Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 18 de junio, 2019

“Sería suicida acudir a Bachelet”: el análisis de Pepe Auth sobre la oposición post encuesta CEP

Autor:

Javiera Barrueto

El diputado y experto electoral desmenuza el sondeo del Centro de Estudios Públicos. Señala que “las figuras de oposición tienen más rechazo porque la coalición que representan no existe”. Aborda la baja que sufrió el ex canciller Heraldo Muñoz, “si quiere tener alguna opción presidencial tiene que abandonar la mochila de ser presidente de partido”. Y ante la figura de la ex Mandataria sostiene: “La cuestión no está en el mesías, sino en la necesidad de regenerar una propuesta y un liderazgo competitivo”.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El jueves -luego de que se revelaran los resultados de la encuesta CEP- fue el momento en que el diputado y experto electoral, Pepe Auth, sacó lápiz y papel para analizar los números que arrojó el sondeo. Ya el domingo, con los datos desagregados en la mano, cruzó las cifras del conocimiento que tienen las figuras públicas y la evaluación que recibieron.

Desde allí, desmenuza el estudio de opinión pública que aún es materia de estudio entre los políticos y los expertos. Sobre las “malas noticias” que recibieron los dirigentes de la oposición, señala: “El gobierno está en la lona, pero la oposición ni siquiera se ha subido al ring. Están todos debajo, sin ninguna condición de liderar ninguna alternativa”. Plantea que para el sector la única alternativa que les queda es realizar una primaria “legal y amplia”. Además, apunta que el posicionamiento de la ex Presidenta Michelle Bachelet no está “tapando a nadie”, y que aparezca bien evaluada no puede transformarse en una “excusa” para la falta de nuevos líderes en la oposición.

-En la encuesta se ven figuras como Ricardo Lagos Weber, José Miguel Insulza y Alejandro Guillier que tienen cerca del 80% de conocimiento, sin embargo, ese escenario no les favorece en la aprobación. ¿Cómo se podría explicar esta diferencia?

-El rol opositor es muy poco popular y, en general, las figuras opositoras tienen más rechazo porque el rol de oponerse no es popular. Segundo, la coalición que representan no existe, está debajo del ring si se quiere. El gobierno está en la lona, pero la oposición ni siquiera se ha subido al ring. Están todos debajo, sin ninguna condición de liderar ninguna alternativa. Pero no me angustia porque no era tan distinto en los periodos anteriores con las oposiciones. El deterioro de los gobiernos no es capitalizado inmediatamente por las oposiciones, sino que es cuando la gente comienza a preguntarse si quiere continuidad de los que están gobernando o si quiere cambio. Y eso todavía no ha ocurrido.

-Usted dice que la coalición que los representa no existe, pero los dirigentes que tienen alto grado de conocimiento tienen una vasta trayectoria.

-Es muy difícil independizarse del contexto, todas las figuras son en su contexto. No tienen suficiente brillo individual ni protagonismo para distinguirse del resto, como podría tenerlo Lavín en su coalición. Ninguno de ellos está todo el día en matinales o con iniciativas, aparecen en el contexto de coaliciones que se pronuncian. No tienen una insistencia diferenciada del proyecto que representan.

Las elecciones de alcalde y de gobernador regional han sido siempre una especie de plebiscito del gobierno de turno”.

-¿Estos resultados muestran que la oposición tiene que rearmarse ideológicamente? ¿Esperar una candidatura presidencial más para el largo plazo?

En política el presente manda y el futuro inmediato. De partida no están en edades a sentarse a esperar futuros que vengan. El futuro en política se construye en el presente y no me cabe ninguna duda que va a haber una competencia estrecha por quién gobierna el próximo periodo. La gente al final vota no por un carisma personal ni por la buena onda de un candidato u otro, sino por quiénes están detrás, qué proyecto representan, si la propuesta efectivamente sintoniza con sus aspiraciones e identifica bien sus problemas. Michelle Bachelet tenía, seis meses antes de la elección, 75% de respaldo y sacó solo el 46% de los votos en la primera vuelta. No hay una correlación directa entre una cosa y otra.

-¿Hasta qué punto la centroizquierda tiene tiempo para posicionar sus liderazgos? La encuesta CEP arrojó que era el sector más desfavorecido.

Las elecciones de alcalde y de gobernador regional han sido siempre una especie de plebiscito del gobierno de turno. Y el gobierno de turno tiene una evaluación minoritaria: uno de cada cuatro electores apoya al gobierno y dos de cada cuatro lo rechaza. Es muy difícil que tú ganes un plebiscito si tienes el doble de rechazo que de aceptación. Si se mantuvieran esas cifras al gobierno le va a costar muchísimo ganar las elecciones de alcalde y de gobernadores regionales, salvo que se consolide la dispersión en la oposición y que no sea capaz de concordar o elegir en primarias a candidatos que representen a toda la oposición en las alcaldías y en las regiones.

-La ex Presidenta Michelle Bachelet aún aparece como el liderazgo mejor posicionado en el sector. ¿El que se mantenga en la parte alta de la tabla inhibe que surjan nuevas figuras?

-No, porque no está apareciendo como candidata presidencial, simplemente como una persona con un buen nivel de valoración. Y no está tapando a nadie. Eso sí ocurrió después del primer gobierno, en el sentido de que la gente no veía otro candidato presidencial que Michelle Bachelet. Hoy día no está proyectada como figura presidenciable porque la gran mayoría de los chilenos sabe que no va a estar en esa carrera. Que se le valore bien no puede ser obstáculo ni puede ser excusa para la falta de emergencia de nuevos liderazgos. Lo que sí dice la encuesta es que la opción que tiene la centroizquierda está menos en las personas que en lo que representa. Desde ese punto de vista, está mucho más abierta a la emergencia de otros liderazgos que compitiendo ganen una primaria de la centroizqueirda y la representen en la primera vuelta en la próxima elección presidencial.

Heraldo es una figura que estaba y está por verse, porque a pesar de haber sido subsecretario y ministro de Relaciones Exteriores es un personaje poco conocido por la ciudadanía”.

-¿Y la ex Nueva Mayoría no podría caer en la tentación de acudir nuevamente al liderazgo de Michelle Bachelet?

No, porque sería suicida. Todos acudieron a Michelle Bachelet porque era la alternativa para ganar, pero nadie va a acudir a Michelle Bachelet como alternativa para perder y menos ella misma, no se va a exponer. Ella volvió porque tenía la elección garantizada y era muy difícil decir que no cuando el pueblo te estaba diciendo que quería que fuera la próxima Presidenta de Chile. No es eso lo que está ocurriendo hoy día. No preveo que vaya a ocurrir. No veo ninguna posibilidad en el horizonte de que las cosas se planteen desde el punto de vista de que las fuerzas políticas demanden la solución donde no está, que es un liderazgo salvador. Primero porque ya no es salvador. Y segundo, porque la cuestión no está en el mesías, sino más bien en la necesidad de regenerar una propuesta y un liderazgo competitivo.

-Los presidentes de partido aparecen con baja aprobación, lo cual está dentro del escenario que revelan los sondeos, pero Heraldo Muñoz descendió 12 puntos. ¿Pierde su «aura» de canciller?

-Heraldo es una figura que estaba y está por verse, porque a pesar de haber sido subsecretario y ministro de Relaciones Exteriores es un personaje poco conocido por la ciudadanía. Él tenía el escenario abierto para configurar un personaje político atractivo. Lo que muestra la encuesta es que, en la medida en que su rol de presidente de partido empieza a dominar por sobre su figura en materia internacional, empieza a correr la misma suerte que todos los presidentes de partido, que se mueven entre 7% y 4% de valoración positiva real de los encuestados. Y Heraldo es el presidente de partido mejor valorado, pero está apenas sobre 10% de los encuestados, comparado con Lagos Weber que está sobre 20% o Guillier. Es una distancia grande, pero todavía puede mostrarse de la manera que él decida frente a la opinión pública. Evidente que mostrándose como presidente de partido… es un rol que representa una mochila para quien quiera proyectarse como candidato presidencial. No sé cuándo va a abandonar esa mochila Heraldo Muñoz. Si quiere tener alguna opción tiene que abandonar esa mochila.

La cuestión no está en el mesías, sino más bien en la necesidad de regenerar una propuesta y un liderazgo competitivo”.

-¿Y cómo se puede abandonar esa mochila? A medida que pasen los meses se le va a ir asociando aún más al PPD.

-Hay maneras y maneras de ejercer el cargo de presidente, pero esto se va a desencadenar después de la municipal. La manera en que ingresen a participar, yo diría en enero del 2021, va a determinar su posición final en la carrera presidencial. En particular en la centroizquierda porque es inimaginable que ocurra lo que pasó con Guillier, el despropósito de clausurar una posibilidad de primaria. Hoy día no hay ninguna posibilidad de una candidatura razonable que no surja de una primaria legal, amplia, muy participativa, que incluya a la DC, socialista, hasta donde sea posible. Me imagino que el Frente Amplio va a tener su propia candidatura definida desde el inicio, pero por lo menos la centroizquierda va a tener que organizar un proceso muy participativo y masivo.

Lo que dice la encuesta es que la opción que tiene la centroizquierda está menos en las personas que en lo que representa”.

-La ministra de Educación, Marcela Cubillos, es de los políticos mejor evaluados. Considerando que los titulares de esa cartera tienen una baja aprobación. ¿Cómo se explican esos números? 

A mí no me conmueve para nada porque es sobre la base de un nivel de conocimiento muy bajo. Aparece como una figura bien valorada del gobierno, donde por supuesto el mejor valorado sigue siendo Sebastián Piñera, y después aparece Marcela y más abajo Felipe Larraín. Desde ese punto de vista le va bien, pero en un contexto donde la valoración de los ministros es muy baja. Pero Felipe Kast, Manuel José Ossandón, Sebastián Piñera, Kathy Barriga, Evelyn Matthei están por encima. No veo la emergencia de una candidata potencial.

Me llama la atención que de 28 liderazgos medidos por la CEP haya solo un DC. Me parece un despropósito si es que se quiere ser representativo de la política. Y luego, mide justamente al presidente de partido que, creo que es más personal, más de su estilo que de su posición política”.

-Incluso Cubillos se posiciona más arriba que Andrés Allamand, quien hace unos días manifestó su disposición presidencial. ¿Le parece remontable la posición del senador o aparece muy superado por Joaquín Lavín?

Va a ser difícil para RN competir en esa primaria, pero no descarto porque al final de cuentas la gente no vota solo por un carisma individual, sino por una consistencia política. O si no, habría ganado lejos Alejandro Guillier la elección pasada, tenía números superiores a los de Lavín en esta fecha. Y Piñera le ganó la elección bastante cómodamente, porque una cosa es la valoración positiva y otra es cuando empiezas a proyectar primero tu capacidad de gobernar. Segundo, si tu programa sintoniza con el electorado. Tercero, si representas lo que se necesita en ese minuto. Piñera ganó porque representó mucho mejor que Guillier la posibilidad de recuperar el crecimiento, el empleo y de combatir la inseguridad ciudadana.

-Dentro de los mejores evaluados aparecen los alcaldes: Joaquín Lavín, Evelyn Matthei, Jorge Sharp y Daniel Jadue. ¿Ese es el tipo de liderazgos que la gente está buscando?

-Ellos tienen una plataforma mucho más atractiva que estar en el Parlamento. Joaquín Lavín hace mucho rato que emergió desde lo municipal y no desde el gobierno, ni menos desde el Parlamento. Hace rato que no surgen candidatos presidenciales con posibilidades desde el Parlamento. Guillier fue el último, pero surgió más bien desde su posición de comunicador social en la televisión. Los roles ejecutivos permiten proyectar mucho más o estar en un eje donde la valoración positiva es siempre mayor que la negativa, porque te metes menos en los conflictos políticos, ideológicos y más en el desarrollo de iniciativas concretas que van en el beneficio de la gente.

Va a ser difícil para RN competir en esa primaria, pero no descarto porque al final de cuentas la gente no vota solo por un carisma individual, sino por una consistencia política”.

-Fuad Chahin también aparece con una baja aprobación. ¿Por qué se genera ese resultado si la DC ha apostado por un camino diálogo entre la oposición y el gobierno?

-Me llama la atención que de 28 liderazgos medidos por la CEP haya solo un DC. Me parece un despropósito si es que se quiere ser representativo de la política. Y luego, mide justamente al presidente de partido que, creo que es más personal, más de su estilo que de su posición política. No creo que en la evaluación de Chahin esté valorada la mejor disposición de la DC respecto del resto de la oposición a dialogar. Así, como no creo que el último lugar que tiene Quintana tenga que ver con la posición del PPD, sino más bien con la valoración personal de su rol y de la manera de intervenir en la política. No sé qué habría pasado si hubieran medido a Huenchumilla, Rincón, Goic. Tengo la impresión que sus cifras estarían de la mitad de la tabla hacia arriba.

-Las encuestas Cadem y Criteria han posicionado durante los últimos meses a la DC, en cambio en la CEP Fuad Chahin aparece muy por debajo. ¿Entonces la gente no lo relaciona con el partido?

Primero la gente no lo conoce, el 72,9% de la gente no lo conoce o no sabe o no responde. La encuesta la está respondiendo solo el 17,1% de los encuestados. Entonces los números son muy pequeños. Tomando en cuenta eso, tiene 4,2% de valoración positiva y 10,6% de valoración negativa. Pero Álvaro Elizalde anda por ahí no más, tiene 4,9% positiva y 9,1% de negativo. Y Guillermo Teillier tiene 5,3% positivo y 15,6% de negativo. No creo que por el escaso número que está opinando, uno pudiera sacar conclusiones del castigo a la Democracia Cristiana.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: