Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 23 de mayo, 2020

Francisca Echeverría: No se trata sólo de sobrevivir

Centro Estudios e Investigación Social SIGNOS, Universidad de los Andes Francisca Echeverría

En el contexto de la crisis, proteger el empleo es todo menos superfluo. Ahora bien, el trabajo es más que comida y olvidarlo puede tener un efecto deplorable en nuestras prioridades políticas.

Francisca Echeverría Centro Estudios e Investigación Social SIGNOS, Universidad de los Andes

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El virus lo ha trastornado todo y, entre sus efectos, el golpe al trabajo es brutal. A estas alturas todos conocemos a alguien que ha perdido el empleo, y el total de desocupados, despedidos y suspendidos ronda el millón y medio. El nivel de desempleo en países como Estados Unidos hace prever que la crisis nos pegará fuerte en el ámbito laboral, a pesar de las medidas adoptadas hasta ahora. Y el impacto de ese golpe no es sólo económico.

Que trabajar es crítico para la vida resulta evidente por la primera de sus consecuencias: comer. Hace sólo unos meses, nadie podía sospechar que el gobierno estaría hoy abocado a mitigar directamente el hambre en cientos de miles de hogares. Medidas como el ingreso familiar de emergencia o canastas de alimentos parecen fundamentales en una crisis de esta magnitud; sin embargo, todos sabemos que los fondos fiscales no son infinitos. En ese contexto, proteger el empleo es todo menos superfluo.

Ahora bien, el trabajo es más que comida y olvidarlo puede tener un efecto deplorable en nuestras prioridades políticas. La preocupación de hoy -y con razón- es asegurar alimento y abrigo a todo chileno, pero cuidar el trabajo por todos los medios posibles ha de mantenerse como un objetivo primordial en la discusión pública, más allá de las preferencias redistributivas de cada uno. Lo que el desempleo se lleva consigo es mucho más que el equivalente a un subsidio monetario, cualquiera sea el monto. No es difícil advertir que el trabajo es esencial para el desarrollo global de una persona, su autoestima, su relación con otros y su vinculación con la totalidad del cuerpo social. No obstante, la tendencia a reducir el fruto del trabajo a su rendimiento externo es frecuente en todo el arco político y encuentra su antecedente en autores como Locke o Marx, que fundan perspectivas tan disímiles como el capitalismo y el comunismo. Tímidamente, sin embargo, surgen voces alternativas: el economista Daron Acemoglu, por ejemplo, sostiene que el trabajo no sólo permite vivir, sino que es fuente de sentido, mientras que Mathew Crawford ha redescubierto los oficios como una labor que hace comprender que se es útil para el mundo y parte de una comunidad; en definitiva, que contribuye a dotar de coherencia la vida.

Así, la cuestión del trabajo es más que un problema de asegurar la subsistencia. Tiene que ver con el despliegue de lo humano, con la inserción social, con la dignidad. El ministro Briones -paradójicamente, el más político del gabinete- parece comprender bien lo anterior cuando apunta a la flexibilidad para cambiar, a su debido tiempo, ciertas ayudas directas por subsidios al empleo. Urge un esfuerzo conjunto del Estado y la sociedad civil por preservar de relaciones laborales existentes, un entramado difícil de reconstituir y cuya destrucción acarrearía daños en dimensiones que superan con mucho lo económico.

Los chilenos necesitan sus trabajos y no sólo sus ingresos; necesitan empleos que permitan una existencia digna y que otorguen un horizonte. Vivir es más que sobrevivir.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete