Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 21 de febrero, 2019

UN Watch: «Bachelet debe ser clara en su condena a todos los delitos y abusos cometidos por el gobierno de Maduro»

Autor:

Javiera Barrueto

Hillel Neuer, director ejecutivo de la ONG -con sede en Ginebra- que tiene como misión fiscalizar el actuar de las Naciones Unidas, señala que la Alta Comisionada debería solicitar una sesión de emergencia al Consejo de Derechos Humanos para condenar al régimen chavista. Y emplaza a la ex Presidenta: «Necesitamos ver su liderazgo moral».

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

A dos cuadras de la sede de Naciones Unidas en Ginebra, y a pasos del Palacio Wilson, donde se ubica la oficina de la Alta Comisionada para los DD.HH., Michelle Bachelet, se encuentra UN Watch, la organización no gubernamental de derechos humanos cuyo mandato es supervisar la actuación de la ONU según el criterio de su propia carta. La ONG ha estado pendiente de la situación por la que atraviesan los venezolanos bajo el régimen de Nicolás Maduro.

En entrevista con El Líbero, desde Ginebra, el director ejecutivo de UN Watch y abogado Hillel Neuer analiza el rol de las Naciones Unidas en la actual crisis; cuestiona el actuar del secretario general del organismo, António Guterres, y demanda un rol más activo por parte de Bachelet.

De hecho, en agosto, un mes antes de que la ex Mandataria asumiera su cargo en la ONU, Neuer destacó sus «capacidades de negociación», pero advirtió: «Ella (Bachelet) tiene un historial controversial cuando se trata de su apoyo a gobiernos que han violado los derechos humanos como el de Cuba, Venezuela y Nicaragua”.

Sobre el proceso venezolano, Neuer asegura que los constantes llamados al diálogo por parte de Maduro han sido para «ganar tiempo». Y ante la propuesta del Presidente encargado, Juan Guaidó, de una amnistía para las FF.AA., señala que esto puede ayudar a iniciar la transición, pero advierte que «los líderes que cometieron y promovieron la comisión de delitos graves y abusos deben ser llevados ante la justicia».

-El Grupo de Lima, la Unión Europea y el Consejo Permanente de la OEA no reconocen como legítimo el nuevo periodo de Nicolás Maduro y la ONU declaró que “no pueden reconocer o desconocer gobiernos”. ¿Qué significa que se generen esas diferencias?

-La principal diferencia es que los grupos regionales como la UE, la OEA y el Grupo de Lima están compuestos principalmente por democracias. Por el contrario, en las Naciones Unidas, las no democracias constituyen aproximadamente el 55% de los miembros y, a menudo, dominan los órganos clave. Por ejemplo, Cuba, China, Eritrea y Arabia Saudita forman parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, mientras que los regímenes misóginos como Irán y Yemen forman parte de la comisión de derechos de la mujer de la ONU. Como resultado, la ONU a menudo no está dispuesta a unirse a la democracia cuando enfrenta la represión. A pesar de los esfuerzos repetidos durante varios años por parte de nuestra organización, UN Watch, no pudimos convencer a un solo país en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para solicitar una sesión urgente sobre los graves abusos de los derechos humanos en Venezuela. Solo necesitaban 16 países para convocar una sesión de este tipo y, sin embargo, nadie actuó.

Cuba, China, Eritrea y Arabia Saudita forman parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, mientras que los regímenes misóginos como Irán y Yemen forman parte de la comisión de derechos de la mujer de la ONU. Como resultado, la ONU a menudo no está dispuesta a unirse a la democracia cuando enfrenta la represión».

-China y Rusia participan en el Consejo de Seguridad de la ONU, esos países apoyan a Venezuela. ¿Eso hace más complejo que las Naciones Unidas condene el régimen de Maduro?

-Sí, China y Rusia son aliados del régimen de Maduro, y tienen poder de veto en el Consejo de Seguridad. Esto significa que sería virtualmente imposible que una resolución significativa emergiera de ese cuerpo. Sin embargo, hay muchos otros organismos de las Naciones Unidas que podrían hablar, como la Asamblea General de las Naciones Unidas y el Consejo de Derechos Humanos, donde no hay poder de veto, y otros organismos que podrían ofrecer ayuda humanitaria y contribuir así al bienestar del pueblo venezolano. Lamentablemente, estos organismos tampoco han cumplido con sus obligaciones básicas.

-¿El secretario general de la ONU, António Guterres, debió haber hecho alguna mención sobre la asunción de Nicolás Maduro como un líder facto?

Debería haber dicho algo justo después del proceso electoral, cuando quedó claro que lo que sucedió no fue una elección libre y justa. En un país que ya estaba asediado, una elección prácticamente sin oposición, donde los votantes fueron acosados y obligados a votar a cambio del acceso a la ayuda estatal, la última elección presidencial en Venezuela no fue legítima en absoluto.

(António Guterres) Debería haber dicho algo justo después del proceso electoral (de Venezuela), cuando quedó claro que lo que sucedió no fue una elección libre y justa».

-La oficina del Alto Comisionado para los Dderechos Humanos señaló que no están las condiciones en Venezuela para una visita de Michelle Bachelet. ¿Cuáles son las condiciones que se debe esperar?

-Presumiblemente, el Alto Comisionado está de acuerdo en que el régimen de Maduro intentaría evitar que se reuniera con los líderes de la oposición, las familias de los presos políticos y los activistas de derechos humanos, y que calificarían la visita como una legitimación del régimen por parte del Alto Comisionado. Notamos que el único experto en derechos humanos de la ONU hasta la fecha que se le permitió visitar Venezuela fue Alfred de Zayas en 2017, que fue una investigación completamente falsa por parte de un ideólogo chavista.

El régimen de Maduro ha abusado cínicamente de las llamadas conversaciones de ‘diálogo’ para ganar tiempo(…). No creo que el gobierno venezolano esté interesado en ningún diálogo que pueda hacer que pierdan parte de su poder o renuncien al gobierno».

-La Alta Comisionada y el secretario general de la ONU, António Guterres, se inclinaron por el diálogo. ¿El diálogo es posible en Venezuela?

-Lamentablemente, el régimen de Maduro ha abusado cínicamente de las llamadas conversaciones de «diálogo» para ganar tiempo. El régimen de Maduro ha demostrado una y otra vez que el diálogo y el debate no son la forma en que hacen las cosas. Han adoptado completamente el autoritarismo como una forma de gobernar, ya que ven a cualquier oposición como una traición. No creo que el gobierno venezolano esté interesado en ningún diálogo que pueda hacer que pierdan parte de su poder o renuncien al gobierno.

-En Venezuela ha habido más de 40 muertos y casi mil detenciones, ¿la oficina del Alto Comisionado para los derechos humanos debería tener un pronunciamiento más fuerte?

-Absolutamente, la jefa de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, debe ser clara en su condena a todos los delitos y abusos cometidos por el gobierno y sus fuerzas de seguridad y paramilitares. También debe pedir a los miembros del Consejo de Derechos Humanos que celebren una sesión de emergencia para condenar las violaciones perpetradas por el régimen y lanzar una Comisión de Investigación. Necesitamos ver su liderazgo moral. Lamentablemente, la posición del Consejo de Derechos Humanos respecto de Venezuela ha sido de indiferencia durante demasiado tiempo, y cuando finalmente reaccionaron se les ocurrió una resolución débil y nula que ni siquiera intentó hacer nada para ayudar. Bachelet debe exigir más del consejo.

«El nuevo gobierno democrático de Venezuela enfrentará un dilema entre los valores de paz y estabilidad, por una parte, y la justicia, por otra»

-La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó una amnistía para los militares y civiles que ayuden a la restitución de la democracia en Venezuela. ¿Es una iniciativa positiva para restablecer el orden en Venezuela? ¿O podría transformarse en un escape para los violadores de derechos humanos?

-El nuevo gobierno democrático de Venezuela enfrentará un dilema entre los valores de paz y estabilidad, por una parte, y la justicia, por otra. Ambos tienen fuertes argumentos basados en los derechos humanos, incluido el derecho a la vida. Como ONG de derechos humanos, hemos visto en casos de todo el mundo que la justicia de transición ayuda a curar las heridas del país y envía un mensaje cuando se trata del terrorismo de Estado y las violaciones de los derechos humanos. Al mismo tiempo, la amnistía parcial puede ayudar a iniciar la transición. Sin embargo, siempre lo hace al mismo tiempo que socava la responsabilidad, que es clave para que el país aprenda las lecciones de una dictadura y fortalezca el compromiso del pueblo con la democracia. En cualquier caso, los líderes que cometieron y promovieron la comisión de delitos graves y abusos deben ser llevados ante la justicia. El pueblo de Venezuela merece justicia por los crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen de Maduro, y no deben renunciar a ese derecho.

-El Parlamento Europeo (y la mayoría de las democracias del mundo) ha reconocido a Juan Guaidó como Presidente interino legítimo de Venezuela. ¿Cómo lo evalúa?

-Esta es una medida positiva para seguir presionando al régimen y ayudar a apoyar una clara oportunidad de cambio en el país. Hemos visto que lo que comenzó con el apoyo popular e internacional está llegando lentamente a algunos rangos de las fuerzas de seguridad y militares, y los mensajes provenientes del exterior pueden hacer mucho para mantener viva esa esperanza. Basado también en el hecho de que la proclamación de Guaidó se realizó en base a procedimientos constitucionales, todos deberían dar la bienvenida al nuevo Presidente y presionar para que adquiera el control efectivo del gobierno.

La amnistía parcial puede ayudar a iniciar la transición (…). En cualquier caso, los líderes que cometieron y promovieron la comisión de delitos graves y abusos deben ser llevados ante la justicia».

-Una de las medidas que anunció Guaidó fue la toma de control de fondos de Venezuela en el exterior. ¿Qué le parece esa acción?

Los fondos gubernamentales deben ser manejados por el gobierno legítimo, especialmente cuando el régimen ilegítimo actual ha sido abrumadoramente corrupto. El Presidente Guaidó debe dar un ejemplo de responsabilidad y transparencia, y debe hacer todo lo que esté a su alcance para evitar que más fondos estatales ingresen en los bolsillos de los delincuentes y para utilizarlos a favor del pueblo venezolano.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: