El lunes 26 de diciembre, en una entrevista con Radio Universo, la nueva directora del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), Natalia Riffo, dio la noticia.

Al ser consultada sobre cómo el gobierno se hará cargo de la promesa realizada en campaña por el Presidente Gabriel Boric de evaluar la legalización del consumo recreacional de la marihuana para mayores de edad y despenalizar el autocultivo, Riffo señaló que a contar de enero comenzarán a trabajar en la elaboración de una nueva estrategia nacional en materia de drogas que considera discutir la legalización de la cannabis.

«(Lo de la marihuana) es un tema que por cierto hay que revisarlo, está en el programa de gobierno, nosotros tenemos una oportunidad hoy como país de comenzar una conversación frente a estos temas (…). Tenemos que mirar esto a partir de una estrategia nacional de prevención del consumo problemático de alcohol y otras drogas que comenzaremos a realizar el 2023”, sostuvo la ex ministra del Deporte del gobierno de Michelle Bachelet.

“Vamos a partir en enero ya con los equipos diseñando esta metodología para comenzar estas conversaciones, esta estrategia, donde tenemos que idealmente en un año y medio, dos años, hacer una política nacional de prevención del consumo abusivo de alcohol y drogas y es una gran tarea, y es una tarea que hay que tomársela con urgencia pero también dando esos espacios para poder conversar y reflexionar en torno a este tema», agregó.

La primera alarma: existe una estrategia 2021-2030 hecha por Senda y expertos transversales

Pero la idea planteada por Riffo, que fue oficializada en el cargo el 5 de diciembre pasado, encendió varias alarmas en sectores médicos y expertos que se dedican desde hace años a los temas de prevención de drogas.

La primera alarma fue por la pertinencia de elaborar un nuevo plan de este tipo, pues recién en febrero de 2021 el Senda lanzó la Estrategia Nacional de Drogas 2021-2030 (ver aquí), que está vigente y fue elaborada en el gobierno del Presidente Sebastián Piñera tomando en cuenta las opiniones de profesionales, médicos, sociedades científicas y ex autoridades del organismo, para darle una transversalidad tanto técnica como política.

Ex director de Senda, Carlos Charme: “Con este anuncio están destruyendo la institucionalidad”

El encargado de liderar esa estrategia fue el entonces director del Senda, el abogado Carlos Charme, quien llegó a hacerse cargo de la institución en octubre de 2018, tras ganar un concurso de Alta Dirección Pública, y fue sacado por la administración Boric en abril de este año.

De hecho, en el comunicado de Senda en que se anuncia su salida del servicio, se destaca como uno de los grandes hitos de su gestión la “creación y puesta en marcha de la Estrategia Nacional de Drogas 2021-2030”.

Al ser consultado por El Líbero por el anuncio de Riffo de crear una nueva estrategia para abordar la prevención de drogas, Charme señala que “es muy duro lo que ella dice. La ley le impone a Senda hacer una estrategia e históricamente ha sido así. Hubo una estrategia 2008-2019 y jamás se nos pasó por la cabeza botarla a la basura y hacer una nueva. Esperamos que se terminara y empezamos a trabajar en otra”.

Carlos Charme

“Nuestra estrategia se basaba en la misma lógica de la anterior, algo que durara 10 años, que fuera robusta, con visión de Estado, con participación de expertos transversales, que trascendiera. Que si llegaba un nuevo gobierno se enmarcara dentro de esa estrategia, que modificara algunas cosas si le parecía, pero no que creara una nueva. Lo que están haciendo ahora con este anuncio es destruir la institucionalidad (…). Lo que hicimos fue muy transversal. Cuando publicamos la estrategia, nadie salió a criticarla, todos destacaron la mirada de prevención que tenía”, agrega.

El Consejo Consultivo transversal creado para acompañar la implementación de la estrategia

Para asegurar que la estrategia 2021-2030 trascendiera a los gobiernos de turno, Charme creó un Consejo Consultivo de 12 expertos en materias de prevención de drogas y alcohol.

Estaba compuesto por Humberto Soriano (presidente de la Sociedad Médica para la Prevención), Cristóbal Lira (alcalde de Lo Barnechea y ex subsecretario de Prevención del Delito), Anneliese Dörr (académica y directora del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Universidad de Chile), Paula Margozzini (académica y epidemióloga de la Pontificia Universidad Católica), Pablo Valderrama (ex director ejecutivo de Idea País), Carlos Vöhringer (director del área de asesorías y servicios clínicos en Fundación Paréntesis), Luis Toledo (director de la Unidad de Tráfico de Drogas del Ministerio Público), María Teresa Chadwick (ex directora de Senda), Mariano Montenegro (ex Director de Senda), Marcelo Sánchez (gerente general Fundación San Carlos de Maipo), Gabriel Rada (presidente de la Fundación Epistemonikos Chile), y Adriana Gutiérrez (presidenta de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia y académica y directora del Programa de Psiquiatría Infantil de la Universidad de Santiago).

“Cuando hicimos la estrategia creamos este Consejo Consultivo para generar algo transversal desde el punto de vista científico, desde el punto de vista académico y político. El rol de este consejo era acompañar la implementación de la estrategia. Funcionaba una vez al mes, con secretario ejecutivo, con acta, con presentaciones, evaluaciones… toda esa transversalidad y visión de Estado la borraron de un paraguazo por razones ideológicas. Esto es desconocer toda la tradición de Senda, lo están ideologizando”, cuenta Charme.

La segunda alarma: abrir la puerta a la marihuana

La otra alarma que sonó en sectores médicos y expertos se activó cuando Riffo insinuó en la entrevista que la nueva estrategia que elaborarán contemplará la discusión de legalizar la marihuana.

Riffo sostuvo que este debate se debe abrir y debe estar presente la comunidad científica, el mundo académico y la sociedad civil.

“En la opinión pública se pueden dar estos debates, es legítimo, está súper bien, pero se debe considerar que acá están involucrados los menores de edad. El debate tiene que estar circunscrito a esa protección que hay que darle a los menores, porque ellos consumen el doble de marihuana que los adultos, en cocaína consumen el triple, en éxtasis consumen seis veces más. El consumo en Chile está concentrado en los menores, entonces cuando uno habla de legalizar, es muy complicado. Si legalizas para los adultos, ¿dónde se van a concentrar los narcotraficantes? En los menores. No tiene ni un sentido hacer esto. Es sólo por razones ideológicas para tratar de ajustar su programa de gobierno. Pero en materia de salud, la ideología no le puede ganar a la protección de nuestros niños, niñas y adolescentes”, señala Charme

Encuentro muy grave que sea el mismo Senda, quien tiene a cargo las políticas de prevención, el que ponga este tema sobre el tapete. A lo menos lo que podemos exigir los papás, los técnicos, los médicos y los profesionales que nos dedicamos a esto es que todo lo que se proponga esté basado en la evidencia. Porque si es basado en la evidencia, la evidencia dice que los efectos negativos de la legalización en algunos países o estados han sido mucho mayores que los beneficios. He recibido muchos mensajes del mundo médico y experto que están espantados con esto que está pasando. Una gran doctora me dijo que esto significaba dar 10 pasos para atrás como país”, relata el ex director del Senda.

Actual subsecretario de Salud se opuso al uso medicinal de la marihuana y reconoció efectos negativos en uso recreacional

En marzo de 2019, mediante un comunicado, el Colegio Médico (Colmed) se pronunció respecto al proyecto que se tramitaba en el Congreso para permitir que la receta médica autorice la plantación, cultivo y cosecha de plantas de marihuana.

“La planta completa de la cannabis no tiene fines terapéuticos y su uso en forma de combustión o de aceites preparados artesanalmente, no se ajusta al estándar científico ni ético de la práctica de la medicina en el Siglo XXI, por lo que no estamos dispuestos a validar su uso en base a supuestos que no han sido probados”, señaló el en ese entonces Secretario Técnico del Dpto. de Políticas de Salud del Colegio Médico, Cristóbal Cuadrado, quien hoy es subsecretario de Salud.

En junio de 2019, en otro documento firmado por el actual subsecretario Cuadrado, el Colegio Médico se refiere a los daños que causa el consumo de marihuana de forma recreacional y médica.

“Las investigaciones científicas de las últimas décadas han demostrado el impacto negativo del consumo de cannabis en distintas áreas de la vida de las personas. Si bien la mayoría de estos daños han sido estudiados en el uso recreacional, el uso medicinal no está exento de estos efectos. Más aún, los fármacos con componentes conocidos de cannabis tampoco están exentos de efectos colaterales y adversos”, señala el documento en su página 12.

Entre los daños, el Colmed se refiere a la adicción y señala que “existe evidencia que sugiere que el uso de marihuana precede el uso de otras sustancias lícitas e ilícitas, y el desarrollo de una adicción a otras sustancias”.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta