideologizadas y excluyentes sobre el rol del Estado y la libre iniciativa de los ciudadanos en el ámbito de la empresa, la producción, el comercio y el trabajo, que es, a fin de cuentas, un derecho humano, un espacio de despliegue de la creatividad y esfuerzo personal, así como la fuente de sustento de las familias y expresión de la dignidad trascendente de toda persona humana.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO