Un total de 7 hechos de violencia y 3 delitos de robo de madera se registraron entre el 21 y el 27 de noviembre en la Macrozona Sur, en el Indicador de Violencia e Impunidad de El Líbero.

Los ataques dejaron al menos 30 víctimas, 20 de ellas debido al incendio de una escuela en el sector rural de la comuna de Tirúa, donde desconocidos procedieron a robar material del establecimiento para luego prender fuego al establecimiento, donde estudian unos 15 niños del sector.

Asimismo, a tempranas horas del martes 22, en el camino que une las comunas de Lautaro y Galvarino, un grupo de encapuchados irrumpió en un predio forestal amenazando a los trabajadores que se encontraban iniciando su jornada, procediendo a incendiar 3 camiones y 7 máquinas forestales.

Posteriormente, en el sector Camino La Serena de la comuna de Temuco, otro atentado se registró en una faena forestal, donde resultó incendiado el campamento que cobijaba a los trabajadores y un camión. En este hecho, mediante un operativo conjunto de Carabineros y el Ejército, se logró la captura de un total de 5 detenidos, entre los cuales se encontraba Pelantaro Llaitul, hijo del líder de la CAM, organismo radicalizado que se adjudicó ambos atentados.

Este último hecho marcó la semana noticiosa en la Macrozona Sur, sacando nuevamente a luz el rol de la familia Llaitul en torno al liderazgo de la CAM.

Pelantaro Llaitul es el menor de la familia, pero a sus 18 años ya cuenta con antecedentes que lo vinculan a delitos como el robo a una estación de servicios y a una tienda de retail.

Sin embargo, en escuchas telefónicas realizadas en el marco de las diligencias por la detención de su padre Héctor Llaitul en mayo de 2021, el líder de la CAM señaló que Pelantaro habría sido herido en un enfrentamiento con Carabineros entre Traiguén y Los Sauces, oportunidad en la que se registró una serie de atentados.

A esto se suma que al momento de su detención, Carabineros incautó un fusil de guerra, el cual habría sido utilizado con antelación en actos violentos en la zona.

Junto a él también fueron detenidos Jorge Cayupil, Luis Fuenzalida, Juan Carlos Mardones y Luis Menares, todos miembros activos de la CAM.

Cabe destacar que a raíz de estas detenciones, los 5 imputados iniciaron este fin de semana una huelga de hambre líquida en la cárcel de Valdivia, a la cual en la jornada de hoy se sumó el mismo Héctor Llaitul y otros 3 comuneros en la cárcel de Concepción. (Ver presiones anteriores mediante huelgas de hambre)

Menos ataques, más víctimas

En el período entre el lunes 21 y el domingo 27 de noviembre, se registraron un total de 10 hechos de violencia: 6 en Biobío y 4 en La Araucanía. De ellos, 3 fueron delitos por robo de madera que dejaron 6 detenidos. En lo que va de noviembre se han registrado 58 hechos de violencia y 90 desde el 26 de septiembre, cuando El Líbero comenzó el conteo.

Los ataques incluyeron la comisión de 10 delitos, principalmente incendios (4).

Debido a estos 10 hechos de violencia se registraron 30 víctimas, 20 de ellas por el atentado contra la escuela rural en Tirúa.

En total, los ataques dejaron 17 bienes afectados: 7 maquinarias, 5 camiones, 2 fundos, 1 escuela, 1 tren de carga, 1 camioneta.

El total de detenidos y formalizados fue de 11 personas.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta