«Héctor Llaitul tiene un magíster en huelgas de hambre para conseguir lo que quiere», afirma el ex convencional por La Araucanía, Eduardo Cretton en un nuevo capítulo del Podcast Macrozona Sur.

Hace una semana la Fiscalía de La Araucanía informó sobre la detención de 5 personas por su responsabilidad en un doble atentado incendiario en Galvarino. Entre ellos se encontraba Pelentaro Llaitul, hijo del líder de la CAM. Tras quedar con la cautelar de prisión preventiva, los formalizados comenzaron una huelga de hambre para exigir su traslado inmediato al «módulo de Presos Políticos Mapuche del CCP de Temuco». A esta protesta se unieron Héctor Llaitul y su otro hijo, Ernesto.

«La gente ya no le compra a estos grupos la huelga de hambre. Ya saben que son grupos que persiguen sus propios intereses, que muchas veces utilizan la causa mapuche para su propio beneficio y que hoy día simplemente están pagando», asegura Cretton.

Sergio Giacaman, ex intendente del Biobío añade que «están cabreados de ver que el Estado se rinda ante grupos que se han declarado sus enemigos». «El Estado no puede rendirse frente a chantajes», enfatiza.

Cretton: «La familia Llaitul es una familia de delincuentes»

Sobre las segundas generaciones de los líderes de las orgánicas terroristas el ex convencional es tajante. «La familia Llaitul es una familia de delincuentes», asegura.

«Ernesto Llaitul, otro hijo de Héctor, detenido por un atentado incendiario y dos delitos de homicidio frustrado; Héctor Llaitul por robo de madera, usurpación y delitos contra la autoridad; y ahora Pelentaro por quema de tres camiones y maquinaria, porte de armas», explica.

«Hay que buscar a quienes cometen estos actos terroristas y lograr que la sociedad completa los sancione. Si uno destaca la violencia, surgen nuevos violentos», sostiene Giacaman.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta